Día 6: Lactancia materna y deporte

Cuando estaba embarazada de M. siempre pensé en darle el pecho. Aunque debo decir que muchos de los mitos que corren de boca en boca me tenían asustada. El que más miedo me daba era: A veces la leche no hace subida” Así que cuando me preguntaban si le daría el pecho yo siempre contestaba, “No lo sé, ya veremos qué pasa cuando llegue el momento”. Y no le daba más vueltas, para no presionarme.

M. finalmente nació por cesárea. Y os podéis imaginar lo primero que se me pasó por la cabeza cuando me lo dijeron: “¡Ya está! Si es una cesárea ¡Adiós a la lactancia materna! ¡La leche no va a subir!” Pero por suerte y porque tengo un súper papá al lado, me relajé y en cuanto me la dejaron encima del pecho, sin pensarlo y con la ayuda del Sr. Daad, la peque se cogió perfectamente. Entonces supe que la lactancia duraría el tiempo que las dos estuviésemos de acuerdo. Que no era una decisión que tomaría yo sola. Así que, pasito a pasito, ya hace 13 meses y ¡seguimos tan a gusto!

Y ahora me preguntan: ¿Qué pasa con la lactancia materna si estás haciendo deporte y dieta?

Pues no pasa nada. La lactancia materna y el deporte son totalmente compatibles. Es más, practicar ejercicio aporta un montón de beneficios a la madre. Por ejemplo:

  • Ayuda a perder la grasa acumulada durante el embarazo
  • Aumenta la flexibilidad y fuerza. Recuperando así el tono muscular perdido durante los últimos meses.
  • Estimula el sistema inmunitario.
  • Reduce el estrés y la ansiedad
  • Aumenta la autoestima y te hace volver a estar activa.
  • Mejora cardiovascular y de calcificación de huesos.

Para las madres que ya estaban entrenadas, practicar deporte, no tiene ninguna repercusión en la producción de leche. Sí, es cierto, que el deporte muy intenso en mamás que no han entrenado nunca puede producir cambios en su composición, aumento del ácido lácteo y descenso del azúcar natural de la leche. Así que si no eres una profesional del deporte no vayas a correr 25 km en 30 minutos. Aunque evidentemente en el kilómetro 5 en ese mismo tiempo, las mamás que nos iniciamos en la vida deportiva, ya nos habríamos parado a tomar un poco de aire.

Para madres que están en el puerperio inmediato no se recomiendan deportes de alto impacto, como el CrossFit, Tenis, Correr, Béisbol, Fútbol, Baloncesto. Es mejor esperar hasta los 9 meses para no debilitar el suelo pélvico. Durante esa etapa es mejor practicar ejercicios como la natación, el yoga, pilates y las caminatas. Y no olvidar los ejercicios de Kegel.

Aunque os sintáis súper activas y con ganas de quemar todas las calorías del embarazo, es mejor que esperéis. Podéis evitar muchos problemas y es mejor ir pasito a pasito. Os lo dice Mrs. Ansiosa. ¡Hay que esperar!

En cuanto a la dieta, siempre que sea una dieta equilibrada y si puede ser hecha a medida mucho mejor. Las dietas milagrosas no existen, no son buenas y mucho menos durante el embarazo o la lactancia.

Así que si acabáis de tener un peque:

¡Slow, mami, slow! Y sigue nuestro blog para almacenar consejos y ponerlos en práctica cuando llegue su momento.

Fuente: Comité de lactancia de la Asociación Española de Pediatría y e-lactancia.org 

También te puede interesar

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *