Me encanta salir a correr con Spotify pero ¿se puede mejorar?

Todo runner utiliza la música en algún momento para activarse o disfrutar del entrenamiento.

Antes de nacer M., en ocasiones, también salía a correr con música. No siempre porque escuchar mi propio cuerpo me ayudaba a concentrarme, a saber si la respiración era correcta o si las pisadas seguían el mismo ritmo o cambiaban. Llamadme friky. Igual que la música me despierta el ánimo, escuchar el entorno me hace saber dónde estoy, sin aislarme.

Ahora que M. me acompaña no llevo nunca los auriculares porque, evidentemente, no quiero aislarme de ella. Algo he leído sobre altavoces y la verdad, no me convence. No quiero ir dejando un rastro de mis gustos musicales por la calle. Quizá algún día me llevé el móvil para probar con auriculares en el momento en que ella esté dormida y así os puedo contar si merece la pena o no.

Pero volviendo al momento en que sí escuchaba música, recuerdo que solía salir con mi pequeño mp3, por suerte no me pilló el momento runner cuando sólo existía el walkman o el discman. Recuerdo que llenaba de música mi mini aparatejo, lo colocaba en el bolsillo pequeño del pantalón y a correr por el mundo. Más tarde llegó el Ipod y ahí me atrapó la pereza. Tenía que utilizar el Itunes (nunca fui demasiado buena para esto) y era tan grande que transportarlo junto al móvil se convertía en un suplicio. Así que abandoné un poco los momentos musicales mientras practicaba deporte.

Pero, un día, apareció Spotify llenando mi vida de alegrías (y os prometo que este post no está pagado por Sotify). De repente podía tener toda la música que Capturanecesitase (también la utilizaba para dar clase) en mi móvil. Nada más y nada menos. ¿No es genial? No tenía que sentarme horas a introducir música en un dispositivo, podía elegir la música en el momento en el que la estaba escuchando, no tenía que repetir la misma lista siempre y además me ayudaba a descubrir nuevos grupos. ¡Toma ya!

Pero… Como siempre hay un GRAN PERO y en este caso es el epicentro del post… Srs de Spotify tengo que comentarles un pequeño tema que no me ayuda demasiado a sentirme cómoda mientras estoy escuchando mi música y reconozco que en ocasiones me ha llevado a cambiar la plataforma o a no utilizarlo durante muchos meses.

Los anuncios

Estoy totalmente a favor de los anuncios ¡Faltaría más! Escuchamos la música gratis, encima no nos vamos a quejar por eso. El problema es el tipo de anuncios. 

Seguro que alguna vez os habéis encontrado en una situación parecida a la que he vivido esta mañana y que os quiero compartir:

Hoy me he despertado con ganas de saxofón y jazz, he seleccionado unas canciones de Stan Getz y le he dado al play. Mientras su música iba ganando terreno en nuestro salón, M. y yo dibujábamos en su libreta de perritos (imaginadlo todo a cámara lenta y con un filtro medio borroso) Hasta que de pronto una música infernal ha empezado a sonar a un volumen desproporcionado y con una voz por encima que decía algo así como: «La mejor música del 2015, reggaeton del año…bla, bla, bla»(era algo así, porque con el susto no he podido archivar todas las palabras). M. ha mirado hacia el aparato de música con los ojos así: ojos

 

Y yo he saltado por encima suyo para bajar el volumen y hacer desaparecer a un segundo plano el mensaje. ¿Por qué si jamás pongo reggeaton me sugiere que escuche ese nuevo disco o lo que sea? Un día durmiendo a la pequeña también me pasó y estábamos escuchando nanas. Pobrecita, sólo tenía 2 meses.

¿Por qué se sube tanto el volumen cuando aparecen los anuncios? Si estás en casa ¡te llevas el susto de tu vida! y si llevas los auriculares ¡te quedas sordo!

Expuesto el problema ¿cuál es la solución? Pues se me ha ocurrido que tal vez exista alguna manera de agrupar los anuncios por grupos musicales. Utilizar las listas que nosotros creamos para generar algún tipo de «agrupador» Por ejemplo, si estoy escuchando jazz, que todos los anuncios sean de artistas de este estilo musical o parecido. Si te gusta la música española, pues introducir anuncios de grupos nuevos con ese estilo musical. Y así con todos.

No sé si esto será posible, yo lo planteo porque creo que es una opción con la que ganamos todos. Los grupos se benefician porque consiguen oyentes que antes no les conocían y es posible que acudan a sus conciertos o compren sus canciones. Los que estamos al otro lado hacemos descubrimientos nuevos y eso siempre es maravilloso porque no tienes que estar horas sentado delante del ordenador para encontrar nuevos horizontes musicales. Y Spotify seguirá haciendo anuncios de todo tipo y se sentirá apoyado por todos sus usuarios.

Creo que no soy la única persona que piensa que «¡por mucho que me metan anuncios de reggaeton (o cualquier otro estilo musical que no sea de mi agrado)  si no me gusta ¡no lo voy a escuchar de ninguna manera!»

¿Sería una buena medida, no creéis?

Music, family, music!

 

También te puede interesar

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *