¡Ir en bici con bebés es posible!

¿Quién ha dicho que tener un bebé y pasear en bici es incompatible? ¡Para nada!

Los bebés pueden ir en una silla adaptada para ellos desde los 9 meses. Quizá podríais llevarlo un poco antes (8 meses) pero yo prefiero esperar a que realmente tengan una buena estabilidad.12021816_10206608497903653_158906233_n copia

Pero esta no es la única condición que yo os recomendaría si vais a salir a pasear con el peque por primera vez. Yo os recomiendo que:

  • Probéis a pasear con la bici con un peso parecido al de vuestro peque, de esta manera controlaréis vuestro equilibrio y se os quitaran los miedos…si es que los teníais.
  • No circuléis por vías muy transitadas. Es peligroso ir por carretera con bebés y más si es la primera vez. Lo mejor es que paseéis por lugares tranquilos.
  • Instaléis un pequeño espejo retrovisor, que tenga suficiente ángulo como para ver (aunque sea un poco) al peque.
  • Vayáis haciendo alguna parada para ver cómo se encuentra. Cuando son muy pequeñitos se suelen dormir. Fijaos bien, porque si se duerme es probable que se le caiga la cabeza hacia delante.

Además de las recomendaciones para vuestra primera salida, es importante que sigáis algunos pasos para que el bebé viaje siempre seguro:12042156_10206608497863652_1334112820_n copia

  • Siempre debéis llevar un casco de protección, sobretodo el bebé. A veces cuesta un poco que se lo pongan, pero para eso que mejor que tu ejemplo. Si tú también lo usas, evidentemente, querrá imitarte. (Que conste que esta foto era puro «postureo» :), que nosotros llevamos casco)
  • No todas las sillas para bebés son adaptables a todas las bicis, para ello lo mejor es acudir a un centro donde os puedan asesorar bien. Podéis ir a tiendas de puericultura o de deporte y preguntar por los modelos que tengan. Hay tres modelos diferentes: Las que se colocan detrás, las que se fijan en la barra central o las que van en el manillar.
  • Las sillas deben llevar: Arnés para atar al bebé, reposapiés y protección lateral en las piernas.

Nosotros hace una semana que hemos recibido la silla de bici Ride Along de Thule. Antes llevábamos a M. con una silla sencilla del Decathlon y tengo que decir que hemos notado muchísimo el cambio y ella… ¡muchísimo más! 12032525_10206608498103658_1912775141_n copia

Hace una semana M. ayudó a su papá a colocarla en la bici. Es muy fácil de colocar y además tiene un seguro para que nadie pueda sacarla sin la llave.

Tengo unas ganas enormes de hacer un análisis súper exhaustivo, ya sabéis mi debilidad por describirlo todo con peros, señales, pros y contras.  Lo primero que os puedo contar son los detalles más llamativos:

1. El arnés tiene un ajuste estupendo y la sujeta muy bien. Gracias a su acolchado evitas cualquier tipo de roce con la piel. Se ajusta muy fácilmente y subirla y ponérselo es ¡pan comido!

2. ¡¡¡¡¡¡Es reclinable!!!!!! Y os lo digo así de contenta porque M. siempre se hecha alguna siestecita y en la otra silla teníamos que parar, dejarla dormir y reiniciar la marcha. Ahora podemos ir tranquilos, si se duerme, la reclinamos y vamos despacito. 12030675_10206608497743649_1733959183_n copia

3. El reposapiés se ajusta con una mano. Es muy fácil…cosa que a veces no pasa con otros. 12028992_10206608497783650_352980865_n copia

De momento hemos podido ver estos datos en los paseos a la guardería. A ver si podemos organizar una salida un poco más larga en breve y os cuento  más detalles. Y además os hago una pequeña comparativa con la que teníamos antes, que así seguro que veis que la silla RideAlong de Thule tiene un montón de ventajas.

¡A pedalear familia!

También te puede interesar

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *