Grandes cambios ¡Nuevo nombre! ¡Nuevo objetivo!

¡Que ganas tenía de informaros sobre estos cambios tan importantes para mí (y para vosotros también!

Hace un mes que lo sé pero no podía decir nada hasta que estuviera todo atado. Pero ¡ya ha llegado el día!

‘¡RUN, MAMI,RUN!’ SE CONVIERTE EN ‘EL LABORATORIO DE MAMÁ’

Ya sabéis que hace unos meses hice dos entradas en forma de comparativa. Una fue la de los cochecitos para ir a correr  y otra sobre cómo diferenciar una ergobaby falsa de una auténtica.Pues bien, gracias a estas comparativas una empresa de puericultura que tiene muchíiiiisimas marcas diferentes me planteó una colaboración para poder testear y hacer comparativas de varios productos.  ¡¡WOW!! ¡¿en serio?! ¡¡SÍ!!

¿Qué significa esto? ¿En qué os beneficia?

Vosotros seréis los principales beneficiados porque tener acceso a datos de comparativas de productos siempre es una guía genial para poder elegir. ¡Yo siempre he querido tenerlas!

Una de las cosas que me comentan madres y padres es que cuando van a tener su primer bebé se sienten muy perdidos con los productos,  las marcas y modelos..¡buf!Entre que uno no conoce las ‘necesidades’ del bebé y que cuando las vas descubriendo aparecen las mil opciones

Esto puede angustiar un poco al principio, pero el agobio real llega cuando ves que todo el mundo dice que lo suyo es lo mejor y lo más “necesario”.

Pues aquí está mi trabajo a partir de ahora:

¡Descubrir las características y cualidades de los artículos de puericultura de una manera práctica!

¿Cómo lo voy a hacer?

  • Prueba práctica. Por un lado probaré los productos durante un tiempo con mi hija, la pequeña M. De esta manera os podré ir contando qué cosas me llaman la atención, qué es lo más práctico, cómo se siente la pequeña, etc. Al final os haré un resumen de todas ellas en un post.
  • Consultar a profesionales. Uno de los retos es encontrar profesionales (ingenieros, médicos, diseñadores, fisioterapeutas, etc.) que colaboren aportando información de valor y hacer un estudio del producto en cuestión. Por ejemplo: Si analizamos sillas de paseo podemos hablar con un ingeniero para que nos informe de los materiales, un fisioterapeuta pediátrico puede determinar la ergonomía de la silla, etc.
  • Post final. Cuando la prueba haya finalizado escribiré un post dónde conectar toda la información anterior y otros detalles que puedan ser interesantes.

Así conseguiremos  una valoración y criterios que nos permitan decidir mejor.

Por lo tanto, a partir de hoy, ¡Run, mami, run!  debe cambiar (no me da la vida para tantos frentes abiertos). A partir de ahora contactaréis con ‘EL LABORATORIO DE MAMÁ’ que va a medir, probar y estudiar a fondo el producto para vosotros.

Evidentemente uno de mis objetivos y deseos es escuchar vuestras dudas y peticiones, así que si queréis empezar a lanzar dudas y propuestas de artículos, productos que os interesaría conocer o comparar ¡soy toda ojos y oídos!

¡Os espero!

También te puede interesar

14 comentarios

  1. A pesar de q el nombre de Run mami Run me encantaba, te deseo mucha suerte con esta etapa q empiezas! Estate atenta a tus publicaciones!

    Sandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *