¿Cómo evitar lesiones en nuestro bebé durante un accidente de tráfico? Vídeo testimonio

Hace unos días compartía con vosotros este vídeo. Cuando lo escucho se me pone la piel de gallina porque me imagino que pudiera pasarnos a nosotros. Hablar de seguridad infantil en el coche es algo serio y en ocasiones muy duro.

Muchas veces al comprar la silla del coche para el bebé no se tiene la imagen de que algo así nos puede ocurrir. Pero sí, es posible, aunque uno se diga a sí mismo “Es que yo suelo ir despacito”, “Tampoco hacemos demasiados kilómetros“, ” Llevo conduciendo un montón de años y nunca me ha pasado nada“. Hasta el día que esa probabilidad se vuelve contra ti y pasa, como es el caso de  Jackson Taylor  o de esta familia que no tuvieron tanta suerte o protección.

Pero hay maneras de proteger a tu bebé y evitar que sigan pasando cosas como estas. 

¿Cómo? 

Investigando e informándote. Ojalá la información estuviera al alcance de todos de una manera más fácil. Pero de momento parece que tenemos que seguir rascando para poder encontrarla.

Suerte que hay webs, foros, blogs y otras páginas en redes sociales que apuestan por sacar a la luz datos técnicos e importantes para que todo el mundo pueda entender lo que significa llevar a tu hijo en el sentido contrario a la marcha. A CONTRA MARCHA.

Os dejo algunos links que os ayudarán a resolver muchísimas dudas al respecto:

Hay muchas cosas a valorar en el momento de comprar una silla para el coche. Por eso creo que todos los responsables que fabrican, distribuiyen y venden estos dispositivos deberían tener una buena formación y así poder resolver las dudas que muchas veces se nos generan a los padres.

El día que tuvimos que ir a comprar la silla de M. fue un caos absoluto. Estuvimos más de tres meses intentando saber qué teníamos que comprar para llevarla de la manera más segura. Suerte que no hicimos caso de nuestra primera elección. Menos mal que caímos en Born to be y nos explicaron lo que era realmente seguridad. Recuerdo que nos hablaron de vectores, de fuerza G (medida intuitiva de aceleración), de probabilidades, de tamaños, de impacto frontal y trasero, de velocidad, de instalaciones seguras, etc. No oímos hablar en ningún momento de si un diseño es más bonito que  otro o si una silla era mejor que otra sin más. Entonces comprendimos que nos hubiese encantado encontrar esta profesionalidad y formación desde el principio.

Gracias a toda esa explicación compramos una silla a contra marcha. Justamente la misma que la familia del vídeo (cosa que os aseguro que me ha tranquilizado muchísimo). Esta silla como véis en la foto se instala en el sentido contrario a la marcha y, aunque no  va a juego con el carrito ni tiene el diseño más futurista ni molón del mundo, nuestra pequeña viaja cómoda y segura.

FullSizeRender
Evidentemente esta foto sólo se hizo para la ocasión. Jamás viajéis con objetos que puedan salir despedidos. Podrían provocar lesiones a los ocupantes del vehículo.

 

Nosotros estamos muy convencidos de que la manera más segura de viajar para un bebé, desde que nace hasta (mínimo) los tres años, es a contra marcha. En este link podréis haceros una idea del porqué.

Para los que os estéis preguntando:

  •  “¿Y no se marea?” Mi respuesta, y si M. hablase os daría la misma, es NO. Jamás la he visto pasarlo mal en el coche, vomitar ni nada por el estilo que se pueda relacionar con mareo.
  • “¿No le molesta ir con las piernas un poco flexionadas?” En absoluto. De hecho fue una de las cosas que hablé con una fisioterapeuta pediátrica. Su respuesta fue. ” ¿Has visto alguna vez como se sienta un niño en el suelo? Normalmente se sienta con las piernas recogidas o flexionadas. Si ponemos a un niño sentado en una silla donde no toca con los pies en el suelo su primera reacción será flexionarlas y apoyarlas en el asiento. Para ellos es más incómodo tenerlas colgando” Es probable que si tu hijo va a favor de la marcha y le cuelgan las piernas también lo haga.
  • “No lo ves, ¿cómo haces para estar tranquila?” Yo también sufría mucho por este punto, pero lo solucionamos rápidamente: Un espejo convexo. De esta manera me daba una amplitud de visión que os aseguro que la veo enterita. De la cabeza a los pies. Mañana de camino a la escuela le hago una foto y lo edito para que lo podáis ver.
  • “Pero si se va a aburrir un montón. No ve nada” ¿Qué crees que ve un bebé que viaja a favor de la marcha? El respaldo del asiento delantero y, si me apuras, un poco de tu hombro. Su altura no le permite ir mirando por la ventana lateral ni delantera, con lo que el paisaje ¡se lo pierde! En cambio si va a contra marcha puede verte a ti por el espejo (hasta los 12-14 meses no parece que les interese demasiado) y depende de cómo quede instalada la silla puede ver el cielo, pájaros, árboles, edificios,etc. Todo lo que quede alto.

Y ahora os quiero hacer una pregunta ¿Creéis que cualquiera de estos puntos está por encima de la seguridad?

Suecia nos lleva muchos años de adelanto en este tema. El nivel de lesiones infantiles en accidentes de tráfico es, infinitamente más bajo que en España. Eso se debe a que, aunque tienen la misma normativa que nosotros y no existe ninguna ley que les obligue a llevar a los niños a contra marcha, ellos han decidido que los bebés están más seguros viajando a contra marcha. Y no se trata de una moda, sino que se trata de tener información. Para que os hagáis una idea os dejo las pruebas que pasan estas sillas a contra marcha.

Mi recomendación es que antes de comprar un sistema retención infantil:

INVESTIGUES y TE INFORMES 

Si crees que esta información es interesante para otras familias, comparte.

También te puede interesar

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *