Casos reales: Problemas en las sillas con cojín o escudo

Después de publicar varios estudios sobre  la seguridad de las sillas con escudo en este post, he visto que han surgido algunas dudas. Por eso esillas escudo frontal non el artículo de hoy, quiero resaltar algunos casos reales en Canadá y EEUU, dónde se ha prohibido la venta de este tipo de sillas de seguridad infantil.

Buscando información he podido encontrar que en 2002 Melanie Amstrong  (Texas) interpuso una denuncia a Dorel, uno de los fabricantes mundiales de sillas de seguridad que en su momento . En 2003 también hubo una demanda por un caso similar, el de Isaiah. En ambos casos podemos ver que las peticiones eran muy claras:

» Espero que (Dorel) Cosco deje de fabricar sillas de seguridad con escudo y elimine el uso de estos dispositivos. Por desgracia, nuestra familia entendió el peligro de los escudos después de perder a nuestro hijo Christopher. Los padres no deberían verse en esta situación para aprender sobre la seguridad de estos sistemas»  Padres de Christopher.

» Compramos el asiento Cosco Gran Explorador Escudo elevador para el automóvil porque la empresa nos dijo que era seguro para nuestro hijo «, comenta Catalina Daniel . » El asiento no era seguro y no protegió a Isaías cuando lo necesitaba. Hemos presentado esta demanda porque no queremos que ninguna otra familia caiga en una falsa expectativa de seguridad, y porque no queremos que otro niño  pague el precio que Isaías ha tenido que pagar » Padres de Isaiah.

Los casos de Isaiah y Christopher son sólo algunos de los afectados, en esta noticia  podemos ver como este fabricante ya había sido demandado siete veces más por el mismo tipo de problema (En 2003 la cifra asciende a 42 demandas)

Cosco ha sido demandado por lo menos siete veces a causa de las lesiones o muertes debido a los sistemas de retención con escudo, según documentos judiciales. «De acuerdo con las instrucciones de Cosco, en cada uno de los casos, los niños tenían el tamaño y peso correcto para utilizar el asiento» dice Robert Rohrbaugh, que representó a la familia de una niña de 3 años que murió en una silla con escudo Cosco Explorador en 1996

¿Qué es lo que hace que este sistema de retención presente serias dudas sobre su seguridad?

En primer lugar, estas sillas de seguridad basadas en un escudo acolchado de plástico que se fija al abdomen del niño mediante la sujeción del cinturón del coche, no tienen arnés para retener la parte superior del torso. Como resultado, los niños corren el peligro de salir despedidos fuera del asiento, o  experimentar un movimiento de la cabeza excesivo que impacte contra el escudo. Estos peligros se han documentado en pruebas y en accidentes en el mundo real.  

En el caso de Cosco, además se recomendaba que los niños de 13 a 18 kg podían utilizar su escudo sin problema. Pero eso era contrario a la  consejos de expertos en seguridad infantil que advierten que los niños con peso inferior a 18 kg no deben viajar en este tipo de dispositivos.

Según comentan en los estudios realizados, la Academia Americana de  Pediatría afirmasillas prensa escudo frontal que  las pruebas y los accidentes han demostrado que los niños pueden resultar seriamente  heridos o, incluso, fallecer.

En el caso de Dylan , otro de los afectados, los expertos coinciden una vez más en que los niños de este peso (menos de 18 kg) que viajan en este sistema de retención, al tener la parte superior totalmente libre, sin correas que les sujeten al dispositivo, pueden salir despedidos de la silla. 

Es cierto que los reglamentos en Canadá, EEUU, España, Francia, etc. pueden ser diferentes, pero las leyes de la física no. Por lo tanto creo que hay que tener muy en cuenta el estudio presentado por la UNECE donde nos muestran cómo los dummies salen despedidos incluso en choque frontal sin vuelco.

El Dr. Joe Burton (experto en sistema de retención de renombre mundial y médico forense,sillas prensa escudo 2 consultado por el gobierno de EEUU, que testificó en los 11 juicios contra Cosco) realizó un estudio de 1.000 casos de niños accidentados. En una entrevista en la NBC News comentó que es imposible que un asiento proteja al niño en todos los tipos de accidentes. Pero que sillas de seguridad adecuadas pueden salvar la vida de un niño. Y, añade, «una silla con escudo no es el sistema adecuado» Aquí os dejo traducida una parte de la entrevista porque creo que es muy interesante conocer sus conclusiones:

Thompson: «¿Se advierte a los padres en contra del uso del asiento con escudo Cosco?»

Burton: »  Sí, contra cualquier sistema con escudo, incluyendo el Cosco, que es el único en que se fabrica actualmente en EEUU (antes de 2003)»

Thompson: «Díganos el tipo de problemas que ha observado cuando se utiliza este tipo de sistemas.»

Burton: «Un niño tetrapléjico, que no puede utilizar sus brazos o sus piernas. Daños cerebrales graves (…) y  por último, fallecimientos «.

«Una persona que ha sido informada, y sabe que hay una diferencia entre sistemas, no elegiría un dispositivo menos seguro. Y este sistema de escudo es un dispositivo menos seguro que muchos otros tipos de asientos de seguridad para niños «.

El Dr Burton en este caso nos habla de los choques que terminan en vuelco o que presentan un componente vertical (El choque frontal presenta en muchas ocasiones este vector vertical, cosa que hablamos en el anterior post y que podemos ver en este vídeo del EuroNCAP). Según él, el niño sale despedido y en el caso de quedarse atrapado en el escudo, es sacudido de manera que puede haber lesiones graves en cabeza, cuello y médula porque no hay ninguna sujeción en la parte superior del torso. Y pone el ejemplo: «Sería como golpear  la cabeza contra una mesa y el cuello sobre el borde de esta»

Pero existen casos en los que este tipo de retención funciona, según alegó Cosco. A esto, el Dr. Burton contestó que es posible. Que parece ser que hay algunos niños que, por  su estructura corporal, encajan de manera que quedan bien sujetos, pero no todos los casos y, como ya hemos visto, no los inferiores a 18 kg.

¿Cómo terminó el caso?

Finalmente todo terminó en que la compañía dejó de fabricar este tipo de sistemas de sillas maxi cosiseguridad en EEUU e incluso ha publicado varios comentarios en algunas de sus páginas (como la de maxi-cosi).

En Australia este tipo de sistemas nunca han estado permitidos.

En Canadá, en 1983,  se prohibió su uso en niños con peso inferior a 18kg.

En EEUU actualmente no encontraremos sillas con escudo en ninguna tienda.

¿Y  Europa? ¿Por qué no se están teniendo en cuenta estos estudios y publicaciones?

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar

6 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *