Cómo hacer plastilina casera fácilmente (Vídeo tutorial)

Hace un tiempo publicaba un post sobre cómo construir un bote de la calma inspirado en Montessori. Os comenté que normalmente no suelo publicar nada relacionado con el DIY en este blog, pero he recibido diversas peticiones y me he animado a compartir algo más ¡ATENCIÓN!

¿Qué vamos a hacer hoy? 

¡¡PLASTILINA CASERA SIN NECESIDAD DE COCINAR!!

A todos los peques, a partir de los 12 meses (aprox) les encanta descubrir nuevas texturas, colores, olores, etc. Es un buen momento para dejarles experimentar con las masas, gelatina, tipos de texturas de comida, etc…

Nosotros cuando M cumplió los 14 meses le compramos su primera plastilina para bebés plastilina¡Qué ilusión le hizo!  La sacamos con todo el amor del mundo del envoltorio y en cuanto la agarró ¡zas! ¡plas! ¡poig! ¡Chuf! Mezcló tooooodos los colores dejando encima de la mesa una pasta marronosa llena de pelusillas. En ese momento pensamos: ‘¡Bueno es normal! Es un bebé’. Guardamos la plastilina en sus botes y nos olvidamos por unas semanas.

Y un día nos volvimos a recordar, sacamos la plastilina y ¡cuál fue nuestra sorpresa? ¡Se había secado completamente! Ahora era una pasta dura imposible de manejar. ¡Oooooh no! ¡Crisis! No la habíamos tapado correctamente y nos habíamos quedado sin su juguete favorito.

Entonces aprendimos que:

¡Sí, sí, sí! Hay formas de hacer plastilina no tóxica en casa ¡Y de un montón de colores!

¿Cómo hacer plastilina casera?

Es muy muy fácil y sólo te llevará unos minutos. Aquí os dejo el tutorial ¡Atentos!

1.- INGREDIENTES:

  • 3 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de sal fina (retiene la humedad y ayuda a que sea moldeable)
  • 1 taza de agua fría
  • 1 cucharada de jabón (glicerina)

2.- Mezcla la harina, la sal y el agua en un bol grande

 

3.- Añade una cucharada de jabón (nosotros pusimos jabón para bebés para que no fuera tóxico)

3

 

4.- Una vez tengas una masa compacta añade colorante alimentario para darle color. Este paso es totalmente opcional.

 

5.- Deja que repose unos minutos

plastilina de colores

 

6.- ¡A modelar! Ya podéis disfrutarla 😉

 

Os dejo otras recetas por si queréis investigar. Nosotros sólo hemos probado la de jabón, pero no descarto que un día probemos con la comestible ¡ñam!

1. Con aceite

  •  1 vaso de agua
  • 1 vaso de sal
  • 2 cucharaditas de aceite vegetal
  • 3 vasos de harina y 2 cucharadas de almidón
  • colorante alimentario

Mezcla el agua, la sal, el aceite y el colorante alimentario para conseguir un color intenso. Añade la harina y el almidón. Conseguirás una masa parecida a la de las galletas.

2. Comestible

  • 2 vasos de crema de cacao para untar
  • 6 cucharadas de miel
  • leche desnatada en polvo o leche y harina.

Mezcla todos los ingredientes menos la leche en polvo. Añade la leche en polvo o leche y harina hasta lograr una masa compacta. Moldea la pasta y decora con pepitas de chocolate. Además de hacer una figuritas increíbles, seguro que está bueníiiiisima 😉

Aquí os dejo un tutorial parecido a lo que nosotras hemos probado (cambian algunas cantidades y el orden, pero el resultado es el mismo)


Si la probáis ¿Nos contáis qué tal os ha ido?

 

 

 

También te puede interesar

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *