¿Queréis convertir vuestros paseos en un juego? ¡Quizá el Unirider sea la solución!

Cuando los niños tienen alrededor de los dos años les apetece sentirse libres, jugar todo el tiempo y descubrir mundo de formas diferentes. La silla de paseo no siempre les ayuda a ello, así que quizá hay ocasiones en las que podemos cambiar de transporte y hacer del trayecto algo que disfrutéis los dos (¡vale! Él más)

Este fin de semana hemos estado probando una de estas alternativas, el UNIRIDER de Mountain Buggy. Sólo puedo decir tres palabras:

¡Nos – ha – encantado!

Y a M ni os cuento. Os lo digo muy en serio. Desde que se levantaba hasta que se iba a dormir encima de la ‘rueda’, como ella le llama.

Aquí os dejo un vídeo para que podáis ver un poquito que no os miento lo más mínimo y si no fijaos en los últimos segundos. Os prometo que ese momento salió de ella misma 😉


¿Qué es?Unirider

El Unirider de Mountain Buggy es una rueda con cámara de aire de 12″ con un recubrimiento plástico, de color amarillo, que hace de asiento y donde el peque apoyará los pies. Tiene un mango en la parte delantera para que pueda agarrarse. Insertado en este asiento hay un palo metálico que sirve para empujar y maniobrar.

No es un sustituto de la silla de paseo, más bien es un complemento como podría ser un patín. No tiene capacidad de carga.

La edad de uso es de 2 a 5 años. Peso máximo 25 kg. Precio: 99 €

¿Qué es lo que más nos ha gustado?

Lo que más nos ha gustado de este nuevo transporte es:

  • Diversión: Una de las cosas más importantes, cuando hacemos actividades juntos, como ir a comprar, pasear, ir al colegio, etc. es que también lo disfruten. ¿Qué pasa si un día vais a Unirider 1comprar el pan en silla de paseo, otro día con el unirider y otro día andando? Él te lo va a agradecer un montón porque le vas a dar la opción de conocer diferentes maneras de hacer las cosas.
  • Agilidad: A veces tenemos un poco de prisa y el pequeño no quiere silla de paseo ¡Ya se siente autónomo! Con este transporte nos hemos desplazado de forma súper ágil de un lugar a otro y sin ganas de brazos por agotamiento ni silla de paseo.
  • Equilibrio: Puedes observar clarísimamente todo el trabajo de equilibrio que va haciendo el pequeño mientras dura el paseo. Esto le ayuda en su desarrollo motor y a seguir obteniendo confianza en su cuerpo.
  • Fácil de llevar a cualquier sitio: Para que os hagáis una idea, fuimos a: Comer a un restaurante, a por un helado, a jugar a un parque, al cumpleaños de un amiguito de M y a comprar al supermercado del pueblo. Al llegar a los sitios lo colocamos en cualquier lugar y sin problemas. Ocupa poco espacio.
  • Peso: No tuvimos mucha ocasión de cargarlo porque ya os digo que M estaba totalmente enamorada de ‘su rueda’, pero en algún momento que tuve que alzarlo me resultó muy ligero ( 3 kilos)
  • Montaje: Realmente no tiene secreto, es facilísimo.
  • Amortiguación: Lo hemos probado en varios terrenos y es muy fácil ver como la rueda absorbe el impacto y el bache se convierte en unjuego

¿Qué es lo que mejoraríamos?

Siempre que analizamos un producto nos gusta dar también los cuatro apuntes que creemos que ayudaría a mejorar. Aquí van:

  • Una pata de apoyo: Nos pasó que tuvimos que parar la marcha unos minutos par comprar o para hablar con alguien que nos habíamos encontrado. En ese momento te das cuenta que noUnirider Mountain Buggy puedes soltar las manos del manillar porque no tiene de apoyo. Por otro lado, es verdad, que es fácil de colocar en cualquier sitio mientras compras, comes o juegas en el parque, pero si tuviera una pata sería mucho más fácil.
  • Estabilidad: Mientras estábamos en marcha en algún momento tuve que coger el móvil, rascarme, retirarme el pelo hacia atrás o cualquier gesto común. Cuando pasaba esto se me hacía un poco más complicado mantener la estabilidad de la rueda. Las muñecas del que ‘conduce’ tienen que estar constantemente compensando el equilibrio. sobre todo en bajas velocidades. No se puede manejar con una sola mano.
  • Telescópico: Quizá si el manillar fuese telescópico creo que podría ser útil para guardarla en el coche o por si tienes espacios pequeños en casa.

Pero vamos que se ha convertido en la actividad favorita de M y ¡Nos declaramos fan de la rueda desde ya! ¡Lo queremos para siempre! 😉

¿Qué os parece a vosotros?

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *