Respuesta del RACE al escándalo sobre los test de seguridad de sillas para niños (parte I)

Hace meses publicamos un artículo que muchos ya conocéis:  “El escándalo de las sillas con cojín o escudo frontal. Posteriormente y de forma mucho más concreta, publicamos el siguiente post: “Atención: Sillas de coche ganadoras del RACE tienen más de un 75% de probabilidades de provocar lesiones graves” basándonos en :

Investigaciones científicas lideradas por el Dr. P.Beillas y H.Johannsen como máximos exponentes sobre la presión abdominal en accidentes de tráfico en los cuales se basan las normativas de la UNECE y la nueva R129 conocida como I-Size

Los propios parámetros descritos en el Test Europeo sobre Sillas de Seguridad Infantil realizado por la ADAC junto al Stiftung Warentest y otros socios europeos, divulgado por el RACE, la OCU o el RACC en España.

En ambos posts, y más después de la difusión que tuvieron, pedíamos respuestas a los autores del test sobre las dudas vertidas ante evidencias científicas. Pedíamos una explicación sobre si las sillas ganadoras respondían a las expectativas de los padres que decidían su SRI confiando en la bondad de estos tests. Es obvio que los padres esperamos que un test sobre sillas de seguridad realmente nos diga si la ganadora cumple con los siguientes requisitos:

– No genere ninguna duda sobre su fiabilidad. Una silla segura, por propia definición, es aquella que  NUNCA debe fallar cuando tenga que actuar. Un airbag, NUNCA puede generar duda, siempre tiene que actuar en el momento que le toca. Incluso un airbag “menos bueno”siempre debe ‘estar ahí’ cuando lo necesitamos. Preferimos la regularidad y consistencia que el hecho que pueda ser muy bueno muchas veces y otras fallar. En eso basamos la seguridad, en eliminar al máximo el riesgo. La duda, no cabe.

– Sabemos que cuando hablamos de SRI es imposible eliminar todas las circunstancias, por lo que no podemos esperar que ninguno de ellos proteja en el 100% de los casos. Asumiendo un porcentaje de riesgo determinado cada vez que cogemos el coche, el SRI ganador de un test debe ser aquel que reduzca la probabilidad de lesiones irreversibles.

– No queremos la silla más segura entre las novedades del año. Eso “huele” a herramienta de marketing. Queremos la silla más segura en términos absolutos, siempre.

¿Responde los test publicados por el RACE a estas expectativas?

Dudamos ¿Por qué? Porque  necesitamos que cumpla estas tres demandas de los padres:

FIABILIDAD:

Quizás es la parte que más me remueve las tripas. Después de la documentación presentada y 13403971_1613013135655705_5909091556501249909_o (1)simplificada en la infografía, es obvio que las dudas sobre la fiabilidad siguen estando en grave entredicho y más, basándonos en los estudios presentados, incluso podemos afirmar el titular expuesto.

Después de pedir por activa y por pasiva una respuesta científica al RACE que confirme que el test que publica y defiende no genera ninguna duda, nos llevamos una decepción enorme por varios motivos:

  1. En primer lugar, la respuesta se dirige únicamente a mí por mail privado, como si el problema fuera mío. Señores del RACE, yo ya he escogido mi SRI, no necesito una respuesta privada. Son los más de 100.000 padres que en su día vieron las dudas que generaba el sistema basado en el cojín/escudo que ustedes daban como ganador. A estos debemos incluir otros miles de padres a los que les llega la información por prescripción del sector de puericultura. Bajo mi juicio, tienen una responsabilidad moral por el mismo poder de divulgación del que hablan en tantas ocasiones.
  2. En segundo lugar, la respuesta más “¿técnica?” (cómo habéis insinuado en varias ocasiones) es un pdf de 4 páginas en el que tres de ellas, se dedican a decir lo bueno que es el RACE y las buenas intenciones que tiene cuando realiza el test. Sólo una página dedicada al tema del cojín y ninguna dedicada a, por ejemplo, el problema de la eyección que se presentó en su momento (enlace aquí).  
  3. La respuesta técnica no tiene ninguna lógica. Nos describe el proceso de medición durante media página, ‘¿jugar al despiste quizá?’ durante los siguientes dos párrafos para afirmar que la presión abdominal medida en arneses debería ser diferente a la presión abdominal medida en otro sistema ¿Perdón? ¿En serio esta es toda la respuesta? ¿¿¿4 páginas para afirmar semejante barbaridad y ya??? La presión es la fuerza por cm2 y el potencial lesivo en el abdomen, es indiferente, puesto que el denominador de superficie ya tiene en cuenta la diferencia de superficie entre un sistema u otros. Entonces el sistema de cojín/escudo, al tener más superficie, debería generar más fuerza total sobre el abdomen en términos absolutos, por lo cual, más potencial lesivo. Fácilmente, para no irnos muy lejos, en wikipedia podéis encontrar la descripción y fórmula: P=F/A
  4. Por otra parte, el hecho de que se necesite más investigación (aunque no se ha aportado NINGÚN artículo científico que certifique las afirmaciones del RACE) , no elimina la duda. Al contrario, confirmáis que es lesiva pero, al no saber hasta qué punto es dañina decidís que no es cierta la afirmación de que el “75% de probabilidades de provocar lesiones”(según vuestros “técnicos” porque por lo visto el Dr. P.Beillas y H.Johannsen, entre otros, lo tienen bastante claro). Un elemento que debe eliminar dudas sobre su funcionamiento y merecedor de ganar un test como el mejor SRI, ni tan solo las elimináis, sino que confirmáis que es lesivo pero por el hecho de no poder saber hasta qué punto, pues nada, que gane igualmente y después ya veremos. De hecho, el tema va más allá, ya que cuando afirmamos que tienen el 75% hablamos de “como mínimo”, puesto que no publicáis el valor real, por lo que la probabilidad y la lesividad, aumentaría de forma más brutal (decís >1,5 (superior) así que podría ser 2 bares, o 3 bares, o 5 bares).

COHERENCIA:

Afirmáis en la respuesta, que lideráis la divulgación en seguridad y que en 2012 ya hablabais de que lo mejor es ir de espaladas a la marcha el máximo tiempo posible. Entendemos que es la mejor forma de reducir probabilidades de lesiones graves. Entonces, ¿¿por qué desde el año que lo publicáis, siendo conocedores y conscientes de ello, no son las sillas ganadoras de los tests (en mayor número)?? ¡¡Es ilógico!! Después, los padres decidirán libremente el nivel de riesgo que desean asumir, pero el test, tiene que correlacionarse con la realidad y con el sentido común. Algo no cuadra. Hasta la incorporación del análisis de sillas bajo la R129 este año, ninguna silla en sentido contrario a la marcha para bebés entre 9 y 18kg (entre 1 y 4 años) ha ganado el test. ¿Se puede afirmar, pues, que la silla que gana es la más segura, la que ofrece menos probabilidad de lesiones graves en caso de accidente?

SEGURIDAD ATEMPORAL:

Un padre, no quiere la silla ganadora del año, si no la más segura en términos absolutos. Así pues, el criterio de selección es erróneo. Las “novedades” o sillas más vendidas o cualquier criterio similar, no es científico, es comercial. Si queremos encontrar al deportista más rápido de la historia en los 100 metros lisos, el criterio de selección para competir debe basarse en la meritocracia y no en el que televisivamente sea más atractivo para la audiencia. Esto sería válido si no cambiarais las reglas cada 3 o 4 años. Comparar está bien, ¿por qué no?, pero siendo coherente. El hecho que buenas sillas no sean analizadas de nuevo cuando se cambian los parámetros, me hace pensar que todo queda en una declaración de buenas intenciones.

Concluyendo esta primera parte:

Laboratorio de Mamá nunca ha insultado. Siempre he intentado controlar mis emociones y lo que el tema me hace pensar y creer. 

Laboratorio de Mamá no ha afirmado que el test esté manipulado. Por otra parte, sí ha afirmado que está mal hecho (y se reafirma una vez más) porque no cumple las expectativas de los padres que necesitan un SRI que reduzca las probabilidades de lesiones fatales en sus hijos en caso de accidente.

Laboratorio de Mamá no ha afirmado nada sobre las intenciones del RACE, básicamente, porque aunque tiene su opinión, no pertenece al equipo directivo que se encarga de establecer la estrategia de dicha organización. Igualmente, no es un problema de intenciones, sino de resultados. Tampoco es un problema de otros productos del RACE, si no de un apartado muy concreto del que es colaborador: los test en SRI sobre las sillas ganadoras.

La respuesta la esperábamos mucha gente no sólo yo en privado. ¿Debo entender que no queréis un “juicio público” y que intentáis hacer el menos ruido posible?

La respuesta no está a la altura de la documentación aportada. No certificáis ninguna afirmación, a parte, de ser técnicamente escasa y errónea. Seguís sin confirmar que las sillas ganadoras merecen este galardón. Por lo tanto seguimos con las mismas dudas e incluso, las confirmáis. 

Seguís sin publicar los datos reales (que son peores, imagino) que los 1,5 bares que asociamos al 75% de probabilidades de lesiones graves. Eso no ayuda a demostrar vuestras buenas intenciones sobre la transparencia.

Y, como todos habéis intuido, la semana que viene publicaremos la segunda parte. Creemos que es una información muy importante, densa y por lo tanto preferimos que se comprenda todo a la perfección.

En esa segunda parte incluiremos la respuesta del RACE y así comentaremos, responderemos, parte por parte, para ser rigurosos y que todos tengamos la misma información para juzgar. 

También te puede interesar

8 comentarios

  1. Fabuloso. Impecable. Admirable. Que diferente se hubiera escrito la historia de la seguridad vial en España si estos señores se hubieran limitado a hacer su trabajo (mandar grúas) y se hubieran mantenido al margen de un tema que desconocen tanto y que es tan serio.

    España tenía sillas acm en los años 90. De hecho TODAS LAS SILLAS QUE SE VENDÍAN EN ESPAÑA en esos años admitían la posición acm hasta los 3 o 4 años (y se recomendaba su uso).

    Es verdad que el RACE empezó a publicar sus rankings en el 2004. Y para decir la sarta de tonterías que dijeron, se lo podrían haber ahorrado. Que obras son amores y no buenas razones…si no sabes ¿Para qué hablas?

    Aqui dejo el enlace al PRIMER RANKING de estos señores. Nótese en la última hoja de advertencias y recomendaciones la importancia que le dieron a la necesidad de mantener al niño acm el mayor tiempo posible (modo ironía-on)

    http://www.maternum.com/Biblioteca/SRI%202004.pdf

  2. Buenas tardes, yo tengo una sillita de este tipo y la verdad que creia que era de las mas seguras… error mio por haberme fiado y no haber buscado mas, pero la verdad que tenia poca informacion sobre lo que buscar y en tiendas me aseguraban que era de las mejores.
    Mi pregunta es, mi niña va a hacer 4 años en unos meses y pesa casi 16kg, podria usar esta misma silla sin cojin y seria mas segura que con cojin?
    Estaba aguantandola con el cojin puesto porque pensaba que cuanto mas tiempo lo lkevara mas segura seria pero viendo lo visto….

    1. Efectivamente Amanda, como dice Alitf, la solución ideal sería optar a una silla acm y si te lo planteas, estaremos encantados de ayudarte en la elección. No obstante, respondiendo a tu pregunta, si. Quitándole el escudo la niña irá mucho más protegida, aunque lo más ideal, repito, sería la opción de silla acm.

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *