Respuesta del RACE al escándalo sobre los test de seguridad de sillas para niños (parte II)

Hace unos días os prometí la segunda parte de la respuesta del RACE a la petición de miles de padres de que aclaren qué está pasando con las sillas con escudo frontal (link aquí).

Como véis la contestación se está dividiendo en varios ‘posts’ puesto que es algo de mucho interés y no queremos dejarnos nada por contestar.

En este caso os quiero hacer llegar el texto del mail  que acompañaba a la contestación. Queremos compartirlo con vosotros puesto que creo que es una contestación dirigida a todos. Para que no se haga eterno y puesto que ya hemos hecho muchas puntualizaciones en el anterior post, vamos a ir directos al grano. (Su texto lo encontraréis siempre en cursiva).

PRIMERA PARTE (Cuerpo del mail):

Esta primera parte es el cuerpo del mail en el que me explicaban algunas cosas que me gustaría responder en público, puesto que esta respuesta no la pedí yo si no los muchísimos padres que están con las dudas.
1.- ACUERDO COMERCIAL: 
‘Buenas tardes,
Adjunto la respuesta que hemos preparado sobre los comentarios publicados sobre la seguridad de los pequeños en el coche. Sobre todo, me gustaría destacar lo siguiente:
No existe ningún interés comercial detrás de los resultados en el test. Absolutamente ninguno. La evaluación depende exclusivamente de las pruebas y los análisis realizados por los clubes automovilísticos y los consumidores europeos. Lo hemos dicho por activa y por pasiva, y creemos que debería quedar claro de una vez por todas.’ RACE
En el laboratorio de mamá no hemos dicho que hubiese un interés comercial detrás de los tests. No hablamos de una marca en concreto sino de un sistema de retención que nos parece dudoso. Ese tipo de sistemas lo fabrican Cybex, Kiddy, Recaro, Casualplay, entre otras. Pero ya que vosotros mismos lo exponéis vamos a hacer un repaso por documentos de  2011,2012 y 2013:
  • Hace unos años (2011- 2012-2013) podíamos encontrar fotos donde el RACE recomienda cybex, en su carril de pruebas sólo aparece el logo de cybex y en su exposición sólo aparece una publicidad de Cybex:

logo_RACE_Cybex           IMG_0790         IMG_0791 Puericultura-Madrid-Stand-de-Cybex-pruebas-de-choque-con-el-RACE hqdefault

  • Entrando en youtube y poniendo ‘RACE recomienda CYBEX’ podemos encontrar videos como este (donde podréis ver el logo ‘RACE recomienda Cybex’) y  este (Todas las sillas que aparecen son Cybex).
  • En 2011- 2012 podíamos leer varios posts como este  donde se habla de un acuerdo con Cybex (momento en el que las sillas de Cybex empezaron a resultar ganadoras): (…) Cybex es una marca joven ¿qué hace para dar a conocer sus productos a los consumidores?  Tienes razón, Cybex es una marca muy joven que se ha hecho un hueco en el mercado de forma muy rápida, y nuestro equipo de marketing ha hecho una labor increíble en este aspecto. Por un lado, asistimos a todas las ferias de consumidores que se celebran y de esta forma damos a conocer nuestros productos directamente al cliente final. Por otro lado, colaboramos muy activamente en las revistas del sector, proporcionando informaciones muy interesantes para los consumidores. Y por otro lado, realizamos conferencias sobre seguridad infantil tanto a consumidores como a detallistas. Nuestro equipo comercial insiste también mucho en la formación en las tiendas, nuestro producto es técnico y necesita una buena explicación que los vendedores agradecen muchísimo. Por último, nuestro acuerdo con el RACE en virtud del cual CYBEX promueve la seguridad infantil en el automóvil también nos ha ayudado a dar a conocer la marca en España(¿?¿?¿?¿?)
  • Y casualmente, por esas fechas, podíamos ver que hubo ‘controversia’ por este caso:  (…) Según se puede advertir en la Comparativa Sillas Infantiles 2013 que figura en la página web del RACE, y que reproducimos junto a estas líneas, el análisis de los 103 modelos –en los informes que van desde 2011 hasta 2013– cuenta con una sexta columna, titulada ‘Tienda RACE’. En esa columna se incluye el icono de un carrito de la compra en determinados modelos. Un icono que, al pulsarlo, conduce a la Tienda Online del RACE, y permite al usuario proceder a la compra directa de esa sillita. Hasta aquí, todo normal. El problema es que el citado icono aparece, concretamente, en nueve de las 103 sillitas que se analizan en el cuadro. Un porcentaje muy bajo. Otra curiosidad: las nueve sillitas disponibles en la tienda del RACE son de la misma marca, Cybex. Y una tercera: las nueve sillitas han obtenido la misma calificación en el análisis: ‘satisfactorio’. Lógico por otra parte, puesto que sería muy llamativo que el RACE vendiese en su tienda sillitas que hubiesen obtenido un simple aprobado o, peor aún, un suspenso. El caso es que esta redirección de los usuarios a la Tienda Online para que compren las sillitas de Cybex obliga a indagar en la relación que existe entre la empresa y el RACE. Navegando por la Red, es posible localizar numerosos ejemplos de esta colaboración: informes realizados conjuntamente o recomendaciones expresas por parte del RACE hacia los productos de Cybex. Como es lógico, nada impide que ambos mantengan acuerdos de colaboración. Pero, a efectos de credibilidad del RACE, el informe parece sospechosamente favorable a los productos de una marca en concreto.» Tiempo después este ‘carrito’ desapareció.

Todo esto (aunque nosotros no lo habíamos mencionado porque nos centramos en la parte técnica exclusivamente) hace dudar todavía más. ¿Por qué es la única marca recomendada? ¿Por qué es la única marca con la que se establece un acuerdo de ‘difusión de información’? ¿No es esto un acuerdo que aporta publicidad a Cybex (como bien expresa la misma marca en la entrevista)? ¿Por qué existía ese ‘carrito de la compra’ con las sillas Cybex y ninguna otra? 

 2.- LÍMITE DE PRESIÓN ESTABLECIDO:
‘- En el documento adjunto se verá como no existe ningún límite establecido para los escudos. Por eso, se ha considerado el de 1,5 bares para establecer una penalización en la nota final, aún cuando no existe una norma consensuada. Una vez más, incluimos un criterio aún cuando no existe un consenso, como ya hiciéramos hace años con el crash test lateral, cuando no era obligatorio, y que sin embargo ahora ya es una de las pruebas que deben ser superadas para la homologación i-Size.’ RACE

Como habréis leído en los estudios adjuntados en el post que dedicamos a esto expresamente, sí hay un consenso aunque por el momento no está publicado:

3.- QUÉ DICEN LOS EXPERTOS SOBRE  LA PRESIÓN ARNÉS/ESCUDO

‘- Hemos visto que se consideraba un incremento del riesgo en las sillas con escudo. En este sentido no se pueden comparar los criterios de presión entre arneses / cinturones frente a los escudos. Lo explicamos en el documento.’ RACE
Este punto no es del todo correcto puesto que sí existen estudios (2007, 2009, 2012) donde se han comparado y aunque en ese mismo documento se dice que es necesario seguir investigando ya apoyan la posibilidad de que el escudo ejerza mayor presión en el abdomen que el arnés: 
‘ (…) Because is it flexible, the harness adapts to the shape of the child and potentially transfers loads to the most rigid structures in contact. The five point  harness system has contacts with the clavicle, the rib cage, the abdomen and the pelvic bones. Similarly to the 3-point-belt for adults, main load are expected to be transferred to clavicle, pelvis and rib cage. Loading of the abdomen is expected
to be very limited as the contact to pelvic bone and rib cage prevent the belt from penetration into the abdomen. Because they are rigid and stop lower than the shoulders (Figure 1), shield systems are expected to interact very differently with the child. They could mainly load ribcage and abdomen [Mizuno, 2007].  In principle it is possible to design them in way that they are also loading the pelvic bone in order to prevent abdominal loading but this does not always seem to be the case [Tanaka, 2009]. There are no geometrical requirements for shield systems
defined and they are assessed based on their dynamic performance. However, the body regions that should receive special attention for shield systems (chest and abdomen) are not adequately
observed. Due to the main loading to the lower rib cage and the abdomen – i.e. regions that are not very stable or able to sustain large loads – thoracic and abdominal injury risk could be expected to be higher than with harness systems. However, despite the very different working biomechanical principles, there is only limited data  supporting the use of a particular architecture or demonstrating its adverse effects. The objective of this study is to provide an overview of evaluation procedures and past results, recent observations from the field and new testing that could be relevant for the assessment of shield systems and 5-point harnesses. While the review is not exhaustive, it is hoped that it can provide material for the discussion on the respective performances, risks and possible benefits of the two systems and highlight future research needs in this area (..) ‘
Traducción de las negritas: Debido a la carga principal en la caja torácica inferior y el abdomen – regiones que no son muy estables o capaces de sostener cargas grandes – se podría esperar un riesgo de lesión torácica y abdominal mayor que con los sistemas de arnés (Desarrollaremos más esta idea en el siguiente post)
De todas formas, no es intención del laboratorio de mamá empezar una ‘batalla’ sobre si es mejor el arnés o el escudo. Nosotros apoyamos que ir en el sentido contrario a la marcha es más seguro por lo menos hasta los 4 años. Ese es el foco principal.
4.- JUSTIFICACIONES: 
 
‘- Por último, el RACE trabaja para mejorar la seguridad infantil desde hace muchos años, sin responder NUNCA a ningún interés comercial. No jugamos con la vida de los niños, como hemos leído en alguna ocasión, ni tenemos interese ocultos. Si alguien lo dice, que lo demuestre. Estas acusaciones deben parar ya, o ser defendidas en otras instancias. No vale todo cuando se trata de criticarnos. Cuando existen dudas o cuestiones de procedimiento, como las que nos trasladasteis, tratamos de dar respuestas de forma precisa, pero no se pueden admitir insultos tan graves como los que hemos tenido que leer. Espero que lo entiendan.
 Por último, estamos absolutamente a vuestra disposición para todo lo que podamos ayudar, incluso en una reunión si lo consideráis oportuno, donde poner en común todas estas cuestiones. Estaremos encantados. Y por supuesto, podéis contar con nosotros para todo aquello en lo que podamos ser de ayuda, sobre todo si se trata de la seguridad de los más pequeños.’ RACE
 
El equipo de Laboratorio de Mamá jamás ha vertido ningún insulto hacia el RACE. Nuestro equipo, simplemente ha leído, se ha informado pidiendo ayuda a ingenieros del sector, ha reunido múltiples estudios aportados por técnicos especialistas y ha estudiado las conclusiones. Todo esto nos ha llevado a dudar y lo único que hemos hecho, hasta el momento, ha sido pedir una explicación técnica que contradiga lo que hemos aportado. Por lo tanto, en la contestación que aporta el RACE siguen existiendo dudas y no nos parece una respuesta precisa ni elaborada por técnicos como se nos había prometido a todos los padres que seguimos en duda. El documento que hemos recibido es un documento del departamento de comunicación y no un estudio técnico del caso.

Y ya sólo falta el documento PDF que acompañaba este mail. De nuevo, para no sobrecargar con información, lo presentaremos en un nuevo post (parte III). Creemos que es una información muy importante, densa y por lo tanto preferimos que se comprenda todo a la perfección.¡Seguimos!

 

También te puede interesar

32 comentarios

  1. Tras leer el post, creemos matizar algún punto que lleva a la confusión. Lo primero es que los acuerdos con CYBEX, como también han sido con ROMER, CASUALPLAY, CHICCO O BEBE CONFORT (un olvido importante por vuestra parte…), no tienen nada que ver con el test. Estos acuerdos son paralelos, y en los resultados del test se pueden ver malos resultados en todas ellas, un hecho que se exige para cualquier acuerdo.
    Lo que hacemos con estos fabricantes es investigar en seguridad vial. Nos encantaría tener muchos recursos para hacer estos informes, pero por desgracia son muy caros. Por eso, cuando una marca quiere hacer algo en seguridad, utilizamos estos recursos para hacer informes INDEPENDIENTES en laboratorios de referencia como CIDAUT. También esto lo podéis ver en Youtube, con todas las marcas, no solo con las de CYBEX. Y creemos que estos trabajos han abordado temas que han servido para TODOS los fabricantes, como el riesgo del uso del airbag en sentido inverso, el riesgo de llevar a un bebé en brazos, la importancia del respaldo en el grupo 2 y 3, el sentido inverso a la marcha… Ojalá hubiera más fabricantes que invirtieran en investigación, y todos los que quieran, nos tendrán como aliados, porque solo así se avanza en la seguridad de los niños. Y no es un «delito» que a estas inversiones se les dé difusión. Lo vemos a diario. ¿Es mejor no investigar? Creemos que no.
    Por otro lado, habláis de la venta. También se os olvida que vendimos ROMER, CasualPLAY, Bebé Confort y las que comentáis de CYBEX. El motivo es sencillo: cuando salían los test, los padres nos pedían comprarlas, y pensamos que se podía ofrecer este servicio a los socios, como tenemos por ejemplo también acuerdos para la venta de coches y también participamos en EuroNCAP. Insistimos una vez más: no hacemos test para luego vender sillas. No solemos recomendar marcas de sillas en las consultas, y muchos padres lo pueden verificar cuando han pedido nuestra ayuda en redes sociales. Remitimos a los test. A efectos de credibilidad, por ejemplo, existen otros blogs o páginas donde sí hay preferencias por algunas marcas en concreto, pero será cada padre o madre quién finalmente tome la decisión con la información recibida.
    Por evitar malos entendidos y confusiones, en el RACE tenemos dos líneas de trabajo DIFERENCIADAS: los informes internacionales, independientes y realizados entre los clubes y los consumidores europeos; y por otro lado los trabajos con fabricantes, con muchos de ellos, no solo con CYBEX. Y es una práctica que también han hecho en otros clubes, como el RACC con Jané, por ejemplo, por citar alguno.
    También comentáis que es mejor llevar al niño en sentido contrario a la marcha. Nadie ha puesto en duda este hecho, incluso hicimos un informe que tuvo gran aceptación, con buenos comentarios de expertas como Cristina Barroso, gran defensora de esta ubicación, y que nos acompañó en la presentación. Y si hubiera dudas en cuanto al test, qué también hemos visto, la valoración de los resultados de las sillas con i-Size en este último informe así demuestra su eficacia, obteniendo las mejores notas. El test internacional lo único que hace es analizar las silla que se venden conforme dice el fabricante que se pueden utilizar, ya sea en sentido de la marcha, en sentido inverso, y para los distintos grupos de peso y altura. Y se somete a los crash test.
    Por último, el documento se envía desde comunicación, que es quién lleva las redes sociales, pero ha sido elaborado por técnicos. No sabemos qué relevancia puede tener este hecho, pero mejor aclararlo.
    Estamos a disposición de todos los lectores para aclarar o matizar cualquier cosa en la que les podamos ayudar.
    Un cordial saludo.

    1. Sr. Antonio Lucas,
      En primer lugar quiero que lea con atención el logo que figura como cabecero de este post:
      «El RACE recomienda CYBEX»

      El el PDF (que veremos mañana) no se olvide que han afirmado que (cito textual. Ya lo veremos mañana):
      » (…) Por lo tanto el RACE no recomienda un modelo de silla, ni MARCAS, ni sistemas de retención concretos por encima de los demás (…)»

      Debe entender, entonces, que antes ESTAS PALABRAS (suyas) y viendo un logo muy concreto los OBJETIVOS y LA CREDIBILIDAD estén en juego y que se nos generen dudas. Todos sabemos que no se puede ser Juez y parte interesada en un hecho. ¿Entiende por qué es tan lógico que estos indicios nos lleven a pensar en ello?

      Por otro lado, les agradecemos sus aclaraciones, pero repetimos que NOSOTROS NO HEMOS SACADO ESTE TEMA en ninguno de nuestros posts primeramente porque desconocemos los pormenores y sólo podemos afirmar con rotundidad lo que podemos demostrar.

      En segundo lugar: NO PERDAMOS EL FOCO. En todos nuestros análisis y posts hemos hecho unas preguntas técnicas que no se han contestado con estudios que las contradigan. De momento el RACE se está limitando a mover la pelota hacia dudas comerciales QUE NOSOTROS NO HEMOS PLANTEADO. Con esta respuesta simplemente vuelve a quedar en relieve que SIGUEN SIN RESPONDER A:

      – Si el RACE dice, desde 2012, que viajar a contramacha es más seguro ¿Por qué las sillas ganadoras de los tests siguen siendo sillas a favor de la marcha? ¿No consideran que esto es contradictorio y lleva a los padres a una elección errónea de la silla de seguridad para su hijo?
      – ¿Por qué siguen quedando ganadoras sillas que sobrepasan los 1,5 bares de presión cuando en la nueva normativa se habla de 1,2 bares?
      – ¿Consideran aceptable que unas sillas con más del 75% de probabilidades de sufrir lesiones graves, según sus propias mediciones y criterios de valoración de pruebas dinámicas (R129, CASPER…) pueden ser ganadoras de su test?
      – ¿Por qué esta información no estaba a nuestro alcance fácilmente? ¿Qué datos técnicos pueden aportar que demuestren lo contrario de los resultados de los laboratorios de EuroNCAP?
      – ¿Por qué los trenes de prueba están anclados en el suelo?

      Y una infinidad más de preguntas que pueden encontrar en todos los posts que hemos escrito al respecto. DEJEMOS DE HABLAR DE LOS ACUERDOS COMERCIALES, PUESTO QUE ES UN TEMA QUE NOS PREOCUPA BASTANTE POCO, Y HABLEMOS DE LA PARTE TÉCNICA, POR FAVOR. Gracias

  2. Por partes…

    Cuando comentas que «El RACE recomienda CYBEX», se debe a que son sillas excelentes, como en su momento fue la recomendación del RACE para las sillas Romer, o CasualPLAY o Bebé Confort, pero esas recomendaciones se hacen al margen del test internacional. Solo tenemos en cuenta su valoración, siempre con el criterio imprescindible de que la silla tenga un nivel de calidad Satisfactorio o «Muy Satisfactorio». ¿Qué hay de malo en eso? En otros blogs se recomienda comprar sillas de marcas suecas, por ejemplo, y nadie pone en duda la credibilidad de esos foros.

    Por otro lado comentas que » ¿Por qué las sillas ganadoras de los tests siguen siendo sillas a favor de la marcha?» En el último informe, y cito textualmente el titular de nuestra nota de prensa, dice: «El I-Size, una garantía de seguridad…» ya que las mejores sillas del test fueron las homologadas bajo esa norma, ya que van en sentido contrario a la marcha. Y aún más, exigen choques laterales, lo que aumenta su seguridad. Ese es el reto, que todas las que se vendan sean así.

    Y una vez más, si queréis que colaboremos en propuestas de mejora del test, de campañas de concienciación, en lo que queráis que mejore la seguridad de los pequeños y en la información de los padres, estamos abiertos. Sumando vamos a conseguir más. Tenéis nuestra mano tendida.

    Un cordial saludo

    1. Por partes:
      ¿Son sillas excelentes en 2013? ¿Bajo qué criterio? ¿El del test que la da como ganadora o vuestra recomendación que dice que debe ser en sentido contrario a la marcha? Estoy despistada porque no acabo de ver el criterio, puesto que ambos, es imposible, son antagónicos. Lo que se haga en otros foros, es cosa de otros foros. Como matiz, las marcas que suelen recomendarse son de Finlandia, Suecia y Noruega si no recuerdo mal. Alemanas en algunos casos… El problema, es la COHERENCIA y el CRITERIO. En otros foros, erróneo o no, tienen un mismo criterio para evaluar lo que es SEGURO y lo que no es. El RACE, tal como vemos, carece de criterio único y su capacidad de llegar a mucha gente, lo convierte en peligroso al confundir el mensaje.
      El titular, lleva al error, una vez más. Lo que minimiza el riesgo, NO es la I-SIZE, sino el sentido de la marcha. Si a los 15 meses giramos al niño a favor de la marcha, la silla deja de ser segura. Por lo tanto, la norma no garantiza absolutamente nada. La información sobre seguridad, la tenéis mucho antes de que aparezca la I-Size y ésta, todos sabemos que son unos mínimos insuficientes. La exigencia de choques laterales, no son la panacea y la ponderación de los mismos (equiparándolos a choques frontales), otro despropósito, cuando se sabe que la probabilidad de accidentes no es equitativa (en la ponderación de Eurotest, sí lo ha sido).
      La colaboración es genial si más allá que las palabras, están los hechos concretos: Dedicar recursos a alertar sobre las dudas que generan la presión abdominal, dedicar recursos sobre la seguridad ACM hasta los 4 años (y no sobre la I-Size, que se limita a los 15 meses obligatorios) y, lo más importante, SER COHERENTES en los mensajes con las evaluaciones de los tests. Si véis que la ADAC es menos exigente y no comulgáis, dejad de comprar el test y centrar recursos en los mensajes e informes. Es más, si vestís de tecnicismos en “pro” de la transparencia los análisis, para quién os lo pida, debería ser accesible los datos de los sensores de los dummies. Al limitarse a evaluar como “cargas muy altas en impacto frontal”,que hemos visto estudios técnicos, nos parece absurdo. ¿En qué sensor? ¿El de cabeza, cuello, tórax, cadera…? ¿En qué porcentaje respecto al límite? Entendiendo que pueden ser datos que no interesen a todos, pero sí deberíamos tener acceso los que los solicitamos y creernos la voluntad real de transparencia.
      Y para terminar VOLVEMOS A INSISTIR EN QUE LA DUDA NO ESTABA EN LOS ACUERDOS COMERCIALES, EN UNA MARCA O EN OTRA, cosa QUE NOS INTERESA POCO, la duda está en ¿Por qué unos sistemas de retención que generan todas esas dudas son ganadoras o están recomendadas por el RACE?
      Dejemos de tirar balones fuera, gracias

  3. Una aclaración más al respecto del entrecomillado que comentas. La frase completa que te enviamos es la siguiente:
    «Por lo tanto, el RACE no recomienda un modelo de silla, ni marcas, ni sistemas de retención concretos por encima de los demás. Solo exponemos los datos obtenidos, y son los padres los que tienen que elegir los sistemas de retención que más se amoldan a sus circunstancias.» Y el contexto, que es importante, se refiere a la publicación de los resultados del test, como te indicaba en el anterior post, donde nos limitamos a dar los datos, sin incluir recomendaciones.
    En este sentido, también hay fabricantes de sillas que incluyen los logos de los clubes en el test, como por ejemplo el que aparece en el manual de uso del modelo Klippan Kiss (pág. 3) en el que aparece el logo del ADAC al explicar que han superado las exigentes pruebas del test de los clubes.
    En el RACE tratamos de forma independiente el test internacional con los acuerdos y trabajos nacionales para la promoción del estudio y la mejora de la seguridad infantil. Y si creemos que hay una silla que puede ser recomendada, será el RACE, no el test, el que la recomiende, bajo nuestros criterios, que a riesgo de ser insistentes, nunca son comerciales.

    1. «El RACE, tal como vemos, carece de criterio único y su capacidad de llegar a mucha gente, lo convierte en peligroso al confundir el mensaje.» Nuestro criterio es, por un lado, participar en un test realizado por clubes, consumidores, laboratorios… que amplía la información a los padres. Y por cierto, no desde el 2004 que hemos visto en otros posts, sino desde el 2002, cuando era EuroTEST.
      Por otro lado, en el RACE invertimos con recursos propios, y cuando podemos con la ayuda de los fabricantes, en investigación. Para ello lo hacemos con laboratorios INDEPENDIENTES, fuera de duda. Y los resultados se publican explicando cómo y con quién, para que no se confundan los test y los resultados. Si no queda claro, no podemos explicarlo mejor.
      No queremos entrar en polémica. Queremos seguir con lo que hacemos, y si hay alguna propuesta de mejora, incorporarla para mejorar la seguridad. Y si hay una propuesta de colaboración, analizarla para mejorar la información para los padres. Pero nos tachas de «peligrosos», y no lo podemos obviar… ¿A qué te refieres exactamente?

      1. Yo tacho de peligroso el mensaje que se envía cuando no es claro:
        Me refiero a que todavía no habéis contestado a ninguna de nuestras preguntas concretas.
        Me refiero a que hay un montón de estudios abalados por los mejores técnicos en seguridad infantil y forenses que dicen que los sistemas con escudo son ‘dudosos’, ‘posiblemente lesivos’ y los pasáis por alto en el momento en el que dais como ganadoras sillas con escudo.
        Me refiero a que otros países tienen prohibidas sillas con esos sistemas de retención y vosotros los defendéis como ganadores.
        Me refiero a que la nueva normativa dice que 1,2 bares debe ser el límite de presión abdominal y vosotros pasáis por alto esta recomendación dando como ganadoras sillas que ejercen más del 1,5 (1,8- 2 bares en algunos casos)
        Me refiero a que vuestro mensaje de que ‘lo más seguro es ir a contramarcha hasta los 4 años’ se queda en la i-size (que es hasta los 15 meses)
        Me refiero a todo eso.
        Como veis nosotros estamos dispuestos a entender las respuestas PERO ES QUE EN TODO MOMENTO NOS ESTÁIS HABLANDO DE LA PARTE COMERCIAL, DE LOS TESTS Y DE COSAS QUE NO OS HEMOS PREGUNTADO ¿Podéis adjuntar a vuestras contestaciones datos que contradigan los estudios que nosotros hemos aportado? En ese caso sí que estaremos hablando de lo mismo. Mientras tanto lo único que veo es que escurrís el vuelto y contestáis cosas que no vienen a cuento.

    2. La frase completa tampoco aporta nada a la respuesta. Si a un padre no le presentas la información clara y concreta no va a saber qué es lo mejor para él. Que es lo que ha pasado. Hay padres que no saben qué significa ir a contramarcha, pero sí creen firmemente que una silla a favor d ela marcha con escudo es lo más seguro del mundo porque lo dice el RACE. Pero, resulta, que vosotros decís que lo más seguro es ir a contramarcha, pero esa información no ha llegado con fuerza.
      ¿Veis la confusión? ¿Veis cuantos padres con una información a medias? Eso es peligroso y es incoherente. Uno no se puede colocar todas las medallas ni puede jugar a todos los juegos porque acaba confundiendo.
      Sobre lo que comentas de otros fabricantes y el ADAC me parece poco relevante. Si es cierto (he consultado el manual y no aparece por ningún sitio), me parece que por vuestra parte es ampararse en: ‘Los demás también lo hacen’ pero me sigue sin explicar: ¿Por qué las sillas con un sistema de retención tan dudoso como el escudo ganan los test del RACE? y ¿Por qué el RACE dice que hasta los 4 años es mucho más seguro ir a contramarcha pero se quedan con ‘la insuficiencia del I-SIZE’?
      Y por tercera vez, insistimos en que todavía no habéis contestado a las dudas. Os estáis limitando a tirar balones fuera y hablar de la parte comercial CUANDO LO QUE NOS INTERESA ES QUE NOS HABLÉIS DE LAS DUDAS QUE GENERAN LOS ESCUDOS EN LOS ESTUDIOS y EL LÍMITE DE PRESIÓN DE 1, 2 BARES DE LA NUEVA HOMOLOGACIÓN.
      No desviéis el FOCO, gracias.

  4. Hoy hemos contestado a las dudas que planteas en tu post, sobre todo a nuestras recomendaciones y acuerdos comerciales. Por eso hemos puesto el foco donde tú has querido poner el foco. Sinceramente, esperamos que haya quedado claro que no tenemos intereses comerciales, y que diferenciamos de forma clara los test internacionales, y sus resultados, con los trabajos que hemos desarrollado para fabricantes como Romer, Chicco, CasualPlay, Cybex, Bébé Confort en España, y los que seguro seguiremos haciendo para promover la seguridad. Y si fuera necesario, promoveremos un encuentro entre fabricantes, expertos, técnicos… para mejorar los procedimientos. Ya lo hicimos en su día, colaboramos en el que tuvo lugar en la DGT y ayudaremos a un nuevo encuentro si fuera necesario para mejorar la información a los padres.

    Respecto a la última cuestión, te contestamos con la aclaración que consideramos más respondía a tu pregunta. Y como imaginamos que en breve publicarás tus comentarios a ésta, será cuando te contestemos a las dudas que plantees. Estamos en contacto además con un Doctor ingeniero industrial en España, especializado en estas cuestiones, al que hemos pedido su asesoramiento independiente para aclarar lo que se necesite, y que seguro que nos ayuda a entender mejor este análisis, y si fuera necesario, elevaríamos sus propuestas y sugerencias para mejorar el test. Por qué no si se puede avanzar en la seguridad.
    Además, daremos traslado a los responsables del test internacional de las cuestiones que plantees para su estudio, de forma que podamos explicar mejor aquellas que no hayan quedado claras en nuestra primera respuesta. Por motivos obvios, no podremos ir comentando las cuestiones con la rapidez que nos gustaría, pero lo intentaremos. Tampoco manejamos los plazos de vacaciones de los técnicos, con lo que nos podemos encontrar una demora en las respuestas.
    Un cordial saludo.

    1. NO, no y no. En ningún momento os he pedido esa respuesta. Si leéis todos los posts que se remontan a febrero JAMÁS OS HABÍAMOS PEDIDO ESA EXPLICACIÓN. Vosotros mismos sois los que la habéis incluido en vuestras respuestas, supongo que porque es fácil de responder, porque ya lo hicisteis en su momento o por lo que hayáis creído oportuno. Vuelvo a insistir, porque parece que no lo queréis leer, QUE NO NOS IMPORTAN VUESTROS ACUERDOS COMERCIALES (existan o no) que lo que queremos saber desde febrero de 2016 es la respuesta a esto:

      http://www.laboratoriodemama.com/2016/02/17/el-escandalo-de-las-sillas-con-cojin-o-escudo-frontal/
      http://www.laboratoriodemama.com/2016/02/23/casos-reales-sillas-seguridad-cojin-escudo-frontal/
      http://www.laboratoriodemama.com/2016/03/01/100-000-padres-buscan-una-respuesta/
      http://www.laboratoriodemama.com/2016/06/06/sillas-escudo-coche-bebe/

      No importa si esto tarda un mes. Es lógico que agosto no es el mejor mes para ello. Pero por favor, pedimos de nuevo que no se vulevan a tirar pelotas fuera y el tema se centre de nuevo en lo que habíamos pedido.

      Gracias

    2. Solo como información, para su veracidad…

      Sobre el manual de uso, imagino que la Klippan Kiss que tienes es importada a España, y no vendrá la referencia al análisis de los clubes en su traducción y adaptación al español (no sería lógico criticar el test y luego ponerlo como referencia en tu propia documentación). Pero sí en la casa central, y en sus manuales, lo consideran relevante.
      Te dejo el link de la web oficial de Klippan para su modelo Kiss (Pincha en Download Brochure) y la encontrarás en la página 3. También en la casa matriz parece que sí consideran el impacto lateral como algo a destacar, como te comentaba cuando hablaba del i-Size.

      http://www.klippan.fi/content/en/1006/1156/KISS%202.html

      Un cordial saludo

      1. El que Klippan en su matriz o Besafe este año hayan podido cometer la torpeza de legitimar al test de la ADAC no cambia en absoluto el sentido de lo que se ha dicho. Eso es cosa de cada marca que decide incluir más o menos logos en su comunicación, con más o menos acierto. Si vamos más allá, el Plus test del cual se predica por activa y por pasiva «cómo único válido», para los defensores del ACM, tampoco añade información relevante en sí, más allá de remover la conciencia. Creo haber entendido hasta aquí, que esto, no va de marcas, pero ya estamos otra vez mirando a otro sitio, a ver si conseguimos despistar al personal,
        un saludo

        1. Buenos días:

          Desde Klippan España (por alusiones) queremos aclarar que, si bien es cierto que en el «Broschure» antiguo de nuestro modelo KISS se hace mención al ensayo realizado por ADAC, dicha mención no persigue otro objetivo que el de informar asepticamente a los consumidores de que, la silla KISS fue sometida a dicho ensayo.

          Una acción informativa y transparente hacia los consumidores no debería ser confundida con una acción publicitaria o de legitimación, ya que en este último caso, la información no se presenta al consumidor de igual manera.

          Las reglas de ADAC y STIFTUNWARENTEST exigen que, en caso de difusión de la información obtenida en sus ensayos, se muestre el sello correspondiente en los colores corporativos del club o asociación otorgante y la clasificación final obtenida en el estudio, tal y como se muestra en el siguiente enlace:

          http://cybex-online.com/es/safetycenter/adac-real-automovil-club-aleman.html

          En el broschure citado de nuestro producto, a pesar del buen resultado que se le concedió en su momento, no hay rastro alguno ni del sello ni del resultado. ¿Dónde está la legitimación de estos ensayos si no hay difusión del sello en ningún documento oficial de la marca y en ningúna de sus diferentes versiones de páginas web (sean o no españolas)?

          Esperamos que esta aclaración sea del agrado de los lectores, no obstante, para cualquier otra consulta, estamos a su entera disposición a través de los canales de contacto habituales.

          Un saludo.

          El equipo de Klippan España

  5. Mis aplausos para el Sr. Antonio Lucas. Un fenómeno. Un gran profesional, sin segundas, en serio. Por una razón: Por defender lo indefendible, estoicamente. Por aguantar el alud argumental de laboratorio de mamá que golpeando a martillazos de sentido común y conocimiento los malabarismos literarios que realiza el Sr. Lucas en nombre del RACE. Tengo la sensación de asistir, por parte del Sr. Lucas, a un repertorio de “nada por aquí y nada por allí, ¿Dónde está la pelotita”?
    Ello, a nivel de comunicación, sería útil si se quisiera despistar un poco al personal y que el lector pensara “pues si los del RACE tienen un superingeniero industrial, será que quizás tampoco se estén equivocando…” Pero creo que quiénes llevamos tiempo siguiendo el tema y hemos llegado a leer todos estos párrafos, no nos comemos los fuegos artificiales a las primeras de cambio.
    De hecho, el problema es mucho más simple: El RACE se encuentra en la encrucijada entre una visión conceptual y aceptada por todos sobre la reducción de riesgo que bendice los sistemas de retención infantil en sentido contrario a la marcha y unos resultados que hasta este año, no han corroborado la teoría.
    ¿Y por qué pasa esto? ¿Han manipulado los resultados? No, al menos, no lo creo, no es necesario. Simplemente, las herramientas que utilizan tienen otro fin y unas grandes limitaciones propias de los procesos de investigación. Estas limitaciones, limitan las conclusiones de los resultados obtenidos, pero siguen siendo útiles para ir perfeccionando el conocimiento. Así pues, deberían utilizarse sólo para investigar, al haberse demostrado sus carencias y que no formen parte de un test prescriptor que lleva a conclusiones equívocas. En manos de investigadores y profesionales técnicos, esas herramientas, son útiles, pero no permiten caer en la simplificación como una nota global o una valoración cualitativa. Los matices, son relevantes y la herramienta, sólo es útil con estas consideraciones. Clavar clavos con destornilladores, nos da resultados ineficientes.
    En definitiva, Laboratorio de Mamá ha demostrado la hipótesis de que “las sillas con escudo frontal ganadoras de los test en distintos años, pueden no ser las más seguras de su categoría”. Lo ha demostrado por distintas vías, tanto conceptuales como limitaciones en la medición de variables relevantes. Lo que debería hacer el RACE, la OCU, el RACC y demás “altavoces” del test de la ADAC, es alertar de estas limitaciones en lugar de defender un compromiso profesional a capa y espada, porque señores, no estamos hablando de lavadoras o de pan de molde…

  6. Buenas tardes:

    Por alusiones.

    A ti Cristina, quiero darte la enhorabuena públicamente por la labor de Investigación que estás realizando. Vaya para ti toda mi admiración y respeto. Una vez más pongo a tu disposición mis canales de difusión para que tu información llegue cuanto antes lo más lejos posible. Mañana si nada lo impide compartiré tu entrada en el FB de “Que los niños viajen a contramarcha, por favor”. Enhorabuena y adelante, campeona. Que lo estás haciendo muy bien.

    Y en cuanto a usted Sr. Lucas, también me gustaría aclarar algunas cosas, pero no todas son igual de importantes, así que me centraré en las cuestiones de una en una.

    PRIMERA CUESTIÓN

    Dice usted:

    “También comentáis que es mejor llevar al niño en sentido contrario a la marcha. Nadie ha puesto en duda este hecho, incluso hicimos un informe que tuvo gran aceptación, con buenos comentarios de expertas como Cristina Barroso, gran defensora de esta ubicación, y que nos acompañó en la presentación.”

    Y frente a esto, me gustaría aclarar que:

    1.- Toda iniciativa, venga de quien venga que promueva, difunda y/o ayude a llevar el mensaje de la seguridad a contra marcha a los hogares españoles será siempre respaldada por mí y por mis espacios. Es una mera cuestión de coherencia, no de reconocimiento.

    2.- Yo no soy una “gran defensora” de una “ubicación”, Sr. Lucas. Soy fundamentalmente una gran defensora del derecho a la vida en primer lugar, y del derecho de los padres a ser correctamente informados, tanto en extensión como en calidad y veracidad de la información, sobre todas aquellas cuestiones que puedan afectar a la salud o a la seguridad de sus hijos. No creo equivocarme al afirmar (que me corrija algún abogado si no estoy en lo cierto) que nuestra Constitución también es defensora de ambos derechos.

    Dicho esto:

    Gabriel López Chamorro contaba 2 años y medio cuando sufrió un accidente sentado en un sistema de escudo (que no «cojín») recomendado por el RACE. Hace apenas 2 meses se cumplió un año de su fallecimiento a consecuencia de las secuelas. Sus padres no conocieron la información sobre la seguridad a contra marcha hasta después de que su hijo hubiera fallecido.

    Y en base este hecho tan desgraciado tanto los padres de Gabriel como yo, queremos aprovechar su predisposición a intervenir públicamente en este espacio para hacerle también a usted un par de preguntas:

    1.- ¿Por qué si ustedes admiten que el mejor sistema de seguridad para “menores de 2 años” es una silla al “sentido inverso de la marcha” esta información no llego a manos, ojos ni oídos de los padres de Gabriel, a pesar de que en el momento de la compra el aún no contaba los 2 años de edad, y a pesar de que su única fuente de información y consulta (por confianza) para la compra de su silla fueron sus RANKINGS (Concretamente los de de los años 2010, 2011 y 2012)?.

    2.- ¿Considera que la difusión de este mensaje tan importante a lo largo de esos 3 años (y precedentes hasta el 2002 – como bien ha remarcado usted-) se realizó por parte del RACE con la transparencia, insistencia y objetividad que a una empresa de investigación como parece ser la suya se le presume? ¿Cree usted que en las fechas en las que los padres de Gabriel consultaron sus RANKINGS y compraron su silla, ejercieron su libre derecho como ciudadanos y padres españoles a la correcta y completa información sobre la seguridad que ofrecían los diferentes dispositivos (todos ellos) que se encontraban entonces a la venta en el mercado español?

    3. Y en caso afirmativo, ¿Sería usted tan amable de ponerme links a estudios, intervenciones y notas de prensa o declaraciones diversas publicadas por el RACE en el intervalo de años 2002 a 2012 (puede omitir el de Cybex que ese ya nos lo conocemos porque estuvimos presentes) donde USTEDES hayan advertido por activa, por pasiva y de manera insistente en el tiempo a los padres españoles, sobre la NECESIDAD DE MANTENER A LOS NIÑOS AL SENTIDO INVERSO DE LA MARCHA, hasta AL MENOS “LOS 2 AÑOS” de edad?

    4.-¿Podría usted remitirnos al estudio OFICIAL en el que se estipule la edad de “DOS AÑOS” como límite suficiente para poder colocar a un menor a favor de la marcha con, al menos, las mismas garantías de seguridad que se mantienen mientras viaja al “sentido inverso de la marcha”?

    La aclaración de este último punto es especialmente importante porque Gabriel contaba con la edad de 2 AÑOS Y MEDIO cuando, en una silla de frente a la marcha recomendada por ustedes, se fracturó el cuello a la altura de la C2 a pesar de estar sentado en la única plaza del vehículo en la que no se detonó el airbag …y a pesar de que el otro adulto que viajaba en el coche no sufriera lesiones de gravedad. (Como no lo hizo el adulto que viajaba en el coche contrario). Un estudio aclaratorio o justificativo sería muy de agradecer. Siempre OFICIAL, por favor.

    5.- Y por último, me gustaría conocer su opinión personal (si es posible) en calidad de Doctor en Seguridad Vial.

    ¿Podría usted afirmar que las lesiones que sufrió GABRIEL se hubieran producido igualmente si hubiera ido sentado en una silla colocada “al sentido inverso de la marcha”? Con un «Si» o un «No» es suficiente.

    Agradeciéndole de antemano su disposición para aclarar cuestiones en beneficio de la Seguridad de los niños españoles, quedamos los tres, Fernando, Elena y yo (y supongo que un montón de padres también) a la espera de sus respuestas.

    Un cordial saludo!

  7. Buenos días,

    Yo hablo simplemente como madre, como una madre muy indignada después de conocer la verdad.

    Cuando fuimos a pasar a mi hija al grupo 1 y teniendo en cuenta que es un tema de seguridad investigamos mucho y encontrando tanta información que recurrimos a una fuente en la que creímos confiar, al RACE. En todas las tiendas a las que fuimos nos remitían a los test publicados por el RACE y justo nos llegó la noticia del accidente de Gabriel. Tengo la suerte, por un lado mala y por otro buena, de tener amigos comunes con los padres de Gabriel. Vivimos toda su historia, desde su accidente hasta su trágico final. Y entonces abrí los ojos.

    Sr. Lucas yo busqué mucho porque la seguridad de mi hija es lo más importante en mi vida, igual que para cualquier madre, y no recuerdo encontrar en su web nada sobre qué los niños tienen que viajar ACM hasta los 4 años, si encontré los rankings donde las ganadoras eran sillas AFM.

    Una silla no la compro por su color o por qué quede bonita en el coche, la compro por la seguridad de mi hijo. Pueden valorar lo que quieran, pero partiendo de que la seguridad es el único punto decisivo.

    No sé qué razones habrá detrás del RACE para que una silla AFM pueda ganar los rankings y sinceramente me da igual. Lo que creo es que el RACE está jugando con la seguridad y la vida de miles de niños y con la confianza de sus padres.
    MUCHÍSIMAS GRACIAS A LAS DOS CRISTINAS, por hacer llegar la verdad sobre la ACM a los padres. Hay muchos falsos mitos que poco a poco ayudáis a tumbar y a divulgar algo que es física básica.

  8. Sra. Barroso,

    intentaré responderle de forma breve a sus cuestiones. Lo primero, mostrar mi solidaridad con los padres de Gabriel, y hacerlo extensivo a todos los que han sufrido con sus hijos un accidente. Es algo que nunca debería pasar.

    Déjeme compartir ese deseo de proteger la vida de los niños, y de ofrecer la mayor información a los padres. Es lo que nos ha movido estos años, y es lo que nos seguirá moviendo en los próximos. Nadie, absolutamente nadie, puede asumir el descenso de la lesividad infantil en España en los últimos años, pero sí se pueden cuantificar el número de acciones, campañas, grupos de trabajo, investigaciones… que se han desarrollado para mejorar ese derecho a la vida que compartimos. De una manera u otra, más padres saben de seguridad infantil, lo que seguro ha incidido en la reducción de los accidentes.

    Antes de responder a sus cuestiones, me gustaría matizar algunos puntos. El primero es conceptual, y como experta en seguridad infantil seguro conoce. las lesiones en un accidente de tráfico depende de muchos factores: el tipo de silla, su colocación, la holgura del sistema de retención, la posición del niño, su pero, la altura, el tipo de impacto, la ubicación del resto de pasajeros y carga, la eficacia y/o la activación de los sistemas de seguridad pasivo, el modelo del coche… Por lo tanto, no se debería reducir a una única causa el resultado de las lesiones. Si Gabriel en lugar de llevar el «escudo» hubiera llevado un sistema con arnés ¿le habría evitado esas lesiones? ¿Y si hubiera ido en una plaza con airbag? El atestado policial del accidente, el informe pericial o si se hizo una investigación posterior seguro que aclara estos factores. Eso es OFICIAL. Cada accidente es diferente, se pueden establecer hipótesis operativas, sacar conclusiones, pero no hay respuestas absolutas en estas cuestiones, y mucho menos ante un hecho así.

    No existe ninguna silla segura al 100%. Sra Barroso, como mejor distribuidora mundial de Klippan en el 2015, sabrá que ni siquiera el producto que usted comercializa puede garantizar una seguridad del 100%, porque depende de muchos factores. Lo que sí se puede hacer es trabajar e investigar su eficacia según el uso que marca el fabricante, tanto para el grupo de peso como el sentido de la marcha. Y eso es lo que hacemos en los test. Por eso también el fabricante debe asumir esa responsabilidad de informar. Nosotros damos la información obtenida en las pruebas de impacto, y el comprador, el distribuidor como usted, y el fabricante también tienen su responsabilidad de informar sobre el producto a la hora de comprarlo.

    En su primer punto nos pregunta si no hemos alertado de este hecho en los informes 2010, 2011, 2012. Le pongo un párrafo de la PAGINA 3 del Test 2010:
    «Como los SRI que se montan en sentido contrario a la dirección de marcha quedan muy bien protegidos en el caso de un choque frontal, el cambio de una sillita tipo capazo aun SRI colocado mirando hacia delante deberá realizarse lo más tarde posible. En las sillas que se montan mirando hacia delante, sólo se sujeta el tórax a la silla, por lo que la cabeza se desplazará hacia delante en caso de accidente.»

    Otro del Test 2011, página 5:
    «Nueve productos consiguieron una calificación muy satisfactoria. (…) Siete de las sillas infantiles con mayor puntuación se instalan en sentido contrario a la marcha. Durante el choque, estos SRI evitan cualquier movimiento relativo entre la cabeza y el torso, ya que retienen el cuerpo completo del niño. Esto se debe a que tanto la carga de la cabeza como la de la nuca son particularmente bajas. Como la cabeza de un bebé o de un párvulo es relativamente grande en comparación con el resto del cuerpo y su nuca es vulnerable, el cambio de la silla tipo capazo (en la que el niño siempre se sienta en sentido contrario a la marcha) a los SRI mirando hacia delante debería retrasarse lo más posible para que sea mínimo el riesgo de que el niño sufra lesiones.»

    Y en el 2012, junto a la campaña específica del sentido contrario a la marcha que usted ya conoce, en el Test Internacional 2012 se decía lo siguiente en su pág. 6:
    «De los SRI sometidos a ensayo, en el choque frontal seis sillas recibieron la
    calificación de Muy satisfactorio, con la característica común de que el niño viaja de espaldas al sentido de la marcha. (…) La importancia de viajar con un niño en sentido inverso a la marcha radica en que en caso de colisión apenas se producirá un movimiento relativo entre la cabeza y el torso, ya que el SRI sujetará el cuerpo completo del niño. De esta manera, serán muy reducidas las cargas que se produzcan tanto para la cabeza como para la nuca. (…) Por eso, se recomienda proteger a los recién nacidos con un capazo u otro tipo de SRI instalado en posición contraria al sentido de la marcha. El cambio a una sillita colocada en el mismo sentido de la marcha debe realizarse lo más tarde posible para reducir al mínimo el riesgo de que el niño sufra lesiones.»

    Sra. Barroso, usted colabora, o asesora, a la DGT en Seguridad infantil, participa en debates con otros portavoces de la seguridad… ¿Les ha hecho la misma pregunta al resto de instituciones sobre su responsabilidad en informar sobre seguridad infantil? Nosotros hemos investigado y trabajado durante años, con menor o mayor acierto según su criterio ¿Y el resto? ¿Dónde estaban los fabricantes y sus campañas preventivas? ¿Las aseguradoras? ¿Los fabricantes de coche? En el Plus Test Sueco que usted defiende, y del que ahora comentaré, trabajan los fabricantes de sillas incluso marcas de coches ¿Por qué no promueve usted esto mismo en España con los fabricantes de sillas? Le anticipo que tiene todo nuestro apoyo.

    En su pregunta 3 nos pregunta si en los años anteriores hemos advertido de la importancia de viajar en sentido inverso. Por no hacerlo extenso, les indico página y año de algunos de los puntos donde aparece esta recomendación:

    – Año 2002. Pág. 4

    – Año 2004. Pág. 6

    – Año 2005. Este merece la pena poner lo que indicábamos en la página 3…
    «Según las prescripciones legales, el transporte en sentido contrario a la marcha
    se recomienda sólo para bebés de hasta 9 kg de peso. La cabeza de los niños
    pequeños pesa mucho en comparación con la nuca relativamente débil que
    suelen tener. Para prevenir el riesgo de una lesión cervical, el cambio del
    asiento tipo capazo a un asiento mirando hacia delante debe realizarse sólo
    cuando la cabeza del niño haya alcanzado la cabecera del capazo. En los
    asientos mirando hacia delante, se triplica y hasta quintuplica la carga cervical
    (y, con ello, el riesgo de fractura cervical) en caso de choque frontal.»
    Y analizábamos los productos especiales para el mercado nórdico («Nordic Batch»), con la posibilidad de instalarlos en sentido contrario a la marcha
    incluso para el transporte de niños mayores (por ejemplo, en el asiento
    posterior, para niños de 0 a 18 kg de peso).

    – Año 2006. Pág. 9 «una vez más, que los niños estarán más seguros si se les sienta en sentido contrario a la marcha»

    – Año 2007. Pág 5, 9, 14 («(¡El bebé tiene que ir siempre mirando hacia atrás! «Todas las sillas calificadas como «muy satisfactorias», el niño viaja dando la espalda al sentido de la marcha(…)

    – Año 2008. Pág. 10

    – Año 2009. Pág. 3, 10

    Y las ya comentadas del 2010, 2011, 2012…

    ¿Ha sido suficiente? Seguro que no, que se podía haber hecho más. Pero lo hemos intentado. Toda la información está siempre disponible en la web. Además, Sra. Barroso, junto con la DGT hemos formado a los profesionales sanitarios, destacando la importancia del sentido inverso a la marcha. La Dra. Elena Valdés, a la que usted conoce, le puede ampliar esta información.

    En el RACE siempre hemos trabajado por la seguridad de los pequeños. Parece increíble que, además de haber investigado y trabajado con recursos propios, y en lugar de limitarnos a «mandar grúas» como dice usted, estemos justificando ahora si la información fue «transparente, insistente y objetiva». Usted conoce el test, por lo que no ocultamos nada, todos los años la publicamos, y las notas buenas y malas han afectados a todos por igual. Y si no, pregunte a los fabricantes.

    Por último, nos pregunta sobre la edad de los dos años como referencia. Esos estudios son de la DGT, pero sí que, aprovechando esta pregunta, me gustaría comentar un punto. Los anclajes IsoFIX de los vehículos no están diseñados para pesos por encima de los 18 kilos (hay muchos links al respecto, este es uno de ellos ( http://retensioninfantil.blogspot.com.es/2012/08/nociones-basicas-sobre-isofix-i.html ). Incluso en el Plus Test se indica este hecho, que «En bakåtvänd isofixstol kan som högst få 18 kg i plusmärket eftersom bilens fästen inte är dimensionerade för 25 kg.» para que, del original, cada uno lea e interprete su significado… ( http://www.ntf.se/konsument/barnibil/default.asp?RecID=39460 ). En concreto, el reglamento UNECE R14 establece un diseño de anclaje capaz de soportar una curva de carga de 8 KN (más de 800 kilos de fuerza). Este parámetro, como sabe, depende del peso del niño y la velocidad de impacto.

    Si tenemos en cuenta estos datos, la limitación en la curva de carga, y la capacidad de sujeción, solo basta con ir a la OMS, para ver que en sus percentiles los 18 kilos máximos de peso corresponderían a los 3 años de edad, de media. Se puede consultar en:(http://www.who.int/childgrowth/standards/en/)

    ¿Qué quiero decir con esto? Que la edad de seguridad del niño no solo depende de la silla, o de la edad, de si tiene que ser 3 ó 4 años, sino también de las limitaciones del coche y sus anclajes. Cuanto más alejemos al pequeño por su altura, más problemas nos encontraremos, debiendo utilizar otros sistemas de soporte. En concreto, respecto a su pregunta de los 2 años que comenta, nosotros dijimos «hasta al menos los dos años» (puede verlo en http://www.elmundo.es/elmundomotor/2012/12/03/seguridad/1354560063.html con la información de la acción…) basado en informes como la APP News de la American Academy of Pediatrics. AAP News Vol. 32 No. 4 April 1, 2011, o en sus orígenes los trabajos de Aldman B. A Protective Seat for Children – Experiments with a Safety Seat for Children between One and Six. Proc. of 8th Int. Stapp Car Crash Conf., 1964:320-328. Como ve, ahora hemos modificado ese mensaje al «Máximo tiempo posible», con las limitaciones comentadas.

    Nuestra recomendación de los dos años se basó en la evidencia científica del Crash test realizado en 2012 en CIDAUT, en el que utilizó un maniquí 1 1/2 de 18 meses, evaluando los daños. Por eso no podemos establecer una relación causa-efecto para más edad, lo que se suma a lo comentado anteriormente. Nos parece una buena idea analizar este hecho, y estaremos encantados en participar en algún proyecto o investigación que establezca el criterio que, en combinación de la silla y el coche, pueda aportar más datos. Ojalá todos los fabricantes de coches y sillas lanzaran sus productos conforme estos requerimientos. Pero desde el momento que se venden sillas al mercado, para un uso y un grupo de niños concretos, las seguiremos analizando conforme señala el fabricante, sin perjuicio que se pueda ir mejorando el criterio de análisis.

    Siento la extensión, y reitero que el RACE solo quiere ayudar a mejorar la formación. Tendemos la mano a colaborar, debatir, poner en marcha campañas conjuntas, dar a los padres la información que sea precisa, sentarnos en una mesa o debate abierto que trate de mejorar esta formación. Estamos por la Seguridad de los niños SIEMPRE. Y si hay mensajes poco claros, los aclararemos, y si hay que matizar, se hará. Y si hay que investigar, se hará.

    Sra. Barroso, reconozco su labor, así como el que la gente que colabora en su proyecto. Como hemos hablado en los últimos años, conoce mi implicación, y por supuesto la del RACE, en la mejora de la seguridad infantil, incluso en estos foros en los que damos la cara, aunque se me tache de «trilero» escondiendo la pelota. Pueden contar conmigo, y mi compromiso de buscar esfuerzos dentro de la casa para avanzar. Todos sumamos. Y si en algo se puede colaborar para que tragedias como la de Gabriel se puedan evitar, estaremos los primeros.

    Por último, me hace una pregunta. Yo no puedo afirmar nada con los datos que me aporta, ni siquiera me indica la velocidad del impacto, pero los estudios muestran, como hemos dicho siempre, una indudable eficacia del sentido contrario a la marcha. Eso, a estas alturas, creo que ya está más que claro.

    Un cordial saludo.

    1. Sr. Lucas, después de sus comentarios, vuelvo a hacer la misma búsqueda que hice hace algo más de un año cuando fui buscar una silla del grupo 1 para mi hija, por si las cosas han cambiado.

      La primera entrada que devuelve el buscador es
      http://www.race.es/seguridadvial/formacion-race/sillas-infantiles/comparativa-sillas-infantiles

      Veo que la fecha es de febrero del 2016 y busco el grupo que me interesa. Sólo hay dos sillas con la calificación muy aceptable, las dos son sillas a favor de la marcha y las dos con escudo. En dicha página no se indica o no lo he visto que el niño deba ir el mayor tiempo posible a contra marcha. Y si así fuera, no sería una contradicción con la evaluación realizada a esas sillas??

      Entiende el RACE y usted como portavoz en este caso lo que significa eso para un padre o madre?? Yo me siento indignada y engañada y eso que al final no hice caso a su ranking y mi hija viaja segura en una silla ACM. Y no sólo lo que significa para un padre o madre, entiende lo que significa para el propio RACE?? Como hablaremos sobre el RACE los que hemos tenido que aprender de física, anatomía infantil, … En fin los que somos unos convencidos de las sillitas ACM.

  9. Sr. Lucas, no se ofenda por lo de «trilero», no es una calificación personal, sólo una metáfora respecto a su forma de centrar las cuestiones. Mis disculpas si le ha ofendido y mi reconocimiento por dar la cara, no tenga dudas, me parece valiente.
    Seré muy breve, puesto que las alusiones son a la Sra. Barroso, pero para que entienda porque nos «cabrea» tanto esta contradicción permantente, seré muy preciso. Año 2012: Soy un padre con un hijo que ha apurado su Grupo 0+ con un bebé de 15 meses. Con toda la información disponible, ¿Qué me hubiera aconsejado usted?

    Opción A: Una silla ganadora del test del 2012, sea una Kiddy Phoenixfix Pro 2 con nota «muy satisfactorio» (Grupo 1 con cojín). Si queremos «alargar» la silla, podemos optar por una «satisfactoria» Recaro Monza Nova IS Seatfix (Grupo 1,2,3, también con cojín). Ambas ganadoras de su categoría. En el impacto más frecuente y lesivo (frontal), 1,4 de nota la primera por 3 la segunda.

    Opción B: Una silla ACM lo más tiempo posible. Posibilidades del test: Britax Max Way (Grupo 1,2 hasta los 25kg sólo ACM). Calificada como «insatisfactoria» y en impacto frontal, no baja del 1,5. Mejor una Kiddy con escudo en caso de impacto frontal, por lo visto, ¿no? Ah, también podemos optar por una Triofix con base que podemos instalar ACM hasta los 18kg, pero sólo tiene un Aceptable.

    ¿Qué me aconseja? ¿Tenemos que buscar los padres la información sobre las bondades ACM entre líneas? La proporción de información y de la campaña que se realiza, no es equilibrada, por lo que la información, no llega como es debido. Repito, ¿Qué hubiera usted, a nivel personal a alguien cercano, aconsejado?

    Un saludo

  10. Buenos días Sr. Lucas.

    Vaya por delante mi agradecimiento por el tiempo y recursos que está dedicando en esta ardua tarea de comprender la información que ustedes nos presentan a profesionales y padres.

    Voy por partes:

    Dice usted:

    “las lesiones en un accidente de tráfico depende de muchos factores: el tipo de silla, su colocación, la holgura del sistema de retención, la posición del niño, su pero, la altura, el tipo de impacto, la ubicación del resto de pasajeros y carga, la eficacia y/o la activación de los sistemas de seguridad pasivo, el modelo del coche… Por lo tanto, no se debería reducir a una única causa el resultado de las lesiones.”

    ¿y ustedes si pueden otorgar el 100% del mérito de la supervivencia a un tipo de silla concreto? Es que no acabo de entenderlo. ¿Qué quieren ustedes decir exactamente cuando, en el apartado “CONSEJOS DE COMPRA” y más concretamente en la la pág. 37 de su estudio “LA SEGURIDAD RESPONSABLE” (año 2011) ustedes afirman (y cito textualmente):

    “compra siempre los modelos más modernos y con nuevos sistemas de seguridad, como el cojín de seguridad que reduce el riesgo de lesiones cervicales frente al arnés”.

    No parece que esta afirmación esté sujeta a todos los condicionantes que usted ha mencionado. ¿Debo entender Sr. Lucas que si el sistema que ustedes recomiendan funciona es mérito del sistema y si falla es culpa de posibles condicionantes ajenos al mismo?

    Dice usted a continuación:

    “Cada accidente es diferente, se pueden establecer hipótesis operativas, sacar conclusiones, pero no hay respuestas absolutas en estas cuestiones, y mucho menos ante un hecho así.”

    Siguiendo con lo anterior, sería muy de agradecer que ustedes mismos predicaran con el ejemplo a la hora de hacer recomendaciones absolutas a los padres y derivarles a la compra directa de un tipo de sistema concreto, ¿no cree?. Coherencia Sr. Lucas. Coherencia.

    En respuesta a mi primera pregunta no he encontrado réplica que se ajuste a lo que yo estoy preguntando. Tal vez porque no me haya expresado con claridad, así que se lo vuelvo a preguntar:

    ¿Por qué si ustedes admiten que el mejor sistema de seguridad para “menores de 2 años” es una silla al “sentido inverso de la marcha” esta información no llego a manos, ojos ni oídos de los padres de Gabriel, a pesar de que en el momento de la compra el aún no contaba los 2 años de edad, y a pesar de que su única fuente de información y consulta (por confianza) para la compra de su silla fueron sus RANKINGS (Concretamente los de de los años 2010, 2011 y 2012)?.

    Y digo que no he encontrado réplica que se ajuste a lo que estoy preguntando porque, es cierto que en sus informes se refieren a la posición de espaldas como de mayor protección pero no encuentro referencia por ningún sitio de la edad de DOS AÑOS de edad.

    Entenderá usted que la recomendación de colocar al bebé mirando hacia delante “lo más tarde posible” sin mayores indicaciones no aclara la cuestión de la edad. Y si en el mismo ranking en el que se lee esta recomendación, acudimos a los cinco productos “ganadores” a los que realizar dicho cambio (MODELOS KIDDY ENERGY PRO, MAXI COSI PEARL (con base), JANÉ EXO, KIDDY GUARDIAN PRO y CYBEX PALLAS) y en todos ellos ustedes indican su uso a partir de 1 año ¿no cree que es difícil no deducir que ese “mayor tiempo posible” al que ustedes hacen referencia no exceda del año de edad? Sé que esto es una suposición sujeta a interpretación particular, y sé que ustedes se están ciñendo a lo que dicta el manual de instrucciones del fabricante, pero ¿Acaso no es el objetivo de estos rankings hacer recomendaciones y matices más allá de lo que dictan las normativas y las indicaciones –sujetas a normativa- de los fabricantes?

    Esta misma reflexión es aplicable al resto de textos que usted ha citado en el que la edad de DOS AÑOS no figura por ningún sitio. Y si estoy equivocada y en los años 2010, 2011 y 2012 ustedes en algún tipo de documento, estudio, artículo o informe hacen notar la importancia de mantener la posición en sentido inverso a la marcha HASTA AL MENOS DOS AÑOS, sea tan amable de poner el link

    Dice:

    “Sra. Barroso, usted colabora, o asesora, a la DGT en Seguridad infantil, participa en debates con otros portavoces de la seguridad… ¿Les ha hecho la misma pregunta al resto de instituciones sobre su responsabilidad en informar sobre seguridad infantil? Nosotros hemos investigado y trabajado durante años, con menor o mayor acierto según su criterio ¿Y el resto? ¿Dónde estaban los fabricantes y sus campañas preventivas? ¿Las aseguradoras? ¿Los fabricantes de coche? En el Plus Test Sueco que usted defiende, y del que ahora comentaré, trabajan los fabricantes de sillas incluso marcas de coches ¿Por qué no promueve usted esto mismo en España con los fabricantes de sillas? Le anticipo que tiene todo nuestro apoyo. “

    Le respondo a su pregunta encantada. No les he hecho estas mismas preguntas porque ninguno de los citados publica de manera unilateral un RANKING anualmente evaluando los diferentes modelos de sillas, ni sugiriendo cual comprar y cual no. Como mucho se remiten al que publican ustedes, así que no me queda más remedio que preguntarles a ustedes. Si conoce usted algún RANKING paralelo publicado en España por cualquiera de los mencionados arriba, hágamelo saber para que yo me lo estudie y si tengo dudas les consulte.

    Dice:

    “En su pregunta 3 nos pregunta si en los años anteriores hemos advertido de la importancia de viajar en sentido inverso. Por no hacerlo extenso, les indico página y año de algunos de los puntos donde aparece esta recomendación (….)” ….y cita usted diferentes páginas de los RANKINGS correspondientes a diversos años.

    ¿Me puede remitir a los párrafos exactos donde recomienda mantener esta posición hasta, AL MENOS LOS DOS AÑOS DE EDAD? Porque mi pregunta no es si ustedes recomiendan el sentido inverso a la marcha. Mi pregunta concreta era si puede facilitarme los links donde ustedes recomiendan esa posición HASTA LOS DOS AÑOS DE EDAD en cualquiera de los estudios o rankings publicados por ustedes en el período que transcurre desde 2002 a 2012.

    Dice:

    “Por último, nos pregunta sobre la edad de los dos años como referencia. (….) “Si tenemos en cuenta estos datos, la limitación en la curva de carga, y la capacidad de sujeción, solo basta con ir a la OMS, para ver que en sus percentiles los 18 kilos máximos de peso corresponderían a los 3 años de edad, de media. Se puede consultar en:(http://www.who.int/childgrowth/standards/en/) (….)

    ¿Qué quiero decir con esto? Que la edad de seguridad del niño no solo depende de la silla, o de la edad, de si tiene que ser 3 ó 4 años, sino también de las limitaciones del coche y sus anclajes.”

    Dejando a un lado la parte en la que un consumidor no debería tener que leerse un mínimo de 5 documentos –en español y en inglés – para llegar a la conclusión de que 18 kilos corresponde a una edad de tres años, ¿me puede indicar qué tiene que ver el sentido inverso a la marcha con el anclaje Isofix? ¿Acaso no es usted conocedor de las sillas que se instalan a contramarcha con cinturones de seguridad, siendo su uso extendido a los 25 kilos?

    Dice:

    “Nuestra recomendación de los dos años se basó en la evidencia científica del Crash test realizado en 2012 en CIDAUT, en el que utilizó un maniquí 1 1/2 de 18 meses, evaluando los daños. Por eso no podemos establecer una relación causa-efecto para más edad, lo que se suma a lo comentado anteriormente. “

    Gracias por la aclaración. Dicha prueba se realizó con un modelo de silla que está homologado para utilizarse instalado al sentido inverso de la marcha hasta los 18 kilos, es decir, esa silla está testada con un maniquí P3 o Q3 (correspondiente a un niño de 3 años). ¿Por qué no se realizó en ensayo en las condiciones dictadas por el manual de instrucciones, y por tanto, con ambos maniquíes? ¿A que se debe esta disparidad de criterios? ¿Con qué autoridad moral o técnica limitan ustedes su recomendación a los padres españoles en base a un ensayo realizado al 50% de su capacidad? ¿Puedo interpretar entonces que si ustedes hubieran realizado el ensayo únicamente con el maniquí P1 (correspondiente a un niño de 1 año) su recomendación sobre la posición a contramarcha hubiera quedado limitada a UN AÑO DE EDAD? ¿Y si lo hubieran realizado con un P6 (correspondiente a un niño de 6 años)? ¿Hubieran desaconsejado la posición contraria a la marcha a la vista del nefasto resultado que, seguro hubiera obtenido el dispositivo?

    Acláreme una cosa:

    ¿Cuándo ustedes realizan ensayos qué objetivo persiguen en realidad? ¿Encontrar respuestas o buscar excusas?

    En definitiva y para que nos aclaremos:

    La recomendación por parte del RACE de usar una silla al sentido inverso de la marcha HASTA LOS DOS AÑOS proviene de realizar una prueba a medias y con un único modelo de sillita. Gracias por la aclaración.

    Dice:

    “Por último, me hace una pregunta. Yo no puedo afirmar nada con los datos que me aporta, ni siquiera me indica la velocidad del impacto, pero los estudios muestran, como hemos dicho siempre, una indudable eficacia del sentido contrario a la marcha. Eso, a estas alturas, creo que ya está más que claro.”

    Efectivamente Sr. Lucas. La eficacia del sentido contrario a la marcha por encima de cualquier sistema (ya sea con escudo o con arnés) es, a día de hoy INCUESTIONABLE. Y su efectividad ha sido difundida a los padres gracias a espacios de Internet ajenos a su empresa y a la labor de profesionales y padres que no cuentan con laboratorios, ni con las herramientas, ni tienen a su alcance todos los medios de comunicación que ustedes tienen. Visto está que hace más el que quiere que el que puede.

    Podríamos alargar este debate horas, días e incluso semanas. Pero llevo demasiados años debatiendo sobre este tema (con unos y otros –como usted bien sabe-) como para saber cuando parar. No es mi intención robarle a usted más tiempo ni remover el dolor. Mi misión, así como la de la gente que apoya mi proyecto, no es otra que llevar a España a las bajas cifras de mortalidad por accidente de tráfico que a día de hoy barajan los países nórdicos. Creo firmemente que si ellos pueden conseguirlo, nosotros también. Seguro que usted estará de acuerdo conmigo.

    Leo sus intervenciones y en todas reitera su voluntad de mejorar lo que haga falta y de sumar en la correcta dirección. ¿Y sabe qué? Que le creo. Y no solo le creo, sino que le tomo la palabra.

    ¿Quiere usted sumar? ¿Quiere usted dejar de formar parte del problema y empezar a formar parte de la solución? ¿Quiere que el RACE sea reconocida como una empresa que apuesta por la seguridad y vela por nuestros pequeños?

    Por mí no hay inconveniente. Cada día nacen niños nuevos a los que hay que proteger, así que nunca es tarde para SUMARSE DE FACTO a nuestra causa.

    Y ahora es cuando yo le hago públicamente y desde este espacio UNA PROPUESTA a usted y a su empresa:

    A la vista de los resultados obtenidos y de lo sucedido a Gabriel, yo les propongo que DEJEN USTEDES DE COMPRAR LOS RANKIGS que publica ADAC e inviertan ese dinero en DOS CAMPAÑAS AL AÑO en las que se advierta a PADRES, FABRICANTES, AUTORIDADES, ASOCIACIONES Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN de la IMPORTANCIA DE MANTENER A LOS NIÑOS A CONTRA MARCHA HASTA, AL MENOS, LOS CUATRO AÑOS DE EDAD y destacando que ningún dispositivo que se instale a favor, NI CON ESCUDO, NI CON ARNÉS, podrá jamás ALCANZAR en el escenario más frecuente y lesivo, EL NIVEL DE PROTECCIÓN que los padres esperan y que nuestros hijos (los suyos, los míos y los del resto de padres españoles) merecen.

    Sr. Lucas: A Gabriel ya no nos lo va a devolver nadie y el daño que se ha ocasionado a esa familia es irreparable. Dicho esto, me consta que su pesar con respecto a su caso es sincero (no le conozco a usted mucho, pero algo le conozco…). Así que…. si lo que quiere es reconfortar de algún modo a la familia en su dolor, ayúdenos a evitar que ninguna otra familia española tenga que pasar y vivir lo que ellos sufrieron.

    AYUDENOS A DINFUNDIR. Súmese a nuestras campañas. Difunda nuestros mensajes y deje que ADAC siga su camino sembrando la duda y marcando con sangre y lágrimas a ¿cientos? ¿miles de familias? a su paso. Su tiempo se acaba. No se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo, y del mismo modo que la información corre en España, también corre en Alemania. Déjenles marchar. Suéltense de la mano de quienes confunden y agarren (ahora que aún están a tiempo)la mano de quienes les necesitamos.

    El RACE es una empresa española. Cuiden ustedes de nosotros y ayúdennos a proteger lo que más queremos.

    Solo si a finales de este año no volvemos a ver publicado ningún RANKING Alemán en medios españoles, confiaremos en la bondad de sus intenciones y abriremos una mesa de diálogo y consenso sobre actuaciones futuras colaborativas en las que entre todos, SUMEMOS en la correcta, y sobretodo, en la SEGURA dirección.

    ¿Qué me dice? ¿Acepta la propuesta?

    Un cordial saludo y gracias nuevamente por su tiempo y disposición a leer y contestar.

    1. Totalmente de acuerdo con la propuesta de Cristina Barroso, Sr. Lucas. Todo esto no se ha iniciado como una crítica sin sentido al RACE, esto se inició en busca de soluciones para familias actuales y futuras. Es tiempo de avanzar en el sentido correcto por la seguridad de bebés y niños

  11. Muchísimas gracias a Laboratorio de Mamá por este enorme documento informativo que abre los ojos a muchas familias.
    Muchísimas gracias a Cristina Barroso por todo lo aportado en estos comentarios.
    Señor del Race, somos muchos los que seguimos con dudas (y cada vez más).
    Aproveche la mano tendida y únase a la dirección correcta.
    Gracias

  12. Llevo bastante tiempo leyendo todo este debate que se ha generado en redes sociales y personalmente, cada vez tengo más dudas sobre todo ésto. He leído el post con la respuesta del RACE en el pdf completo y creo que responde bastante a lo que se le ha preguntado desde este blog, pero en los post se ha diseccionado la respuesta en varias partes, introduciendo opiniones propias sobre cada párrafo, lo que hace bastante más difícil que cada uno saque conclusiones propias a este tema, sin dejarse influir por tu opinión personal.

    Personalmente, por lo que he visto, en los informes publicados por el RACE se detallan los resultados de cada prueba (choque frontal, lateral, instalacion…), y se explica qué criterios se han seguido, por lo que cualquier madre o padre puede leerlos y ver en qué ha fallado cada silla y qué puntos han sido puntos fuertes. Pienso que en los test de RACE se da información para que cada uno la lea y la interprete. No creo que se esté recomendando solo una marca. Sinceramente, no veo el engaño ni la contradicción que se comenta arriba. Se recomienda la contramarcha en general, pero las sillas a contramarcha testadas no dan los mejores resultados. Y no creo que tengan que recomendar una silla que no ha dado buenos resultados sólo porque sea a contramarcha.

    No creo que el RACE quiera engañar, porque está publicando argumentos. En otro comentario alguien decía que una Triofix solo tiene un Aceptable. El RACE publica un informe de porqué tiene un Aceptable, porque en impacto lateral tiene coeficientes de carga elevados. Por lo tanto creo que está argumentado: http://www.race.es/race.es/documentos/seguridad_vial/formacion_vial/sillitas/comparativas/lista_9/Klippan_Triofix_Isofix_base.pdf

    Me preocupa bastante que al final toda esta corriente sobre seguridad infantil se haya convertido en una defensa de la contramarcha sin autocrítica, atacando a cualquiera que pueda decir que las sillas a contramarcha no son 100% efectivas. Creo que si una silla obtiene un Aceptable en los test del RACE, también hay que preguntarse por qué lo ha tenido y si se puede mejorar y no solo atacar al RACE por haberle otorgado un Aceptable.

    Esa es mi opinión, muy posiblemente recibiré ataques. Pero creo que si hablamos de la seguridad de nuestros hijos no podemos conformarnos sólo con las sillas que den buenos resultados en choques frontales, (aunque sea el escenario mas frecuente). Tenemos que garantizar su seguridad en todos los escenarios. Y una silla que no es segura en todos los escenarios hay que mejorarla.

    1. – La información se ha dado al completo, incluso pensé que el RACE debería dar respuesta desde su espacio y que no me tocaba a mí a responder a los padres. Obviamente es normal ver, en este espacio, opiniones personales. Las reglas, igualmente, son simples, intentar dar la máxima información de forma clara, entendible y con respeto, que también se da. No es una revista académica. Si el RACE no quiere utilizar sus espacios para plantear su respuesta “a su manera”, perfecto. La mía es esta.
      – Pues con todos mis respetos, Marisa, ¿has leído sólo lo que te interesa de forma sesgada sin pararte en la parte un poco más técnica? Resulta extraño que alguien que realmente se haya leído “todo esto” pueda afirmar lo que estás diciendo. El RACE sí ha recomendado una marca y eso no es discutible. El que ello forme parte de un acuerdo y que este tipo de acuerdos se hayan tenido con otras marcas, no lo sé. Hasta dónde llegan los acuerdos, tampoco lo sé, y por eso, tampoco se ha afirmado nada al respecto. Que los acuerdos comerciales del RACE con las marcas hayan podido influir en los resultados finales, tampoco lo puedo afirmar, puesto que el test lo realiza la ADAC y no el RACE. En todo caso, no disipa la duda sobre un conflicto de intereses dónde el RACE colabora con los “jueces” y con los “juzgados”.
      – Publicar argumentos no es sinónimos de “no querer engañar” ni existe relación causa-efecto. Perfectamente, los argumentos pueden también utilizarse para no contar la realidad, llámese engaño, verdades a medias, manipulación, “mentirijillas” y otras más. En el caso del RACE, creo que ha sido más hacia “excusas” y “desviar la atención”, para ser suave. El enlace concreto, no son argumentos, son conclusiones basadas en un test mal hecho por razones de coherencia y largamente expuestas durante todos estos posts. No estoy juzgando la silla en cuestión, desconozco si es mejor o peor que otra, no tengo la capacidad ni herramientas para saberlo.
      – Al RACE, no se le ataca por darle un aceptable a ninguna silla, sino por dar como ganadoras a sillas que en consenso con TODO el mundo, no son las que más reducen el riesgo, por lo tanto, las más seguras. La autocrítica, se hará si hay que hacerla, sin problema. No defendemos el ACM como religión, sino como medio más seguro a día de hoy para proteger a nuestros hijos. ¡Eso sí lo defendemos! Si mañana se demuestra que el medio más seguro son airbags en los arneses y cabeza, en sentido a favor de la marcha, allí también estaremos defendiéndolos.
      – No podemos garantizar la seguridad en todos los escenarios a día de hoy, por lo que nos tendremos que conformar con lo más probable y lesivo. En todo caso, si me demuestras que hay una silla que reduce los riesgos de lesiones graves en todos los escenarios, estaremos encantados de compartirlo con todos. De momento, las que cumplen mejor, son ACM, sin duda

      1. Hola Marisa,
        viendo que ya te ha contestado Laboratorio de Mamá, por la parte que me toca, el problema NO es que la Triofix tenga un aceptable, puesto que al ser un SRI que contempla la opción de girarse y el test, se hace en el peor escenario, puede ser hasta entendible aceptar un mal juicio, “pese” a ser una silla que puede ir ACM hasta los 18kg. Lo grave del tema, es cuando un SRI que sólo puede ir ACM como la Britax, saque un insatisfactorio frente a una silla a favor de la marcha… y con escudo. Podríamos pensar en una ponderación mal hecha en que el peso de las variables subjetivas y las variables técnicas de crash test, esté descompensado. Incluso que asignar un 50% (20% del total) al impacto frontal igual que al lateral, no es realista. Pero no, en impacto frontal, dónde no debería haber dudas sobre qué silla reduce más el riesgo, una silla con escudo a favor de la marcha saca mejor puntuación que una silla ACM. Que alguien me explique de forma clara, ¡cómo es posible! Y éste, querida Marisa, es el juego oscuro. El famoso 1,4 de la Kiddy Phoenixfix Pro 2, es el resultado de una “fórmula” (una pócima mágica diría yo), que tiene la capacidad de sintetizar con máxima precisión, las desviaciones aceptables de cargas de cada sensor con el riesgo de lesión grave en cada zona donde se ubica. Resulta que esta superprecisión, se ha dejado de medir la presión abdominal. Resulta que de golpe, el sistema ganador del test, ni tan sólo pasará la nueva normativa de homologación. Quizás el ADAC se ha endiosado y focalizado en su poder prescriptivo por encima de su responsabilidad social y moral, dejando de lado el rigor y prudencia necesarios en este tipo de producto. Si se quiere jugar a ser juez en un producto de seguridad para nuestros hijos, que menos que exigir rigor y seriedad, aplicando metodología científica y esto pasa, también, por exponer los valores de los sensores, no sólo los resultados sintetizados (según la “pócima”), de la misma forma que aceptar las limitaciones del propio ensayo y ámbito de interpretación. Esto no es un scattergories. No pasa por un marco teórico validado y, cuando toca utilizar herramientas bajo unas normas de utilización procedentes de la literatura científica, llámese sensor abdominal, se lo pasan por el arco del triunfo sin pudor, sin demostrar por qué y limitándose a responder “demuestra tú que lo que yo digo es mentida, que soy el RACE, porque yo lo valgo”. Disfrazar una herramienta comercial, dónde se analizan “lo que piden los consumidores”, lo mediático, los “top ventas” con herramientas técnicas sin respetar sus condiciones de uso y sin exponer los datos de ensayo, me parece poco serio. Teniendo en consideración la magnitud mediática del test y lo que hay en juego en la toma de decisiones de los padres, me parece absolutamente reprochable en todos los sentidos. Presuponiendo buena fe por parte del ADAC y del RACE (y resto de instituciones nacionales y europeas que publican el test), si ves el “error”, asúmelo en lugar de esconderlo.
        Un saludo

  13. Sabría que recibiría ataques, pero aún así, me resulta bastante chocante que se me llame troll simplemente por escribir un comentario que no vaya en la misma linea de los demás. Yo no he insultado ni atacado a nadie.

    Entiendo perfectamente que sea tu blog y tu espacio personal, pero cuando se pasa hablar de algo tan importante como la seguridad infantil, cuestionando normativas y organizaciones y “destapando un escándalo” (como tu lo llamas) pienso que la información debería de ser más objetiva y menos tendenciosa. Y si algo es denunciable porque hay pruebas concluyentes, que se denuncie. Y desde luego, al permitirnos comentar, pensaba que se podía expresar también nuestra opinión personal, aunque no concuerde al 100% con lo que se expone en este blog.

    Como yo, somos varias las que tenemos dudas sobre ciertas informaciones que se están compartiendo en internet sobre este tema. El ataque al RACE o a la nueva normativa nos suena a querer limitar las fuentes de información para que la gente no se fie y no pueda contrastar. Y que al final de todo este tipo de publicaciones siempre se acabe recomendando la misma marca, pues nos suena a querer asustar al consumidor para que acabe comprando esa determinada silla tan recomendada, que como tu bien dices, tampoco puede garantizar la seguridad en todos los escenarios.

    Asi qué, ¿por qué tenemos que confiar en que en todo esto no existe un interés comercial si resulta que al final se está recomendando siempre el mismo modelo de silla? ¿por qué se recomienda acudir a unas determinadas tiendas y no a otras? ¿por qué se ataca a la gente que pone en duda todo esto llamandonos desinformadas?

    Al final no se puede preguntar ni cuestionar nada de lo que decís. Creo que todo esto realmente no va de seguridad infantil sino de dejemos de comprar unas sillas y que compremos otras, sin solucionar el problema de seguridad de las sillas de nuestros hijos.

    1. Marisa, considero que deberías leer toda la información técnica aportada en los posts y tus respuestas quedarán solucionadas.
      No hay ningún interés de convencer a nadie, sólo de exponer una información que tanto los ingenieros con los que trabajamos como los que trabajan en el RACE, conoce de primera mano. La pregunta más bien la deberías dirigir al RACE ¿Por qué no han querido publicar nunca esos estudios técnicos? No es algo que yo me esté inventando, cómo ves están siempre firmados por técnicos (mira en los inicios de todos los enlaces y verás los nombres que tú misma puedes verificar)
      Es más si te fijas en los estudios que ha publicado el RACE también hacen referencia a estos profesionales.
      Marisa, me encantaría decirte que esto no es real, pero sí lo es. Tristemente lo es.

    2. Hola Marisa,
      Yo no te voy a recomendar una marca u otra, si me preguntas por una tienda, te recomendaré en la que yo compré la de mi niña, porque se tiraron más de una hora ASESORANDOME, me preguntaron por cómo era mi pequeña, el coche que tenía, si solía cambiar la silla de coche, si hacia viajes cortos o también largos… Mientras que en otras tiendas a las que fui y fueron muchas me llevaron a una silla sin preguntarme nada. En esa tienda incluso me montaron la silla con la niña en el coche antes de comprarlo (si me pruebo una camiseta de 3€ antes de comprarlas, por qué no una silla que tiene que proteger a mi hija??!!)
      La próxima vez que vayas conduciendo y frenes, ni siquiera tiene que ser un frenazo fíjate en el copiloto, a ver que hace su cabeza. Va hacia adelante. Ahora imagina a tu hijo en su sillita a favor de la marcha, con su cuerpo totalmente sujeto, su cuello sin desarrollar por completo y con un peso de cabeza proporcionalmente superior al de un adulto, ¿Que le pasa en caso de frenazo? Su cabeza siguiendo la inercia va hacia adelante, su cuerpo no se mueve y por tanto es muy probable que su cuello se parta. Y si en ese mismo caso ¿va en una silla a contra marcha? Su silla le sujeta la cabeza y su cuello no sufre. Ahora ¿me puedes decir que no ves extraño que el RACE en su web, en una publicación de febrero de 2016 de como muy satisfactorias dos sillas a favor de la marcha? En serio, muy satisfactorias dos sillas que por un frenazo pueden matar a tu hijo??!!
      Hace un mes tuve un accidente, pude evitar que fuera frontal, y fue lateral, pero entre el frenazo y el golpe, tooooodo lo que no estaba sujeto terminó en el suelo de los asientos delanteros, todo aunque estuvieran en los porta objetos de las puertas o en los porta vasos traseros o en la bandeja del maletero, todo, excepto un peluche que iba en la silla ACM de mi hija (que afortunadamente no iba en el coche). Era lo único que no había salido disparado, si hubiera ido en el coche, mi hija hubiera ido segura, hubiera salido físicamente ilesa mientras que yo tengo el cuello lesionado, por ir a favor de la marcha.
      No digo que todas las ACM tengan que ser muy satisfactorias en los rankings, lo que está claro es que una a favor de la marcha debería suspender, es física pura. Me da igual la razón que haya detrás, me da igual quien esté detrás de los test, ese ranking engaña. Y engaña en lo más importante, en la seguridad de los niños.

      1. Ojalá fuese diferente, Marisa, pero ya ves que tanto técnicamente como en la experiencia de Sonia, es cuestión de física. No es una moda, no hablamos de pañales hablamos de seguridad. Un saludo

  14. Buenos días Marisa:

    Yo personalmente no me creo que tu seas una madre preocupada por la seguridad de tus hijos a la que le tiembla el suelo porque desde este espacio se te está generando desconfianza…no me lo creo porque la gente es mucho más simple, ¿sabes? Si algo no le cuadra, pasa de seguir leyendo y a otra cosa mariposa. Y si algo le molesta, el argumento más utilizado en su defensa es el de “buena” o “mala” madre.

    El hecho de que entres a debatir (2 veces) y de que no hagas mención a tus bondades maternales y a “todas las madres queremos lo mejor para nuestros hijos” y a me indica que tu inquietud va más allá. Y teniendo eso claro, la pregunta lógica es ¿Y a que se debe tu inquietud?

    Y después de eliminar toda la “grasa “ de tus mensajes (esa que sirve para distraer del foco) llego al párrafo clave:

    ————————————-

    “Como yo, somos varias las que tenemos dudas sobre ciertas informaciones que se están compartiendo en internet sobre este tema. El ataque al RACE o a la nueva normativa nos suena a querer limitar las fuentes de información para que la gente no se fie y no pueda contrastar. Y que al final de todo este tipo de publicaciones siempre se acabe recomendando la misma marca, pues nos suena a querer asustar al consumidor para que acabe comprando esa determinada silla tan recomendada, que como tu bien dices, tampoco puede garantizar la seguridad en todos los escenarios.

    Asi qué, ¿por qué tenemos que confiar en que en todo esto no existe un interés comercial si resulta que al final se está recomendando siempre el mismo modelo de silla? ¿por qué se recomienda acudir a unas determinadas tiendas y no a otras? ¿por qué se ataca a la gente que pone en duda todo esto llamandonos desinformadas? “

    ————————————

    De manera que esto no va de que cuestionar al RACE sea más o menos lícito o esté más o menos justificado. Ni va de determinar si desde aquí se habla con rigor o no sobre un tema serio. Esto realmente va de que a ti te molesta que se recomiende “cierta marca” o “ciertas tiendas” y de que consideras que existe un interés comercial detrás de todo este asunto.

    Bueno, pues frente a esto yo tengo una pregunta:

    ¿Podrías indicarnos, en cual o cuales de los 7 posts en los que se ha tratado este tema El laboratorio de mamá ha recomendado la compra de una silla o marca en concreto? ¿Y dónde exactamente ha recomendado acudir a determinadas tiendas? Copia y pega, el párrafo o párrafos por favor.

    Te lo pregunto porque yo he leído todos los post e intervenciones varias veces y no he encontrado ninguna mención o recomendación a marcas o tiendas. Pero a lo mejor mi capacidad de discernimiento está alterada, así que me remito a ti para que nos indiques los párrafos literales en los que eso sucede. Gracias.

    Dicho esto, si tu malestar tiene que ver con mi página (acontramarcha.com) o con mi FB (Que los niños viajen a contramarcha, por favor) pues ya sabes…diriges allí tus quejas y ya nosotros te respondemos convenientemente, pero por favor, no ensucies una investigación como la que se ha realizado (IMPECABLE) y un debate que se ha desarrollado en el mas cordial de los tonos por parte de todas las partes, afirmando cosas que no vienen al caso y desviando la atención hacia otro sitio.

    Dicen que la mejor defensa es un buen ataque. Y así es… pero el ataque tiene que ser potente, con sustancia y rotundo… las pataletas y refunfuñes varios no sirven para nada…bueno si, a mi me ha servido para medir muy bien a quien tengo delante y darme cuenta de que, mientras unos abrimos y centramos el debate en una cuestión de SEGURIDAD, otros lo desvirtuáis reduciéndolo a una cuestión de VENTAS. ¿Por qué será?

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *