¿Puedo incluir la silla de seguridad en el seguro del coche? ¿Qué debo hacer si sufre daños?

Hace tiempo que me preguntáis qué se debe hacer si vuestra silla de coche ha sufrido daños, ya sea en un accidente o en el transporte (en este caso compañía aérea) Vamos a responder por partes.

‘CÓMO INCLUIR LA SILLA EN EL SEGURO DEL COCHE y  QUÉ HACER SI LOS DAÑOS SON OCASIONADOS POR UNA COMPAÑÍA AÉREA.’ 

Tener en la familia alguien que se dedica al mundo de los seguros te permite indagar en toda esta información 🙂 A partir de la duda de una mamá averigüé algunas cosas que creo que pueden ser interesantes.

1.- ¿Qué debemos hacer para que nuestro seguro incluya la silla del coche en caso de accidente?

  • Elegir una compañía de seguros que ofrezca buenas coberturas. Cada compañía es un mundo, lo sabemos. Algunas te ofrecen más y otras son más básicas. En algunos casos funcionan similar pero en otros no. Por lo tanto si estáis pensando en contratar un seguro y tenéis hijos que viajan en sillas es importante que preguntéis qué coberturas tienen. Si ya lo tenéis contratado coged el teléfono en este momento y llamad a vuestro agente para que os informe. No esperéis a  tener un problema para informar de su existencia, será demasiado tarde.

EDITO 19/03/2018

¡OJO! HAY MUCHAS COMPAÑÍAS DE LAS QUE NOMBRO MÁS ABAJO QUE LANZAN UN MENSAJE CONFUSO. EN PRINCIPIO DICEN QUE SÍ, DESPUÉS QUE NO. ESTE POST HA SUFRIDO MUCHOS CAMBIOS DESDE EL DÍA QUE LO ESCRIBÍ POR ESOS MOTIVOS.

  • Cobertura todo riesgo. En este caso, nos informan desde nuestra compañía de seguros, que la silla quedará cubierta en cualquier tipo de accidente. Es decir queda cubierto en cualquiera de estos casos: Si la culpa es nuestra o si es culpa de un contrario. Lo necesario, si tenéis vuestro coche a todo riesgo, es que llaméis a vuestro agente y le digáis que tiene que incluir todos los extras que no van de fabrica en el coche, en este caso la silla de seguridad. Os pedirán la factura de compra, marca y modelo de la silla para tenerlo en caso de que haya un problema.
  • Cobertura terceros. En esta modalidad no es necesario que incluyáis la silla en vuestro seguro porque si tuvierais un  accidente sólo se podría reponer (o reparar) en el caso de que la culpa fuese del contrario (nunca si el accidente es culpa vuestra). En este caso funciona como los cascos de la moto, por poner un ejemplo. Si tienes un accidente en moto, es culpa del contrario y el casco se ha golpeado y pierde sus propiedades de seguridad la compañía contraria se hace cargo de los gastos, pero si el accidente es culpa tuya no. Para ello debéis guardar siempre la factura para que a la hora de hacer trámites de daños podáis presentarla al perito.
  • Guardar la factura de compra. Este es el punto más importante. Siempre os van a pedir la factura de compra, tanto para incluirla en el seguro como  si tenéis cualquier problema. Sin factura no os podrán dar solución.

Este es nuestro caso. Es el plan que nos pareció más interesante de todo lo que nos habían explicado en otras compañías. Si alguien ha tenido que hacer trámites diferentes o trabaja en alguna compañía que tenga otros procedimientos, nos ayudará a ampliar información y estar al día de las novedades.

Tras la publicación de este post han surgido muchas dudas. Entre ellas qué aseguradoras cubren las sillas de seguridad. Para orientar un poco he llamado a las compañías más comunes para ver qué es lo que estaban haciendo. Esta es la lista de las que cubren y las que no. Comentando con otras mamás en alguna compañía que en principio dijo que sí a ellas no se la ha cubierto. Por ello y como es algo (por lo que parece) bastante novedoso para las compañías de seguros os RECOMENDAMOS que siempre lo confirméis con vuestro agente y que os pase la confirmación por escrito. 

seguros-sillas

Si alguien conoce otras compañías que sí cubren, que nos deje un comentario más abajo ¡Muchas gracias! 🙂

2.- ¿Qué hacer si una compañía aérea (o de transportes) nos daña nuestra silla? 

Cómo ya os conté en este post  a finales de julio tuvimos un problema con la silla cuando viajábamos a Mallorca con Norwegian. Antes de viajar llamamos para informarnos de las condiciones que tenían a la hora de viajar con carrito y silla de coche. Nos pareció interesante y decidimos llevar nuestra silla porque sabíamos que las empresas de alquiler de coches no encontraríamos ninguna a contramarcha (a ver si se ponen a trabajar en ello porque estoy segura que reunirían muchos fans). Al llegar al mostrador de check-in la chica nos daba todas las opciones del mundo, entre ellas transportar la silla nosotros mismos hasta la puerta de embarque ¡Fantástico! Así nos aseguramos que nadie la tira, la golpea o la aplasta.

La metimos nosotros mismos en la zona de equipaje del avión. Muy majos. Estábamos contentísimos. El problema llegó cuando aterrizamos. Al bajar del avión veíamos como estaban empezando a cargar nuestra silla en el carro que transporta todas las maletas. Rápidamente le dijimos a la azafata que no nos importaba cargarla nosotros y que era lo que habíamos acordado con la chica del check-in (igual que hicimos al entrar) Se negó rotundamente y dijo que eso era transporte del avión, que no nos molestáramos. No era una molestia, era una necesidad, no queríamos que la silla sufriese golpes. No hubo manera, nos la llevaban hacia la cinta.  Y en ese mismo momento vimos como cargaban la silla en una esquina de la camioneta con medio cuerpo dentro y otro fuera.

Cuando salió por la cinta de equipaje especial os podéis imaginar el resultado. Se había caído de la camioneta (como era de esperar) y se había soltado la pata antivuelco golpeándose, los isofix estaban aplastados, el interior estaba lleno de rascadas y los textiles estaban sacados.

¿Cómo era posible que en menos de 15 minutos le hubiesen dado esa paliza? Una silla de coche que ha sufrido esos golpes, aunque esté entera y tenga ‘buena pinta’ ya no cumple con todas las propiedades de seguridad que tiene. Por lo tanto es el momento de hacer una reclamación y ver cómo solucionar el problema:

  • Hacer una reclamación en atención al cliente del aeropuerto. Normalmente en el mismo espacio donde está la recogida de equipajes encontraréis un mostrador que pone reclamaciones, atención al cliente o lo que sea. Hay que dirigirse allí y explicar la situación
  • Rellenar el formulario. Ellos te darán un formulario para rellenar donde tienes que ser muy preciso y poner todos los daños observados, nombre, dirección, marca, modelo de la silla y teléfono.
  • Contacto con la compañía. En nuestro caso Norwegian no tiene departamento en España por lo que nunca se pusieron en contacto con nosotros. Nos dijeron que teníamos que entrar en su web y hacer la reclamación también por allí. Todo y con eso, haced también la del aeropuerto, no os vayáis sin tener una hoja firmada y sellada.
  • Preparar los documentos. En la web de la compañía pudimos ver que teníamos que escribir un mail con todos los datos y la factura de la silla. Para ser más previsores y que no hubiese ninguna duda de que la silla estaba en mal estado después del transporte, decidimos hacer un escrito (casi como una peritación) de los daños que tenía. Así que adjuntamos la factura (con fecha y lugar de compra), un documento de 3 páginas con todos los daños y sus fotos, los billetes del vuelo, el escrito que nos habían hecho en el aeropuerto, nuestras direcciones, teléfono y nombres.
  • Espera. Nos contestaron que lo habían recibido y nada más. Pasadas 3 semanas nadie nos decía nada, así que escribimos otro mail y también en el privado de sus redes sociales (sirven para muchas cosas, para esto también). Rápidamente nos contestaron que el tiempo de espera para decirnos algo era de 8 semanas ¡Mucho tiempo cuando tienes una silla que no puedes usar. En esto tengo que decir que han sido bastante lentos porque se trata de una cuestión urgente. No tenemos un montón de sillas para estos casos. Pero finalmente cumplieron su palabra, pasadas las 8 semanas nos dijeron que en el plazo de 3 semanas más harían el ingreso.
  • Desenlace final: Después de 2 meses y medio la compañía aérea Norwegian nos ha abonado el total completo de la silla. El tiempo quizá ha sido excesivo pero finalmente, la compañía aérea, ha sido satisfactorio el trato y solución recibidas.

Conclusión.

Quizá las cosas cuestan y la espera se hace larga pero tened en cuenta que la silla de seguridad para el coche de vuestros hijos tiene que estar en perfectas condiciones para que haga bien su trabajo.

¿Alguien que haya pasado por un proceso parecido? ¿Nos contáis vuestra experiencia? 

¡Ahora comenzaremos el proceso de búsqueda de su nueva silla! Pero las cosas cambian. M es un poco más grande, seguirá viajando a contramarcha pero veremos qué opciones tenemos. Este fin de semana nos ponemos en marcha y así os cuento prontito 😉

¡Seguimos!

 

También te puede interesar

10 comentarios

  1. Yo tengo de compañía Asegrup y tengo mi coche a todo riesgo ,o daños propios q dicen ellos,he llamado a mi corredor de seguros y me dice q la silla es un elemento móvil,q los elementos móviles no se pueden asegurar,es cierto??q me dices???dónde puedo consultar si es cierto o en otra compañía si me las pueden asegurar??muchas gracias

  2. Hola
    Yo tengo asegurado el coche con Mapfre, a todo riesgo. Me comenta mi agente de seguros que dicho seguro cubre el coche y los extras que le tenga, pero relacionados con el coche. Alega que los concesionarios no te venden las sillas por lo que no se consideran extras. Sólo en caso de accidente por culpa de un contrario, se reclamarían el importe a la compañía contraria por la responsabilidad civil del otro vehículo. Por otro lado, en caso de robo, el seguro de hogar me cubre hasta 200e de lo que lleve en el coche, porque lo consideran hurto fuera de la vivienda.
    Me dice finalmente que no se puede asegurar la silla. Y que estas serían mis posibilidades.

    En el post dices que en seguro a todo riesgo esta cubierta la silla en todos los casos. Y luego se puede ver q Mapfre es uno de los seguros que cumple estas condiciones. Por qué no me dicen a mi lo mismo?

    Gracias

    1. Hola Leti, si te fijas en la foto verás que Mapfre está entre las que no entra. De todas formas esto es orientativo porque nos estamos encontrando con casos de familias que algunas compañías les cubre y la misma a otra familia no. El caso de Mapfre es un ejemplo. Si pasas por mi Facebook podrás ver la foto que nos dejó una mamá de su póliza con Mapfre. Al final de dicha póliza, en el apartado de accesorios se puede ver el nombre de su silla y el valor de la misma, con lo cual significa que sí la cubre ¿por qué este caso sí y otro no? Pues todavía no lo sabemos y estamos intentando hablar con las compañías para que entiendan que es algo importante.
      Parece que es un tema muy nuevo para ellos y todavía no se ponen de acuerdo.

      1. Bueno. Ya imaginaba algo así. En fin…a seguir luchando. De todas formas muchísimas gracias por tu labor de lucha. Y si hay algo que los demás podamos hacer para que de una vez por todas los SRI sean reconocidos como lo que son, explícanos cómo. Yo pelearé de nuevo con mi compañía y dejaré algún tipo de reclamación.

        Gracias de nuevo

  3. Hola, tengo el coche asegurado con la mutua y me dicen que no entra en la póliza porque es un elemento extraíble. Gracias y un abrazo.

  4. Buenas pues yo llame a las compañías que en este post se dice que Si cubren….y en todas me han dicho un NO ROTUNDO ni a todo riesgo. …que puedo hacer….???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *