Los caramelos son una de las principales causas de atragantamiento en niños menores de 6 años

Este ha sido el primer año de M conociendo a los Reyes Magos. Lo primero que nos ha sorprendido es que tiene ‘los nervios de acero’ ? Entró el la cabaña real con una tranquilidad pasmosa, se acercó a él y le dijo: ‘Quiero un maletín de médicos’ El Rey le preguntó dónde estaba su carta con todos los regalos que le apetecían. Entonces ella me miró y dijo: Sólo quiero uno ??? ¡Espero que esto dure muuuuuuuchos años!

La segunda sorpresa fue la más grande. Al salir de la cabaña, el rey, le llenó la capucha con caramelos pequeños, redondos y duros. Así que, pensando en los médicos y el montón de caramelos que se salían de sus bolsillos, pensé en el problema de asfixia que causan esos dulces en los niños menores de 6 años (y en los padres que tienen que hacerlos desaparecer sin que eso conlleve un berrinche y una desilusión tremenda.)

Al llegar a casa me puse a buscar estadísticas y estudios que pudiesen apoyar mi pensamiento sobre el peligro de atagantamiento que representan estos caramelos y encontré.

En marzo de este año podíamos leer la triste noticia de David, el niño de dos años que se atragantó con una almendra y que tuvo un final muy afortunado. La mayoría de familias sabemos que no es conveniente dar frutos secos a los niños porque son alimentos con los que se pueden ahogar fácilmente (más información aquí) y los alejamos de ellos. Pero no nos lo ponen fácil con los caramelos.

¿Por qué son tan peligrosos los caramelos? 

Hay varios estudios que han analizado los alimentos con los que más se atragantan los niños para que las familias puedan prevenir. Pero no los clasifican según la peligrosidad porque, para tener estos datos, se debería observar  la incidencia según la periodicidad de administración. Es decir que el alimento más peligroso no tiene porque estar primero en la lista, ya que es posible que sea el que se ofrezca al niño en menor número de veces.

Así pues podemos ver como en esta revisión de Pediatrics en 2010 nos dicen que los atragantamientos son muy peligrosos provocando 70 muertes al año en EEUU  (Aunque siguen siendo las muertes en piscinas y playas (700) y las de accidentes de tráfico (1000) las principales) Nos dicen que:

(…)Otros alimentos de alto riesgo son los caramelos y dulces duros, los cacahuetes y frutos secos, las semillas, las uvas enteras, las zanahorias crudas, las manzanas, las atragantamiento-nino-caramelopalomitas de maíz, los trozos de mantequilla de cacahuete, los malvaviscos (o “nubes”) y el chicle. Muchos de estos alimentos, como los caramelos redondos, las uvas, los malvaviscos y la carne / salchichas, comparten las mismas características físicas de alto riesgo que crean tapones eficaces para la vía aérea infantil. (…)

(…) Es de destacar que muchos alimentos con características de alto riesgo asociados con la asfixia son de fabricación humana. Estos alimentos están diseñados y, por lo tanto, son susceptibles de cambio, a diferencia de productos alimenticios de origen natural tales como ciertas frutas y verduras.

Los fabricantes de alimentos que con frecuencia son consumidos por los niños deberían, en la medida de lo posible, diseñar estos productos de forma que se minimice el riesgo de asfixia en el colectivo infantil.’

En 2013 presentan más datos y nos muestran las edades donde son más comunes estos atragantamientos (en los primeros dos años de vida, aunque no es hasta los 6-7 que se reduce la curva):

‘De todos los tipos de alimentos, los caramelos-dulces rígidos fueron los que causaron más episodios de atragantamiento (15,5%), seguidos de otros dulces (12,8%), la carne (diferente a perritos calientes) (12,2%), y los huesos-espinas (12,0%). Estos 4 tipos de alimentos representaron más de la mitad (52,5%) de los casos de atragantamiento con alimentos conocidos. (…) 

(…) El número de episodios de atragantamiento por caramelos-dulces (tanto duros y como blandos) aumentó con la edad. A los 4 años, el 55,2% de los episodios de asfixia fue por caramelos-dulces. Además, los pacientes de 0 a 4 años de edad eran más propensos a ahogarse con frutas / verduras que los pacientes de 5 a 14 años.’ (Esto último es lógico ya que hasta esa edadno se suelen dar tantos caramelos, pero se demuestra que tampoco es un momento adecuado)

Entonces, ¿Por qué se sigue insistiendo en regalar estos dulces a los niños en las fiestas? 

Esta pregunta me la hago constantemente: Siendo los caramelos uno de los alimentos más peligrosos porque difícilmente se deshacen en la boca o vía respiratoria, o porque tienen una forma tal que son capaces de bloquear el paso del aire ¿Por qué en este tipo de fiestas Navideñas no se plantean dar otra cosa? 

La Asociación Española de Pediatria añade (sobre frutos secos pero se puede hacer extensible a los caramelos):ahogo-nino-caramelo

‘Absolutamente prohibido darle a niños menores de 5 ó 6 años frutos secos (o caramelos), pues si se atraganta con ellos puede o bien asfixiarse, o bien producírsele una lesión pulmonar por el aceite que destilan estos productos (los frutos secos). En cualquier caso precisaría tratamiento urgente, primero por usted y luego en Urgencias. Si tiene frutos secos (o caramelos) en su casa, vigile que no estén al alcance de su hijo.’

Los niños no piden caramelos si no los conocen. No saben lo que son si no los han probado. No los necesitan porque son puro azúcar y cero nutrientes.

Así que, Papá Noel, Reyes y organizadores varios de este tipo de eventos necesitamos que nos echéis un cable y busquéis otro tipo de regalitos. 

Os dejo algunas propuestas

  • Un folio con un dibujo para colorear y así ponerlo en el árbol para regalárselo a los Reyes Magos.
  • Algunos lápices de colores pequeñitos para cuando vamos de paseo.
  • Un minicuento sobre la Navidad.
  • Un adorno pequeñito para el árbol (de papel o de cartón, no es necesario más)

No hace falta que se regalen un puñado de cosas, ni tiene que costar mucho dinero, pero es muy importante que entre todos cuidemos de la salud de los más pequeños. En estos casos no es sólo cosa de los padres ¡Ayudadnos a que sea un poco menos difícil!

Hace unos días estuvimos en el Aquarium y el paje Real le regaló a M una pequeña monedita de chocolate. Sí, es cierto que tambien lleva azúcar, pero por lo menos no existe riesgo de atragantamiento. Dársela o no ya es una opción que también tendremos que trabajarnos los padres.

Por seguridad alejad los caramelos, gominolas, chupa-chups y piruletas (que cuando se rompen pueden ser igual de peligrosos) de los niños. 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *