¿Qué es el linimento y por qué nos está ayudando con la dermatitis de pañal?

El post de hoy no es nada más ni nada menos que un ¡Toma ya que descubrimiento que acabamos de hacer!

Sí, lo sé. No he descubierto América y parece mentira que teniendo una hija mayor no tuviese ni idea de la existencia del Linimento y el agua miscelar.

¡Aiiiix! Si es que a veces queremos llegar a todo y nos falta información. Por eso, hoy quiero explicaros nuestra experiencia y así que todos podáis conocer lo que está siendo ¡una salvación para el culito de Mr.D!

¿Qué es el Linimento?

El linimento es una especie de crema suave bastante líquida que se utiliza (desde hace muchíiiiisimos años) para limpiar el culito del bebé. Está fórmula crea una película protectora en la piel aislándola de la humedad y los roces del pañal. Además los aceites de almendra y manteca de coco hacen que el culito quede hidratado y calma las irritaciones y rojeces.

¿Cómo se utiliza?

Aplicando una gota del producto en una gasa o disco de algodón (a veces utilizamos tipo los de quitar el maquillaje, los más grandes). Con la gasa o algodón limpiar el culito y genitales del bebé.

¿Lo utilizamos en cada cambio de pañal?

En principio no hay ningún problema en utilizarlo para cada cambio de pañal pero, en nuestro caso, cuando hacemos un cambio de pañal donde no hay heces utilizamos el agua miscelar. Otro descubrimiento maravilloso.

¿Qué es el agua miscelar?

El agua miscelar sirve para limpiar la carita y el cuerpo del bebé sin necesidad de agua. Como dice su propio nombre su apariencia es como si fuese agua. Nosotros la usamos básicamente cuando hay sólo pipí en el pañal y a veces con heces también. Dependiendo de la magnitud de la suciedad 😉

Su aplicación es similar a la del Linimento. Utilizamos una gasa o algodón empapado en un par de gotas de agua miscelar y las aplicamos en la zona del pañal. Después secamos con otra gasa. No es necesario enjuagar.

¿Por qué utilizamos estos productos en lugar de las famosas toallitas húmedas?

Cuando M tenía un año Sr. Padre y yo estuvimos hablando de lo poco que nos gustaba el uso de las toallitas en general por los componentes que llevan y porque teníamos alguna pista de que le enrojecían el culete (no eran los pañales, eran las toallitas) . Pensamos que para nuestro siguiente hijo teníamos que buscar una alternativa. Sabemos que lo mejor es el agua y jabón de toda la vida, pero andamos siempre para arriba y para abajo y era una opción poco práctica.

Justamente en una de las canastillas que nos regalaron para Mr. D nos llegó esa alternativa por arte de magia. Un pequeño bote de linimento de la marca Mustela. Estando en el hospital lo utilizamos y nos gustó pero, por falta de tiempo, cuando se nos acabó el botecito tuvimos que utilizar toallitas húmedas de nuevo. ¿Cuál fue el resultado? Una dermatitis bastante feota. Conseguimos hacer que mejorase con las cremas de pañal, pero no acababa de desaparecer del todo.

Así que, por probar más, fui en busca de otro bote de linimento, en este caso de la marca Cattier. Durante una semana estuvimos utilizando únicamente este linimento y el agua miscelar de la misma marca y ¡voilà! ¡Adiós dermatitis! ¡Hola culito feliz! 😉

Ni rastro de la dermatitis hasta que unos días que estuvimos fuera y nos olvidamos el linimento y compañía, ¡volvimos a las andadas! Con lo que desde hoy y hasta que este pequeñuelo deje el pañal ¡Nos pasamos al linimento y el agua miscelar!

¿Por qué elegimos Cattier?

Pues muy fácil. La composición. Si huíamos de las toallitas húmedas por su composición, no íbamos a caer en lo mismo pero con otro formato.

Los ingredientes son:

– Agua Floral Azahar Bio: calma y equilibra la piel.

– Aceite Almendra Dulce Bio: nutritivo, suavizante, calmante.

– 0% conservantes sintéticos (parabenes, fenoxietanol…)

– 0% parafina, silicona, PEG, PPG

– 0% aceite mineral, silicona ftalatos

– 0% perfumes sintéticos

– 0% colorantes artificiales

– 0% eter glicol

– 0% sales de aluminio

– El 98,7% de sus ingredientes son de origen natural y el 46,3% del total de los ingredientes proviene de la agricultura ecológica.

– 0% OMGs (organismos modificados genéticamente)

Así que tenía muchas ganas de contaros todo esto por si estáis en proceso de búsqueda de alternativas a las toallitas húmedas y si tenéis un peque que tiene tendencia a la dermatitis en el culete 😉

Si ya lo utilizáis contadme vuestra experiencia ¡seguro que a muchas mamás les vendrá súper bien conocer veustra opinión!

Y si queréis conocer también la opinión de otra mamá, os dejo el enlace al post de Gisela de Para el bebé que tiene mucha información sobre estos productos.

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *