La ‘crisis’ de los tres meses ¿qué hago?

¡Aiiiiix! Hemos llegado a la crisis de los tres meses ¿Lo peor? Que tiene cuatro meses y seguimos igual.

¿Qué es ‘una crisis’ cuando hablamos de lactancia?

Desde el nacimiento del bebé se producen varios cambios en la lactancia que se suelen denominar ‘crisis’. Estos cambios se dan porque la producción de leche varia según la demanda del bebé (Cuánto más demanda más producimos).

Hay diversas crisis: a los 15/20 días del nacimeinto, a las 6 semanas, a los tres meses, al año, a los 2 años.  En este post nos centraremos en la crisis de los tres meses porque es la que nosotros vivimos más intensamente con M y ahora con Mr. D. De hecho el pequeñajo ha cumplido 4 meses y seguimos en plena crisis.

¿En qué consiste la crisis de los tres meses?

A partir de las 30/70 horas del nacimiento del bebé se produce la llamada ‘subida de la leche’. Durante unos meses la madre tendrá la sensación de pechos llenos. Se suelen notar duros, cuando le bebé mama enseguida sale leche y es normal tener que utilizar discos de lactancia para no manchar la ropa.

Para el bebé este momento es como una barra libre que siempre está disponible. Siempre que succionan ¡hay leche disponible! Esto es una maravilla para ellos porque tienen que hacer un menor esfuerzo para conseguir la comida. Eso sí, menos mal que los recién nacidos suelen ser puntuales en sus horarios (2h entre toma y toma aprox) porque si no la sensación de ingurgitación en el pecho sería horrible.

Pero, aquí llega el temido momento, ¿Qué pasa cuando el tiempo avanza y el pecho empieza a entender las tomas de tu bebé? (o algo por el estilo) ¡Qué llega la crisis de los tres meses!

Aquí se juntan varias cosas.

  • Por un lado el bebé parece menos interesado en mamar. Se distrae con facilidad y en unos minutos ya decide que no quiere comer más
  • Parece que pase completamente de la teta. Antes mamaba cada 2 horas y ahora puede que alargue un poco más ¿No tiene hambre?
  • Las tomas son un desastre, mira a todos los lados, parece que se engancha al pecho, pero se suelta y se pone a reír mirando el cuadro que está a tu espalda, se vuelve a enganchar, te tira del pelo y finalmente se suelta para ponerse a jugar con un trozo de papel.
  • Posiblemente este mes engorda un poco menos.
  • Tú notas que tienes los pechos más deshinchados y blandos que hace un mes.
  • Parece que hace menos caca ¿Pero si nos dijeron que mirásemos cuántas veces hacía caca para entender cuanto comía y así estar tranquilas?

¿Quéeeeeeeeee hagoooooooooooooo?

Lo primero ¡Keep calm! La crisis de los tres meses es más una crisis para nosotras que para ellos.

  • Lo primero que ocurre es que tu bebé ya es un máster de la succión. Lo que antes le costaba diez minutos ahora en 4 minutos ya lo ha conseguido (es una aproximación). Por lo que si notas que sus tomas son más cortas ¡es normal y buenísimo! Eso significa que todo va bien 😉
  • En esta etapa, también  ocurre, que su vista se agudiza y sus oídos empiezan a captar sonidos con precisión ¿Imaginas lo que significa eso? ¡Un mundo nuevo! Mil cosas por mirar, escuchar y disfrutar. Tu bebé está despertando cada día más y quiere disfrutar de este mundo. Por lo que la teta pasa a ‘un segundo plano’. Lo mejor que puedes hacer en este momento, si crees que tiene hambre realmente o hace mucho rato que no come, es buscar un lugar tranquilo, con luz tenue y poco ruido. Tranquila, porque seguramente ese día, por la noche comerá más veces y más tranquilo.
  • Que las tomas sean caóticas y en ocasiones él termine llorando, cogiéndose al pecho, llorando de nuevo hasta que por fin se agarre y succione es normal. Como os explicaba, los primeros meses el bebé tiene barra libre sin apenas esfuerzo y ahora tendrá que esperar aproximadamente 2 minutos hasta que le pecho ‘se llene’ para satisfacer su hambre. Tardará un tiempo en entender este proceso, así que posiblemente durante un mes las tomas sean un poco más agitadas.
  • Tu pecho no está vacío, Tu pecho SÍ produce la leche necesaria para tu bebé. NO es necesaria suplementar con leche artificial. Los pechos están más blandos porque son inteligentes y ¿para qué van a estar llenos las 24 horas si sólo necesitan estar rebosantes en determinados momentos? Tu cuerpo es sabio y se ahorra gasto inútil de energía ¡Qué maravilla de cuerpo sabio nos ha dado la naturaleza! En tan sólo tres meses ya sabe como funciona nuestro bebé. No te preocupes, Y, evidentemente, siempre que tu bebé se ponga en tu pecho, este producirá leche. Durante los meses siguientes notarás como en el momento en el que el pecho ‘lanza’ su producción de leche este se pone un poco más duro. Es una sensación como de ‘llenado’
  • Las deposiciones van cambiando. Ya no tienen esa inmediatez de comer y hacer caca, ahora pueden hacer muchas, una vez o ninguna en varios días. Pero esto es totalmente normal.

Nuestra experiencia

¿Por qué hablo hoy de la crisis de los tres meses?

Porque hace un mes que la estamos viviendo intensamente y, cómo tú, también me he desesperado en varios momentos. El fin de semana pasado estuvimos en la Feria de Puericultura en Madrid. Creo que no existe sitio más lleno de estímulos para un bebé. Ideal para este momento. Mr. D se pasó todo el fin de semana mordiéndose el puño como si no hubiese un mañana, pero lo ponía la pecho y siempre había algo mejor que mirar. Esto hizo que terminase las jornadas agotada. Me cansaba más estar todo el tiempo detrás suyo que lo que pasaba en la feria. En el tren de ida y vuelta igual. Reía a nuestros compañeros de viaje y pasaba completamente de comer. Llegué a casa destrozada y con la sensación de haberlo hecho muy mal. Entonces, me tumbé a su lado, intenté tranquilizarme y le observé detenidamente. Él estaba feliz, no sé lo que pesa en este momento, pero no es un niño especialmente pequeño ¿entonces qué podía hacer? Relajarme, recordar lo que pasó con su hermana, entender su proceso y leer mucho sobre el tema.

Esta semana no ha sido mejor, ahora le ha dado por mirarme y sonreír sin parar, utilizar el pezón a modo de micrófono (se pasa el rato hablando con el pezón en la boca), mirar el cuadro que tenemos en la habitación y hablar con él, etc. Pero yo estoy más tranquila. Sé que es un proceso.

He querido escribir esta entrada, sabiendo que hay mucha literatura al respecto y que no explico nada nuevo, pero es posible que alguna de las mamás que me leéis no tengáis esta información y os sirva de mucho. A vosotras y a vuestros peques.

Si queréis ampliar información podéis visitar las páginas:

  • Alba lactancia: http://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-4-cuando-los-ninos-crecen/crisis-o-brotes-de-crecimiento/
  • Lactapp (App que os sugiero ‘muy mucho’ que os descarguéis ¡además es gratuita!): http://www.lactapp.es/blog/crisis-de-los-tres-meses-lactancia/

Y vosotras ¿También habéis vivido la crisis de los 3 meses? ¿La estáis viviendo? ¿Habéis vivido más intensamente otras crisis y de esta ni os habéis enterado? Cuéntanos tu historia, siempre es una ayuda para los demás.

Y si te ha servido de ayuda, comparte ¡La información nos hace más fuertes!

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *