Rocky Roquero y El tren de Robi

Hace unos meses, gracias a  Madresfera pudimos probar los juguetes Robi Robita y la mesa de aprendizaje de Fisher Price. Es la segunda vez que probamos juguetes con luz y sonido y os tengo que decir que no son el demonio como se cuenta por ahí 😉 

1.- Si el sonido molesta se pueden silenciar de manera sencilla con un botoncito. 

2.- Hay juguetes musicales que ofrecen actividades muy interesantes, no solo suenan por sonar. 

3.- Es importante el uso que le damos. Estoy de acuerdo con que los niños deben hacer actividades donde ellos exploren su creatividad sin que se lo den todo hecho. Pero por lo que pudimos comprobar con Robi Robita es que el juguete proponía cosas, pero ellos eran los que tenían que ejecutarlas utilizando su creatividad. No hacía nada por ellos. 

Hoy quiero explicaros nuestra experincia con Rocky Roquero y El tren de Robi y sus amigos. 
La edad recomendada de uso en estos juguetes es desde los 6 meses hasta los 36, pero como siempre, ya sabéis que es orientativo. Creo que quizá estos juguetes los empiezan a usar más a partir de los 8 meses.

Rocky Roquero 

No os imagináis el ritmazo que tiene este bicho ¡Fue verlo y ponerse a reír y a mover el culete. Mr.D acaba de descubrir que si abre las piernas y mueve la cadera de un lado al otro ¡puede bailar! Y si encima le ponemos un amigo para que le anime ¡El salón se convierte en la discoteca del momento!

Un poco parecido a Robita, Rocky les enseña el abecedario, los números, los colores, formas, canciones y juegos. También se puede grabar voz y luego reproducirlo utilizanod 3 tonos diferentes ¡Esto a M le encanta! Y lo que me hace mucha gracia es que el pequeño intenta imitar lo que ella va diciendo y no da ni una 😉

En la mano que no tiene micrófono lleva una especie de nube o bichito blanco que se llama ‘Chispa’. A diferencia de Robita, Rocky es mucho más estable y tiene texturas y cosas que los bebés pueden coger.

Además tiene un control del volumen que para mí es básico en este tipo de juguetes.

Es un juguete que se maneja solo. Pesa poco, por lo que ellos mismos lo pueden colocar donde quieran. Tiene 3 niveles para ir adaptándolo al crecimiento. Quizá en el caso de Mr.D, los números y el abecedario todavía no los entiende, pero los colores sí. Esto lo puedes regular con los niveles.

Una de las cosas que más me gustan de estos juguetes es que cuando juegan varios niños ¡se tronchan de la risa! Interactúan con él para crear momentos de diversión y risas entre ellos. Me parece un juguete muy especial bastante duradero

Sí, es lo que parece ¡le está dando un beso! 😉

El tren de Robi y sus amigos

Estamos en pleno descubrimiento de juguetes con ruedas o vías. Mr.D acaba de descubrir lo que son los coches, las motos y los trenes,así que llega en el momento adecuado para ser revisado de arriba abajo.

Robi nos tiene robado el corazón con su sonrisa gigante 😉 Así que el pequeñajo en cuanto vio a la pequeña robi (para nosotros siempre será una robotita) y a sus amigos empezó a gesticular y a gritar sin parar hasta que los conseguí sacar del cartón.

Este juguete consta de tres piezas: cabeza de tren y dos vagones. Los tres tienen un espacio para colocar encima a Robi y sus amigos, pero dejemos volar la imaginación. En casa ya han colocado a dos en un mismo vagón y en el último viaja mercancía: piezas de lego, monedas de chocolate que le dieron en el cole el último día, ¡hasta una mandarina viajera!

Los vagones se montan y desmontan con muchísima facilidad, asíq ue para las manos pequeñitas es fácil de manipular.

También tiene sonido y luces. Está en la misma línea que Rocky y Robita. Repite canciones, números, abecedario, colores, etc.

En cuanto a la edad yo lo colocaría en 8 meses. Quizá es un buen juguete para estimular a los pequeños a gatear detrás de él. Porque no os lo he dicho pero ¡También se mueve! Al presionar su chimenea, aparece una luz azul y gracias a sus ruedas delanteras el tren de robi se da unos buenos paseos pasillo arriba, pasillo abajo. Además como no va muy rápido y va haciendo paraditas ¡Es ideal para que los bebés más chiquitines quieras salir gateando detrás!

Igual que Rocky, también tiene tres niveles de juego según la edad. Esto lo puedes regular con un botón que encontraréis en el lateral de la máquina delantera. Tiene botones que invitan a diferentes actividades, un rodillo en el segundo vagón y un espejo en el primero. Yo no sé a vuestros hijos, pero a Mr.D le encanta mirarse al espejo 😉

Los dos juguetes me parecen ideales para regalar si tenéis bebés cerca y si tienen hermanos más porque podrán jugar juntos. Ambos ayudan a estimular al bebé aunque de formas diferentes:

  • Rocky es más ‘muñeco’ y da la sensación de que te está hablando. Invita a que los oyentes bailen y salten, pero él está estático.
  • Tren de Robi y sus amigos es ideal si tenéis una niña o niño apasionado de los trenes o cualquier máquina con ruedas.

Si te lo estás pensando para estas Navidades o para el día de reyes en casa han triunfado 😉

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *