Fin de semana con niños en Airbnb

¡Llevamos unos días que no paramos! Primero Disney y ahora Portbou 😉

Hace unos días os conté nuestra experiencia en un hotel de Disney y hoy quiero hablaros de viajar con niños y alojarse en una casa de Airbnb

Desde que nació Mr.D no nos habíamos movido mucho. Primero porque el verano pasado el pequeño estaba recién salido del horno y durante el invierno no nos apetecía movernos con un bebé tan chiquito. Pero ha llegado el (medio)buen tiempo y nos han entrado una ganas locas de recuperar el tiempo perdido. Eso sí, nos ha quedado claro que las cosas cambian cuando viajas con dos pequeños ¡Cómo todo, vamos!

La primera vez que viajamos con M comprendimos que con niños llevas otro ritmo. Nuestra hija mayor es un reloj y no perdona que nos pasemos más de 30 minutos de su hora de comer, de cenar o de dormir. Si se nos echaba el tiempo encima entraba en un bucle terrible de llantos y malestar en el que no disfrutaba ni ella ni, evidentemente, nosotros. Así que la idea maravillosa de hotel que nosotros teníamos se fue al garete. Pasamos ese fin de semana cenando todos a las 20h y encerrándonos en la habitación de hotel a las 21h. Los días se nos hacían muy cortos y casi no podíamos hablar por si la despertábamos y, clara está, a la luz de una lamparita.

El segundo viaje que hicimos con ella fue a Nueva York. Tenía un año y medio. Todo el mundo nos decía que era una locura ir en navidad a Nueva York con una niña tan pequeña. Que los alojamientos eran muy caros y que los hostales no estaban preparados para ir con niños. Pero yo tenía muchas ganas de estar allí en esas fechas y lo íbamos a montar bien.

Lo primero que hicimos fue ¡no repetir experiencia hotelera! Decidimos probar Airbnb. Tenía muchos amigos que habían encontrado alojamiento gracias a esta plataforma y las opiniones eran muy buenas. Entramos en su web y el proceso de selección fue facilísimo. Nos habían orientado sobre los barrios más familiares de Nueva York (para no llevarnos sorpresas) y encontramos uno que nos encantó y, además, bien de precio (Cosa increíble en esa ciudad).

El apartamento tenía de todo para niños: cuna, juguetes, cambiador, bañera. Ya no nos íbamos a encerrar en una habitación de hotel donde sólo hay camas. En este caso mientras M dormía, Sr. PAdre y yo podíamos estar sentados en un sofá, haciendo una cena rica o teniendo una conversación, en un tono normal, sentados en una mesa y con luz 😉 ¡Todo un lujo! Pasados los años hemos contratado nuestra estancia con Airbnb en Menorca, Mallorca y esta última en Portbou. Se podría decir que somos bastante fans de la plataforma por eso cuando Madresfera nos dio la idea de irnos un fin de semana ¡nos encantó!

 

¿Cómo funciona Airbnb?

Siempre que habíamos utilizado la plataforma era para irnos lejos de nuestra zona. La verdad que nunca se me había ocurrido que los fines de semana de relax cerca de casa también era una opción válida con Airbnb. Como me pareció una gran idea, quiero compartirlo con vosotros ¡Seguro que os animáis ahora que llega el verano!

Buscar alojamiento en Airbnb es muy fácil. Aquí os dejo algunas instrucciones para que podáis empezar a mirar. No tiene demasiado misterio:

  • Descárgate la aplicación para móvil o tablet de Airbnb La manera más fácil de buscar alojamiento es descargándote la app. Tendrás tiempo en tus ratos libres de introducir destinos y así poder ver todos los alojamientos: casas, pisos, lofts, etc. Todos tienen fotos de la mayoría de las estancias de la casa. Si alguna te gusta puedes guardarla en favoritos para así elegir más tarde cuál será la defintiva. Yo me puedo pasar horas eligiendo 😉
  • Contacto con el propietario. Una vez ya has encontrado la casa que te gusta puedes enviarle un mensaje al propietario con las fechas seleccionadas. En principio tienes un calendario que te dice si está disponible los días que has elegido, pero antes de confirmar tendrás que esperar que le propietario acepte tu reserva. Si tienes dudas puedes preguntarle por chat y siempre contestan súper rápido.
  • Llegada al lugar. Una vez aceptada la reserva sólo queda llegar a tu casa de vacaciones. Al llegar allí te recibirá el propietario. En nuestro caso nos recibió Gerard, nos explicó las cosas más importantes de la casa, nos dio las llaves, unas guías de lugar, los papeles de alojamiento que hay que firmar y ¡nos dejó una botella de vino como regalo de bienvenida! Un detallazo 😉
  • A disfrutar. Ya puedes disfrutar de la zona y de tu casa de vacaciones, pero eso sí, debes ser cuidadoso con todo lo que te rodea. A nosotros nos gusta encontrar todo al detalle y bien cuidado, como si estuvieses en tu casa o mejor, por lo tanto debemos cuidarla con el mismo mimo.

 

¿Airbnb es una plataforma familiar?

En principio no está definida como tal, pero creo que somos su público potencial. Existe un filtro que al seleccionarlo te indica alojamientos preparados para viajar con niños. Se nota que estos lugares están pensados o vividos por otras personas que también tienen hijos, porque puedes encontrar de todo para ellos. En nuestro caso Gerard y Laurence nos dejaron: una cuna, juguetes, una trona, bañera y minicubiertos. 

Ir de vacaciones con airbnb te permite seguir llevando las rutinas habituales con tu bebé como hacer la cena, bañarlo, ir a dormir pronto…¡tiene todas las comodidades familiares en el lugar de vacaciones!

Vacaciones con Airbnb en Portbou

El apartamento de Gerard y Laurence estaba en el centro de Portbou, muy cerca de la playa y los restaurantes de la zona. Portbou es un pueblo pequeñito con lo que hicimos el recorrido el pimer día que llegamos y luego creamos otras rutas con las guías que nos dejó Gerard.

Nuestra idea era un finde de relax, con tuismo, sí, pero sin agobios. Ya nos conocemos la zona y queríamos un poco de playa y algún museo de Dalí. Para ejecutar este plan a la perfección buscábamos un alojamiento cómodo, cercano a las excursiones para no tener que coger el coche muchos kilómetros y que nos permitiese seguir con el ritmo de vida habitual.

El alojamiento de Gerard y Laurence cumplió con nuestras expectativas al 100% (o más) Estuvimos muy cómodos disfrutando del espacio y ¡de todos sus detalles! Tenía hilo musical por toda la casa, un comedor enorme con juegos familiares, cafetera con cargas, toallas para toda la familias (de distintos tamaños), camas muy cómodas y una cocina espaciosa ¡Estaba todo tan ordenado y limpio! Ah! También tenía Smart Tv ¡Gigante!

Nosotros no somos muy de televisión, pero creo que para quien le guste irse de vacaciones y no renunciar a poder ver su serie favorita ¡es una buena opción!

 

Nuestra valoración

Si tengo que valorar del 1 al 5 el servicio de Airbnb diría que:

  • Comunicación. ¿Ha sido sencilla la comunicación con el anfitrión del alojamiento escogido? ¿Ha resuelto vuestras dudas? 5. Muy fácil y rápida. Siempre he tenido al sensación de que la app de Airbnb es muy práctica a la hora de poner en contacto al propietario con el huésped.
  • Viajes en familia. ¿Disponía el alojamiento de servicios adecuados para familias (privacidad, cocina, wifi, televisión)? 5. Absolutamente. Tenía todos los servicios y más ¡Gerard y Laurence han sido muy detallistas con todo! Hasta nos dejaron un cargador para el móvil con varias entradas 😉
  • Comodidad y limpieza. ¿Estaba el alojamiento preparado para vuestra visita? 5. El orden de Gerard y Laurence era más que evidente. De hecho fue una de las cosas que le resalté a Gerard.
  • Pertenencia. ¿Has podido disfrutar del destino como si fueras un habitante más? 5. Sin ningún tipo de problema.  Hemos paseado por las calles de Portbou ¡como uno más! 😉

¿Habéis planeado ya vuestras vacaciones? ¿Alguna vez lo habéis hecho con Airbnb?

También te puede interesar

2 comentarios

  1. ¡Qué genial esta idea! Realmente no hay nada como disfrutar del tiempo libre con los nuestros, ¿verdad? Desconectar de los agobios y estreses de la rutina y echarse unas risas en buena compañía.

    La sal de la vida 🙂 Gracias por este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *