Wob NIDUS – Nueva marca, nuevo cochecito de paseo

Hace varias semanas que me preguntáis por el nuevo cochecito de Mr.D 😉

Os he ido contestando, pero como veo que está causando curiosidad y a mí me encanta hablar de las marcas que tienen en cuenta al bebé a la hora de crear sus productos ¡Creo que se merece un post!

¿Qué es WOB?

Seguro que todavía no os suena ¡Normal! Wob es una marca nueva en el mercado que viene con muchas ganas de hacerse ver. ¿Por qué? Porque su objetivo  principal es:

CREAR PRODUCTOS PENSANDO EN LAS NECESIDADES DEL BEBÉ

Por algo sus siglas significan: ‘Watch over baby’ (Cuida del bebé)

Si estás en el movimiento a contramarcha sabrás que el primer producto que lanzaron al mercado fue una silla que se instala en el sentido contrario a la marcha, llamada UNO. Esta silla se caracteriza por tener las mismas ventajas de seguridad que cualquier otra silla a contramarcha, tiene PLUS TEST, y además con un precio más asequible ¡199€! (oferta actual). Una gran forma de hacer que el movimiento a contramarcha llegue a todas las familias.

WOB NIDUS – Filosofía Japonesa

El nuevo cochecito para bebé de WOB está diseñado para ofrecer el máximo confort al bebé en condiciones extremas limitadas por el espacio.Por ello se han inspirado uno de los países con enormes limites arquitectónicos: Japón.

En Japón las viviendas son diminutas, los ascensores pequeños, las escaleras imposibles y los transportes públicos siempre están abarrotados.  Y al problema del espacio, se le añade otro mas:  La orografía.  Está situado en el Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona con un elevado componente sísmico.  De hecho, En Japón se registran en torno a 1500 terremotos al año.

Así que por un lado tienen una superficie habitable muy limitada al estar flanqueados por volcanes, obligándoles a construir en altura, y por el otro sus edificios están constantemente sometidos a terremotos, habiéndose convertido en la cultura que mejor maneja la tecnología anti-vibración, no con construcciones robustas (que no resistirían a la intensidad y frecuencia de los terremotos) sino haciendo justo lo contrario: construcciones flexibles.

En cuanto al bebé, los japoneses consideran que si el niño es feliz durante sus primeros años, el día de mañana será un adulto equilibrado. Esta felicidad no está sujeta a un bebé que ríe mucho y llora poco, sino al hecho haber respetado sus fases de desarrollo.  Esto aplicado a un carro de paseo se reduce a interferir lo menos posible en sus ciclos de sueño y vigilia, de manera que si el bebé está dormido, minimizan aquellos factores que puedan despertarle o molestarle.    Uno de los que más afectan al descanso es precisamente la vibración.

Todas estas condiciones tan particulares, les han llevado a desarrollar carritos ligeros y compactos para poder moverse con agilidad y a la vez flexibles para reducir el impacto de la vibración sobre el bebé. En resumidas cuentas, al contrario de lo que estamos habituados a ver en España (carritos voluminosos, robustos y en consecuencia pesados)  el NIDUS está diseñado para cubrir de manera óptima las necesidades de confort y descanso del bebé, con el menor tamaño y peso posibles.

Después de un tiempo utilizándolo os voy a contar aquellos aspectos que, para mí, son destacables de este cochecito:

  • Amortiguación: La vibración se reduce fundamentalmente gracias a la flexibilidad del propio chasis y al sistema de apoyo que lleve el bebé en la espalda (colchón en el caso del capazo y colchoneta en el de la silla).
  • Capazo: No lo hemos podido probar porque ha salido a la venta hace un mes y Mr. D ya es todo un hombretón  ;)Pero os puedo contar lo que vi en la presentación:

El capazo del NIDUS está dotado con un colchón especial hecho con un material llamado DRYFEEL y dividido en dos fases:   La primera fase consiste en un bloque transpirable y compacto que estabiliza el movimiento y la segunda fase a base de mini-cubos divididos a su vez en otros 4 mini-cubos que eliminan la sensación de presión sobre el bebé.

Este sistema permite convertir algo tan incómodo como el traqueteo en una sensación agradable para el peque.

La estructura de capazo y silla es la misma, así que comparten capota.  Tiene varias posiciones regulables en altura, las cuales vamos a utilizar fundamentalmente para dos cosas:  reducir la intensidad del calor que sube del asfalto en verano (colocándola en la posición más alta) y reducir las vibraciones de terrenos urbanos complicados (adoquines) colocándola en la posición más baja. De esta manera, la regulación en altura ayuda a minimizar también dos factores que afectan al descanso del bebé:  exceso de vibración y exceso de calor.

  • Hamaca/Silla: En mi opinión tiene una medida exacta para que no se vea un cochecito súper voluminoso, pero el pequeño no pierda confort. Además cuenta con varias posiciones de regulación, quedando totalmente estirado en la última para que pueda dormir. La hamaca es basculante para que en el momento en que el niño se duerme no note ningún movimiento a la hora de acomodarle.  De esta manera, puedes bajar la cabeza al mismo tiempo que suben los pies, cambiando la inclinación de manera suave y sin afectar a la posición de la espina dorsal.
  • Orientación a ambos lados: La silla se puede orientar hacia el que pasea y hacia el exterior.
  • Colchoneta:  La silla lleva una colchoneta bastante acolchada que hace que el niño no esté en contacto con la silla mismo. Es blandita, agradable y reduce las vibraciones.  Viene confeccionada con un tejido de invierno y otro de verano para no necesitar adquirir colchonetas a parte.
  • Arnés: La percepción que tengo es de que el arnés tiene una altura ideal. Como podéis ver en la foto queda a la altura del abdomen y queda más recogido. Cuando M era bebé, como era tan pequeña, nos costó encontrar un cochecito con un arnés que no le permitiese escurrirse hacia abajo y se le acababa curvando la lumbar. Supongo que por eso ahora nos fijamos tanto.  Eso sí, la regulación de una posición a otra es mejorable porque lleva algo de tiempo hacerlo.  Así que cuando lo hagáis, contad con que os va a llevar un rato.

  • Capota: Tiene una capota con tres posiciones. Aquí las tenéis:
  • Material de la capota: El material de la capota es rígido por lo que los rayos solares no penetran de ninguna manera.
  • Capota ventilada: No estamos en verano todavía y nosotros ya vamos con la capota ventilada la mayor parte del tiempo ¡Hace un calor por estas tierras! La apertura es amplia y muy fácil de abrir y cerrar.

  • Tejidos:  Los tejidos exteriores de hamaca y capazo son impermeables, de manera que el frío o la humedad afecten lo menos posible a los peques.  No obstante, los tejidos interiores con los que ellos están en contacto son transpirables y suaves, evitando así la concentración de calor o sofocación.   Los cambios bruscos de temperatura afectan considerablemente al descanso del bebé y por eso el equipo que ha desarrollado el NIDUS ha prestado especial cuidado para evitarlos.
  • Plegado:  Como podéis observar en este vídeo es ¡impresionante! Realmente consigo hacerlo con una mano. En este momento Mr.D estaba dormido y no pude hacerlo con él en brazos, pero os aseguro que más de una vez lo he hecho. Nosotros tenemos un coche con gran maletero, por lo que lo cierro así y no necesito sacar la silla, pero hay posibilidad de dejarlo todavía más compacto sacando la silla y las ruedas (Muy fácilmente)
  • Cesta: La cesta es muy amplia y como podéis observar en la foto caben un montón de cosas  y para evitar que se caigan, cuenta con elásticos que las sujetan.

  • Manejabilidad: Aquí tenéis una demostración de lo fácil que es manejarlo ¡Hasta una niña como M puede empujarlo sin hacer casi resistencia!
  • Ligero: ¡Ultraligero! Hay pocos cochecitos de este tipo que pesen sólo 8 kg. Lo levantas como si nada. Nosotros que nos pasamos el día metiendo y sacando el cochecito del coche ¡lo agradecemos mucho!
  • Estética: Ya sabéis que no suelo hablar de estas cosas, pero es que en este caso me he llevado una grata sorpresa. Tanto los textiles como el chasis me han parecido bien acabados. Siendo un cochecito estructuralmente sencillo es ¡muy bonito!
  • Medidas:

Abierto: – 55 ancho x 70 largo x 114 alto

Plegado: – 82 largo x 20 de alto x 55 de ancho

Plegado ultra compacto: (con ruedas acopladas en la cesta) – 82 largo x 10 de alto x 45 ancho

  • Precio asequible: El NIDUS es un cochecito de dos piezas de, lo que podríamos llamar, la gama confort y su precio es de 649,00 €.  No permite la instalación de un Maxi-cosi al chasis porque en un país como Japón donde al bebé se le cuida tanto, evitan por todos los medios ponerles en posiciones poco ergonómicas y forzadas. El maxi-cosi es fantástico en un vehículo (sabéis que a mi eso me preocupa mucho) pero la postura que, por seguridad, necesita el bebé adoptar en el coche, interfiere con su necesidad de movimiento y confort fuera de él.   Así que ningún carro japonés viene con adaptadores para la silla de auto.  Fieles a esta filosofía el equipo de WOB tampoco da esta opción, y yo no puedo estar más de acuerdo con la coherencia de esa decisión.

Y esto es más o menos todo lo que os puedo contar.  Para mí dadas mis circunstancias ha resultado ser el coche ideal ¿Qué opináis vosotros? ¿os ha gustado?

 

 

También te puede interesar

1 comentario

  1. Yo reconozco que con la niña la comodidad del bebé la daba por hecha y ni me paré a pensar en si el carrito que elegíamos pudiera resultarle incómodo. Pero con el niño ¡espabilé y cambiamos mucho de ideas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *