Protección solar para bebés con ropa UPF50+

Este año, con los dos, el tema de la protección solar me trae de cabeza. Yo no sé vosotros, pero hay días que no saldría de casa. Con este solazo me quedaría más tranquila  jugando, explicando historias, cocinando ¡Lo que sea con tal de no estar bajo este sol achicharrador! Pero ya sabemos que con peques es imposible ¡Con lo que les gusta la playa y la piscina! Así que toca ingeniárselas como sea para proteger su piel.

Hace unos meses os hablaba sobre cómo les afecta el sol,cómo proteger su piel con cremas de filtros físicos (las más seguras) y sus ojos con gafas de sol. Pero todavía me faltaba algo importantísimo por explicar: LA ROPA CON PROTECCIÓN UPF 50+

elise-et-sardine
También debemos proteger sus ojos de las radiaciones solares

¿Por qué es tan importante la protección solar?

En el evento presentación de la nueva línea de protección Elise et Sardine, la Dra. Anna Estapé nos contó que el cáncer de piel no es habitual en niños, sin embargo, la piel puede acumular radiación (tiene memoria). Si, además, a esto le unimos que  en los primeros 18 años recibimos el 90% de la radiación solar que percibiremos en nuestra vida ¡Es muy importante poner conciencia real a esto!

Aproximadamente el 80% de los cánceres de piel se evitarían si, nuestros hijos, estuvieran bien protegidos frente al sol. 

Entonces, ¿es suficiente con la crema?

Los niños no son conscientes de las complicaciones que pueden derivarse en el futuro si no se protegen bien. Me juego lo que queráis que todos los que estáis leyendo esto, en algún momento, habéis vivido una situación parecida a esta:

  • Ven, que te pongo la crema antes de ir al agua.
  • No, mamá, no quiero.
  • Por favor, que es muy importante para que no te quemes.
  • Noooooooooooo, mamáaaaaaaaaaaaa, no quieroooooooooo (mientras se revuelca por la arena y tú llevas las manos súper pringadas de crema)

Si a esto le sumas otro (u otros) bebé/s corriendo alrededor,comiendo tierra o tirándola a los vecinos de toalla, que esta estampa no sólo se va a dar una vez si no todas las veces que el niño salga del agua, se pase el tiempo de la crema o se restriegue con cualquier toalla/arena ¡Apaga y vámonos! Tengamos en cuenta que ponerle crema a un niño/bebé es como intentar pescar con las manos.

¿No os parece más práctico poner la ropa de protección y así sólo tener que poner crema en manos, piernas, pies y cara?

protección-solar-elise-et-sardine
Los dos llevan siempre ropa de protección solar, aunque no haga demasiado sol.

En la web de Elise et sardine podéis encontrar esta información que me parece muy útil:

‘Varios estudios revelan que la ropa es la forma más efectiva de protección solar. El FPU es un factor que indica qué cantidad de rayos UV pueden penetrar una tela. Una camiseta con un FPU de 50 permite el paso de solo 1/50 de los rayos ultravioleta que llegan a la piel, por el contrario una camiseta de algodón solo tiene un FPU de 5. En Elise et sardine® todos nuestros productos llevan la etiqueta UPF50+. Este índice UPF, que se basa en distintos factores (densidad, color, entramado de las fibras…) nos ayuda a reconocer los mejores productos para proteger la piel de los más pequeños’

Si tenéis un rato y queréis investigar un poco más aquí os dejo un estudio sobre la protección ultravioleta proporcionada por los téxtiles. 

Los niños deberían poder ser libres jugando bajo el sol y sus padres disfrutar viéndoles 😉

protección-solar-elise-et-sardine
La protección solar no nos va a impedir darlo todo 😉

¿Ropa de protección o crema solar?

No están reñidas. Una cubre lo que la ropa no puede cubrir, pero siempre es preferible que todo lo que se pueda se tape con ropa por estos motivos:

  • Toxicidad de las cremas solares: Ya os expliqué cómo escoger una crema solar para los peques hace unos meses. En ese post os comentaba que las más recomendables son las cremas con filtros físicos biológicos. Estas no llevan productos tóxicos nocivos para su piel. Las cremas que contienen filtros químicos pueden contener tóxicos que se absorben y no son nada recomendables para la salud. En el post anteriormente citado, podrás encontrar un buscador para comprobar si tu crema contiene tóxicos ¡Os sorprenderá!
  • Es imposible equivocarse: ¿Cuántas veces os habéis puesto la crema y al llegar a casa teníais alguna zona roja? A mí me pasó hace unas semanas. No sé cómo, pero en la zona de los hombros me quedaron algunas partes sin cubrir ¡Os aseguro que me puse crema a conciencia. Pues eso con la ropa de protección no puede pasar. Lo que está cubierto siempre está protegido ¿No os da mucha tranquilidad sólo escucharlo? NO hay que volver a poner crema cada 2 horas o al salir del baño, ¡Protección total siempre!
  • Es más económico: Quizá al principio os puede parecer más caro, pero si te paras a pensar en el precio de las cremas solares y las veces que compras un bote al año comprobarás que no es así. Además de un año para otro caducan, en cambio, la ropa no.

¿Las cremas de sol afectan al fondo marino?

Evidentemente lo más importante para nosotros son nuestros peques, pero no deberíamos descuidar el medio ambiente porque es lo que les dejamos.

Si os paráis a pensar en los litros y litros de cremas químicas que van a parar al mar y por ende a los peces y plantas ¿Qué os parece?

Hay varios estudios que revelan que estamos alterando el fondo marino por culpa de el uso masivo de protectores solares:

‘Las muestras, recogidas en agosto de 2011, revelan altas concentraciones de cuatro de los principales productos que usan las cremas solares para reflejar o reducir la radiación ultravioleta. Se trata de la benzofenona, 4-metilbenciledina camfor, dos compuestos orgánicos, y los químicos dióxido de titanio y óxido de cinc.

“Los cuatro frenan el crecimiento del fitoplancton y acaban por matarlo”, explica el investigador del CSIC en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, Antonio Tovar. En concreto el organismo más afectado es la Chaetoceros gracilis, una microalga que es la base de la cadena trófica en el Mediterráneo. Sin ella, no hay alimento para los peces más pequeños y, sin éstos, para los más grandes.’

‘(…)Todavía queda por analizar el impacto directo de las cremas solares en el resto del ecosistema marino, en las praderas de posidonia y en los peces, pero, los científicos creen que hay que ir pensando en buscar alternativas. Como dice Tovar, “no vamos a dejar de protegernos del Sol (…)’

¿Buscamos alternativas entonces?

Pero, es que no me gusta nada la ropa de protección solar…

Es verdad que la oferta que hay en el mercado es bastante sosa o muy estereotipada: los niños con cochecitos y las niñas con princesas 🙁

Pero eso fue antes de conocer la  la línea de Elise et sardine 😉 ¡Es preciosa, cómoda y tiene unos colores muy veraniegos!  Justo hace unos días M me dijo que le gustaba mucho que su bañador fuese entero. Lo primero que dijo fue: ‘¡Es como de gimnasia rítmica! ¡Qué bien que ya no tendré que ponerme el bañador y encima la camiseta, ¡era muy ‘sin cómodo’ (Sí, ella lo dice así)!’

Si os pica el gusanillo de saber como son el resto de diseños de Elise et sardine los podéis encontrar todos en su web.

protección-solar-elise-et-sardine
Modelo Elise et Sardine de ropa con protección solar

 

RESUMEN DE RECOMENDACIONES:

  • La mejor manera de aplicar la crema solar es extendiéndola suavemente por el cuerpo y la cara. Para proteger los ojos mejor utilizar gafas y gorro. Es muy importante proteger las fontanelas de los rayos solares.
  • Evitar la exposición al sol desde las 12 a las 16h
  • Renovar el protector cada 2 horas o si os mojáis, sobre todo los niños que están todo el día en el agua o sudando, deberéis estar atentos para ir aplicando en las zonas que creáis que ya no tiene. (¡Es muy importante!)
  • Aplicar también en días de menos sol ya que las radiaciones solares también traspasan las nubes.
  • Los protectores solares caducan por lo que es importante cambiarlos cuando caduquen. Si una crema solar de filtro químico se caduca pierde su efectividad y además los componentes se modifican y pueden ser dañinos para la piel. En el caso de las cremas ecológicas, cuando se caducan, los componentes se separan y los aceites envejecen y pierden su efectividad.
  • A los bebés menores de 6 meses no debemos exponerlos directamente al sol.
  • Bebés mayores de 6 meses siempre deben utilizar filtro físico de óxido de zinc.
  • Aunque el cuerpo esté cubierto con ropa (sin protección UPF50+), las radiaciones también llegan a nuestra piel.
  • Llevar siempre con nosotros los imprescindibles de verano: ropa con protección UPF50+, crema de sol filtro físico 50+, gafas de sol y gorro.
protección-solar-elise-et-sardine
Nuestros imprescindibles para la protección solar

 

 

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *