¿Mi hijo no crece? ¿Mi hijo no come? ¿Qué hago?

El post de hoy es un post de urgencia. Desde el jueves pasado lo tenía pendiente pero necesitaba que un profesional me dijese que estaba en lo cierto y esta mañana ya me lo han confirmado.

La semana pasada, después de 45 minutos horribles en adaptación con el peque, me fui al CAP para que la enfermera pediátrica me dijese si teníamos alguna vacuna pendiente. Cuando llegué me dijeron que a los 15 meses le tocaba revisión, así que una de las chias que tienen en prácticas midió y pesó a MR.D. Al finalizar ese proceso la enfermera pediátrica cogió los datos y los introdujo en la página web de percentiles.

De pronto me miró y me dijo: ‘¿Qué come este niño?’ Mi respuesta fue que comía de todo… Sin dejarme terminar me dijo (Y ahora os dejo toda la conversación porque no tiene desperdicio):

E.P (Enfermera): ¿Toma pecho todavía?

Yo: (convencida de que sería una buena respuesta) Sí, claro, como hicimos con la mayor.

E.P: Pues tienes que quitarle la teta ya. Llevamos mucho tiempo diciéndote que este niño no gana peso. Ya sabes que a mí me sabe fatal decirte esto y que yo sé que el vínculo con el pecho y el peque es genial pero no crece.

Yo: Pero es que no quiero quitarle la teta. Además tanpoco le doy tantísimo.

E.p: Ya, pero le das. Ha que quitarsela por completo. Cuando salgáis a la calle lleva un paquete de galletas en el bolso y cuando te pida teta le das una galleta (A mí esto me sonó a pancarta: ‘Si pide teta/Dale una galleta’) ¿Pero lo ves, no? La teta sólo le quita el hambre y a este niño hay que nutrirlo

(Entra el doctor en la sala) E.P: Doctor ¿Puede venir un momento?

Doctor: Dime

E.P: Mire este peque, ¿ve el peso? Sólo ha engordado 200 gr y crecido 1 cm en 2 meses (de los 13 meses a los 15) Le estoy diciendo que tiene que quitarle la teta.

Doctor: (Enfadado y alzándome la voz. A todo esto con MR.D en la teta y yo sintiéndome fatal porque lo tenía así ¡y eso que jamás he dudado de seguir dándole el pecho!) NO puede ser. Este niño es el típico perfil de hijo de madre que le da la teta y no quiere comer. Hay que darle algo para estimularle el apetito o si no Pediasure.

Yo: (En estado de shock. Os recuerdo que venía súper removida de la adpatación) Pero si tampoco le doy tanta teta como para quitarle el hambre. Le doy sólo cuanod se levanta, antes de la siesta, antes de dormir y durante la noche.

Doctor: Y cuando se cae en el parque, cuando le han quitado un juguete, cuando está un poco extrañado. Al final es como a los adictos. Si a un alcohólico o a un fumador le das un cigarro o una copa va a estar todo el día pensando en que quiere otra. Lo mismo le pasa a él y por eso no come. Nada, Hay que quitarle la teta. Ven la semana que viene y te digo lo que tienes que darle. (Y se va, sin escucharme decirle si como o no come, si hace más o menos caca, etc.)

E.P: Si, ya verás no te preocupes. La semana que viene lo traes, le vacunamos y el doctor te da algo para estimular su apetito y que el niño coma más. Yo te digo que si fuera hijo mio le daria más comida porque estoy segura que si este niño comiese más, sería más alto. Adiós, nos vemos la semana que viene.

Yo: Gracias (Ojos como platos y teta fuera)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

………………..

Y así me fui a casa y se lo conté a SR. Padre. Mientras se lo explicaba me iba volviendo mi razón y todo lo que he leído sobre el tema. Miraba de reojo a Mr. D como se estaba subiendo encima de su hermana en el sofá, saltando, corriendo por la casa, etc. No le veía mal, pero aún así estaba preocupada ¿Yo? ¡Yo, que nunca me había preocupado por nada!

Al día siguiente en la guardería lo comparaba con sus compañeros, veía a algunos más altos, más gorditos, otros no. Y a mí misma me decía: ¡Deja de comparar! ¿En qué te estás convirtiendo? No estaba tranquila así que decidí ir a ver a mi pediatra de la mutua. El que siempre me saca de todos los apuros. Mariano Olivero (si sois de Barcelona ¡os lo recomiendo! ¡Es un amor y es muy respetuoso con los peques! Además de estar muy actualizado). Le conocí gracias a Alba Padró (si no habéis oído hablar de ella, cosa que dudo, os recomiendo que os paséis por Lactapp) y desde entonces siempre ha sido mi profesional de referencia.

Hoy he ido a su consulta. Rápidamente le he dicho que iba más por mí que por el peque, le he contado toda la historia y nos hemos puesto manos a la obra. Le ha pesado y medido y hemos visto que las medidas se tomaron mal.

En el CAP el niño pesaba 8.410 y medía 74 cm

En la consulta de Mariano Olivero pesaba 8.530 Kg y medía 77cm. También le ha medido la cabeza, cosa que no hicieron en el CAP

Puedo entender que una báscula dé peso erróneo, ¿pero un metro? Lo hemos medido varias veces los dos juntos, así que he visto con mism propios ojos que esa medida era la correcta ¡Es imposible que en 5 días le peque haya crecido 4 cm!

Dicho esto hemos comprobado que la cabeza ha crecido, con lo que sí hay un crecimiento óseo. Al introducir los nuevos datos su percentil nos dice que de altura está ne el 48 y que de peso está más bajito. Conclusión: Si vemos todo el proceso de crecimiento del bebé desde los 6 meses que es cuando se introducen nuevos alimentos este peque es un bebé de altura media y delgado. Si vemos toda su curva de crecimeinto podemos decir que es un niño que desde el nacimiento ha sido delgado y de estatura normal. Así que no podemos esperar que a día de hoy este bebé engorde de golpe. También me ha dicho que si tuviera algún problema, lo que hay que hacer no es dar forraje para que el niño engorde (Por el Pediasure), lo que deberíamos hacer es ir a un endocrino o observar cacas, pipís y en caso de ver algo raro iniciar analíticas que nos digan que puede haber celiaquía, diabetes, desnutrición, etc (que no es el caso).

Entonces ¿Por qué en el CAP me dieron esa charla (por no llamarle bronca) en la que parecía que mi hijo estaba desnutrido y debíamos cebarle urgentemente? ¿Por qué no dieron el paso de hacer más pruebas antes de buscar solución en quitar teta, meter estimuladores de apetito o pediasures? ¡No tengo ni idea! Sólo sé que como madre (incluyo a Sr. PAdre) siento que tengo que estar constantemente informándome, leyendo mil cosas y buscando a los mejores profesionales (suerte que tengo a Alba Padró cerquita siempre respondiendo con su gran corazón y sabiduría ¡Gracias Alba y siento lo pesada que soy a veces!) Parece que tengamos que hacer un máster en todo.

Y sí, seguiremos con la teta (Sin galleta) y esta misma tarde voy a poner una queja en el CAP y me voy a cambiar de médico para las vacunas ¡No quiero que esto vuelva a ocurrir! Que mal cuepro me dejaron…

Evidentemente si crees que tu hijo puede tener un problema de crecimiento acude a vuestro pediatra, no todos los casos son iguales.

Y aquí os dejo algunos posts que hablan sobre estos temas que creo que os pueden ayudar:

Juan Revenga: Mamá no quiero ser un enclenque

Marujismo: Pediasure, 4 nutricionistas hablan sobre el tema

Julio Basulto: Los anuncios de comida mienten, cariño

Lidia Folgar: Uno de cada dos niños dejan comida en el plato

¡Seguimos!

 

 

También te puede interesar

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *