Pañales ecológicos desechables – Pañales Pingo

¿Os suenan verdad?

Imagino que a estas alturas ya os suena la marca de pañales Pingo.

Seguro que habéis oído hablar de su suavidad, de lo blanditos que son, de que son ecológicos y que el color blanco de su celulosa se debe al tratamiento con agua oxigenada (nada de cloro).

Pañales ecológicos

Sabéis que este tema nos preocupa especialmente. Hace un tiempo os comenté que habíamos empezado a usar pañales de tela. El problema es que al empezar la guardería nos dijeron que continuar con los pañales de tela era difícil. Imaginad ese pañal sucio en la mochila tooooodo el día. Entonces tuvimos que volver a los pañales desechables por lo menos para una parte del día. Así que empezamos a alternar.

Si pensamos cuántos pañales usa un bebé al día, durante sus primeros años, la cifra es brutal. Eso provoca un impacto en el medio ambiente que inevitablemente deja huella.

Pingo tiene certificación ecológica. Sus pañales no llevan cloro, ni perfumes, ni PVC. Además están avalados por la certificación Naturmade Star, Myclimate y FSC.

Naturemade es un sello de calidad que distingue la energía 100% ecológica (Naturemade Star) y la energía que proviene de fuentes renovables (Naturemade Basic).Estos sellos garantizan que se han tomado todas las medidas para proteger el entorno a la hora de producir energía.

Es el único pañal que tiene los tres sellos de calidad medioambiental:

  • Núcleo con celulosa totalmente libre de cloro (FSC)
  • Fabricación con energía de origen renovable (NaturmadeStar)
  • Emisión de CO2 compensadas (Myclimate)

Pañales Pingo ¡sin dermatitis!

Otra de las cosas que nos trae de cabeza en casa es la dermatitis del pañal que Mr. D ha ido desarrollando. Al nacer detectamos rápidamente que su culete no era tan resistente como el de su hermana.

En el hospital utilizamos dodot porque era la que nos dieron allí, pero al llegar a casa se la intentamos cambiar y vimos que le salían rojeces que se inflaban. Como cuando te haces un arañazo poco profundo y te sale un habón. Pues algo así y con mucho picor.

Hemos probado varías marcas de pañales desechables y sólo hay una que no le produce estos picores. Pero no se ajusta con nuestra idea de ecología. Así que cambiamos a los pañales de tela. Fue un diez, hasta que tuvimos que cambiar de idea por la guardería.

Volvimos a los antiguos pañales desechables por miedo a probar otras marcas. Cuando tu peque es sensible a estas cosas y se le irrita tanto el culete que te pasas una semana intentando solucionar esos picores, te lo piensas mucho antes de hacer el cambio. Pero entonces apareció la oportunidad de probar los Pañales Pingo.

Me llamó la atención que no tuvieran tóxicos. Eso era un punto a favor y una probabilidad muy grande de que no le produjeran dermatitis.

  • Celulosa sin cloro.

Al llevar materiales que están formados por celulosa FSC tratada con agua oxigenada 100% exenta de cloro o dioxinas, dejan respirar la piel del bebé. Es la única marca que se comercializa en España con esta tecnología. Normalmente se utiliza un proceso a base de gases de cloro, muy contaminante y que deja dioxinas que, inevitablemente, entrarán en contacto con la piel del bebé.

  • Sin irritaciones y sin alergias.

Como os comentaba, tengo un buen tester en casa. Os puedo asegurar que no ha habido ni rastro de irritaciones, ni alergias en la piel de Mr.D. Además son tan suaves al tacto que es imposible que le provoquen rozaduras. Están especialmente indicados para bebés con dermatitis o pieles sensibles.

¿Ajustan bien?

El ajuste es perfecto. Y mira que tenía mis dudas porque ya sabéis que a Mr.D no le sobra ni un gramo de grasilla.

Nuestro peque es más bien delgadito y sin culete. Eso hace que algunos pañales no se le ajusten bien de la pierna y tengamos escapes de pipí y de lo que no es pipí 😉

Llevamos 15 días usando pañales pingo, durante el día y para dormir y ¡ni una fuga!

Toallitas Pingo

Antes de explicaros la composición de sus toallitas quiero daros mi opinión personal:

‘Sencillamente ¡me han encantado! Por su textura suave, por cómo arrastran la suciedad (con una sóla toallitas lo quitas casi todo), porque son bastante húmedas pero no llevan nada de perfume. Por todo esto ¡me encantan!’

COMPOSICIÓN DE LAS TOALLITAS (96.3% agua): Premio al mejor producto Ecológico para bebés en Francia 2018

No contienen parabenos, ni colorantes, ni perfumes, ni productos irritantes (test dermatólogico). Además, tienen aloe vera y camomila para prevenir irritaciones.

El tejido está elaborado a partir de celulosa ecológica certificada FSC. Y es muy suave.

Indicadas para todo tipo de pieles, especialmente para las sensibles (ph igual que la piel). El tejido es suave y resistente, permitiendo una limpieza eficaz sin dañar la piel del bebé.

Tanto la loción, como el tejido 100% biodegradables no tienen parabenos, sin colorantes, sin perfume, sin PEG, sin Phenoxyethanol

Cómo veis a nosotros nos han conquistado 😉

¿Los habéis probado? ¿Nos dais vuestra opinión?

También te puede interesar

1 comentario

  1. Buenos dias, no sabes que bien me biene este post, justo ayer al ver a tu peque iba a preguntarte por los pañeles puesto que estoy en busca de probar una nueva marca y que le vayan bien. Desde que nació usa los Dodot sensitive y ahora activity y le van genial. Pero ahora está en medio de dos tallas por lo que no le termina de ajustar, Carlos es de percentil bajo, hemos probado varias marcas y con todas al no transpirar bien se le irrita. Probaré estos a ver que tal, tb probare las toallitas puesto que en casa usamos linimento y agua micelar con algodones,pero claro para la calle toallitas normales. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *