Vacaciones con niños – Airbnb

Airbnb

¿Coincidimos todos en que viajar con niños es otro mundo?

Antes de ser madre me iba de vacaciones de cualquier manera. De hecho, muchas veces elegía destino sin pensar en donde dormir. Hoteles, campings, hostales, incluso en furgoneta, pero siempre lo pensaba a última hora.

Ahora de eso ¡ni hablar! No sólo pensamos donde dormir sino que además la idea es tener cocina y todo lo necesario para los descansos de los pequeños.

Los ritmos infantiles en las vacaciones

Yo no sé vuestros peques, pero los míos son muy dados a seguir un horario. No se lo hemos marcado nosotros, ellos mismos nos han ido marcando sus necesidades horarias en comidas y sueño ¡parecen relojes suizos!

Ninguno de los dos perdona que nos pasemos más de 30 minutos de su hora de comer, cenar o dormir. Si se nos echa el tiempo encima entran en un bucle terrible de llantos y malestar en el que no disfrutan ni ellos, ni evidentemente, nosotros. Así que la idea maravillosa de hotel ha pasado a la historia. No me apetece tener que pasar las vacaciones cenando todos a las 20h y encerrándonos en la habitación de hotel a las 21h. Los días se hacen mucho más cortos y casi no puedes hablar por si la despiertas, etc.

vacaciones en familia

Por lo tanto las dos opciones que nosotros utilizamos para nuestras vacaciones siempre son: Airbnb y campings. Los campings los dejamos para las zonas cercanas a nuestra casa, por no tener que ir cargando tienda y bártulos varios. Pero para las vacaciones grandes, si viajamos un poco más lejos, nos vamos con Airbnb.

¿Cómo te alimentas cuando vas de vacaciones?

Ya sabéis que somos muy fan de comer lo menos procesado posible. Nos gusta comprar alimentos frescos y cocinarlos en casa. Cuando nos vamos de vacaciones nos pasa lo mismo.

Vacaciones suele ser sinónimo de comer mal, pero esto pasa porque no tenemos una cocina a mano y acabamos tirando de restaurantes o fastfood. Y si encima estamos en un destino en el que no entendemos el idioma o no sabemos muy bien cómo es su gastronomia ¡apaga y vámonos!

Cuando M tenía un año y medio viajamos a Nueva York. Yo ya había estado y sabía que no sería fácil encontrar restaurantes donde la comida fuese ideal para la pequeña. La estancia allí iba a ser de 10 días, por lo que pensar en más de una semana comiendo mal se me hacía un mundo. Pensamos mucho cómo hacerlo y finalmente nos decidimos por probar Airbnb. Era la primera vez que nos alojariamos en uno de los pisos de esa plataforma y teníamos mucha curiosidad de saber si acertaríamos.

vacaciones en familia

¡Bingo! Fue la mejor decisión. Muy cómodo para toda la familia. la peque podía descansar cuando quería, nosotros podíamos estar en el salón charlando sin tener que estar encerrados en una habitación de hotel y para las comidas, era tan fácil como por la mañana hacer el tupper de la peque y ¡Ciao problema! Y no os digo nada de la pedazo de cama kingsize que nos encontramos ¡Una pasada de apartamento a un precio muy asequible!

¿Cómo funciona Airbnb?

Buscar alojamiento en Airbnb es muy fácil. Aquí os dejo algunas instrucciones para que podáis empezar a mirar. No tiene demasiado misterio:

  • Descárgate la aplicación para móvil o tablet de Airbnb La manera más fácil de buscar alojamiento es descargándote la app. Tendrás tiempo en tus ratos libres de introducir destinos y así poder ver todos los alojamientos: casas, pisos, lofts, etc. Todos tienen fotos de la mayoría de las estancias de la casa. Si alguna te gusta puedes guardarla en favoritos para así elegir más tarde cuál será la defintiva. Yo me puedo pasar horas eligiendo 
  • Contacto con el propietario. Una vez ya has encontrado la casa que te gusta puedes enviarle un mensaje al propietario con las fechas seleccionadas. En principio tienes un calendario que te dice si está disponible los días que has elegido, pero antes de confirmar tendrás que esperar que le propietario acepte tu reserva. Si tienes dudas puedes preguntarle por chat y siempre contestan súper rápido.
  • Llegada al lugar. Una vez aceptada la reserva sólo queda llegar a tu casa de vacaciones. Al llegar allí te recibirá el propietario.
  • A disfrutar. Ya puedes disfrutar de la zona y de tu casa de vacaciones, pero eso sí, debes ser cuidadoso con todo lo que te rodea. A nosotros nos gusta encontrar todo al detalle y bien cuidado, como si estuvieses en tu casa o mejor, por lo tanto debemos cuidarla con el mismo mimo

Evento Madresfera

Y todo esto os lo cuento porque esta semana estuve en un evento que organizó Madresfera junto a Airbnb en un o de sus alojamientos (Más abajo os dejo las fotos porque era espectacular).

La nutricionista Julia Farré nos explicó muchas maneras de organizar los menús de vacaciones para que podamos seguir comiendo sano, aunque estamos lejos de casa.

vacaciones en familia
Julia Farré mostrándonos la manera más eficaz de organizar los menús de vacaciones

Le acompañaba también Sara, de ‘La Salsamenta’ y anfitriona de experiencias a través de Airbnb, que nos hizo una súper receta de Pollo con arroz al estilo asiático ¡Riquísimo!

Me entraron unas ganas de quedarme en esa casa charlando con todas las invitadas. Porque no me digáis que no es maravillosa.

¿Y tú cómo organizas tus menús vacacionales?

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *