¿Qué hago hoy para cenar? – Receta rápida con Aneto

¿Cuántas veces os habéis hecho esa pregunta? Venga, a ver si consigues contarlas ¡Yo, imposible! Porque esta pregunta me la he hecho millones de veces. Suerte que suelo tener cerca diferentes caldos Aneto

Hoy os explicaba en Instagram que no soy una madre perfecta y tampoco lo pretendo y el tema de las comidas es uno de los campos donde he tenido que ceder un poco.

Esto es lo que pasaba mientras yo preparaba la cena de hace unas semanas

Hasta hace poco mi preocupación por que los niños comiesen equilibrado y variado era un estrés continuo. Me preocupaba en exceso, demasiado. Esto no significa que ya no me ocupe (prefiero esta palabra a ‘preocupar’ que parece que llevo algo negativo implícito), el tema es que había algo que no estaba haciendo bien: ‘TODO EN EXCESO ES MALO’

Mis hijos siguen comiendo sano y fresco, siempre compro los alimentos frescos y los cocino yo, pero ¿Qué pasa si un día comen una hamburguesa ya peparada? ¿Qué pasa si un día toman sopa de brick? ¡No pasa nada!Porque ¿Sabéis qué es lo más importante? ¡Ser feliz para que ellos te vean felices! Os parecerá mentira, pero eso también alimenta.

Y fuera de eso, lo importante es que si un día tienes que tirar de caldo de brick, sea de calidad. Y en eso ya sabéis que desde que fui a la fábrica de Aneto, me tienen el corazón robado 😉

RECETA FÁCIL Y CON INGREDIENTES SENCILLO

Y como me encanta compartir cosas con vosotras, este post en realidad es para pasaros una receta que a mí me funciona de maravilla y la hago en un abrir y cerrar de ojos.

Quinoa con salsa de champiñones

INGREDIENTES:

  • 150 gramos de quinoa
  • 2 vasos de caldo de verduras Aneto
  • Champiñones
  • Ajo y cebolla
  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • Nata para cocinar
  • Parmesano (o grana padano)
  • Canela, pimienta, nuez moscada

Una de las cosas más importantes antes de empezar la receta es saber que todos los granos (quinoa, arroz, lenteja, etc) siempre se deben lavar antes de cocinar.

  • Lavar la quinoa
  • Saltear el ajo y la cebolla ligeramente con un poco de AOVE
  • Añadimos los champiñones cortados finitos (a quien le guste encontrarse los champiñones enteros, no hace falta que los corte)
  • Una vez la cebolla, el ajo y los champiñones están doraditos, añadimos la quinoa y salteamos un minuto.
  • Añadir el caldo de verduras Aneto (es importante vigilar el caldo y si veis que se consume y la quinoa todavía no está hecha, debereis ir agregando más)
  • cocinar de 10 a 15 minutos hasta que doble el volumen y consuma todo el caldo
  • Una vez terminado este proceso (importante no debe quedar aguado), puedes añadir un poco de nata para cocinar (también de avena)
  • Para finalizar añade nuez moscada, un pelín pequeño de pimienta (si quieres darle un toque más exótico añade una chispa de canela)
  • Añade el parmesano rallado y ¡Ya tienes listo un plato en 15 minutos!

Este es mi salvavidas una vez por semana 😉 Y a los niños les encanta. Es fácil de comer, lo puedes servir caliente o más fresquito para verano. También se puede hacer con agua, pero no os lo recomiendo porque el caldo de verduras Aneto le da un sabor súper especial.

YO antes nunca cocinaba con caldos porque tener caldo mio preparado se me hacia un mundo, y los caldos del supermercado no me gustaban. Pero desde que conocí la fábrica de Aneto, estoy súper tranquila porque sé que lo que le estoy poniendo a la comida es de calidad.

¿Os animáis a probarla? ¿Vosotros también cocináis con caldos o no os atrevéis?

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *