¿Puedo salir a correr con un cochecito de bebé común?

Una de las cosas que más me preguntan desde que empecé con el blog es si se puede correr con un cochecito de bebé común. Hoy me lo ha preguntado “Una madre como tú” y rápidamente he querido contestarle con este post porque creo que es algo que os interesa a muchos.  🙂

Por poder, sí se puede, pero bajo mi punto de vista no es muy recomendable. ¿Por qué? Es fácil creer que las sillas de paseo y los cochecitos para correr funcionan de la misma manera y por lo tanto pueden ser intercambiables. Pues no. Las estructuras y las características son muy diferentes. Estos son los puntos más relevantes que nos indican por qué:

  • Las sillas de paseo tienen un propósito muy específico: Pasear con un bebé. Para ello tiene cuatro ruedas pequeñas, giratorias, maniobrables que hacen que sea fácil moverse a una velocidad lenta. Estas ruedas no son seguras cuando alcanzamos velocidades más rápidas ya que pueden hacernos volcar fácilmente (aunque creas que no vas muy rápido, mira este vídeo y verás que la peque da botecitos y se mueve bastante mientras corremos. Con un cochecito de running ni lo nota, pero con un cochecito común no creo que pudieras avanzar más de dos metros sin que te pida que la rescates). Fíjate en los coches 4×4. Las ruedas son más grandes, más anchas y más robustas. En cambio las de un seat Ibiza son pequeñas y Es evidente que si metes un Ibiza en la montaña con baches y relieves imposibles llegará un momento que volcarás. Con un 4×4 ni te enteras. Por desgracia no siempre tenemos pistas perfectas preparadas para correr. Por mi experiencia me he encontrado con más terrenos difíciles que pistas suaves.
  • Los neumáticos son más grandes. Normalmente son ruedas de 16″ (o +) en la parte posterior y 12″ (o +) en la parte delantera. Gracias a estas ruedas la amortiguación es mucho mejor y se transmite menos impacto al bebé (su espalda os lo agradecerá). Al ser ruedas más grandes también reducen la resistencia cuando estás en movimiento, por lo que al empujar se requiere menos esfuerzo.
  • Las ruedas llevan cámara de aire. Los cochecitos de paseo común suelen tener las ruedas de plástico y esto hace que no reduzcan el movimiento y que no sean muy recomendables en terrenos desiguales. Es importante vigilar la presión de inflado de los neumáticos y seguir las pautas que cada marca muestra en su libro de instrucciones.
  • Sistemas de amortiguación efectivos. El cochecito de running cuenta con un sistema de amortiguación  que absorbe los baches que os encontréis en el camino.
  • Normalmente en las sillas de running no puedes acoplar un capazo porque no es recomendable correr con un bebé más pequeño de 9 meses, por la recuperación de la madre y porque el bebé es demasiado delicado para exponerlo a una carrera. Con una silla de paseo común se pueden cometer errores como el de la foto (¿veis el capazo?). Hay que darse el tiempo necesario para recuperarse antes de hacer deporte (soy muy pesada con esto pero es muy muy muy muy importante)
  • Los cochecitos de running tienen la rueda de delante fija. Esto ayuda a evitar los giros bruscos para que no se produzcan lesiones. Existen algunos cochecitos que permiten desbloquear la rueda y así poder utilizarlo tanto de paseo como para correr. Otros también permiten afinar la posición de bloqueo frontal para correr totalmente en línea recta.
  • Las ruedas están separadas por una larga distancia. La rueda delantera se aleja por delante del centro de gravedad del bebé para absorber mejor los impactos porque la ruedas sube y baja con total libertad.
  • Tienen unos frenos pensados para detenerse de forma suave o rápida, según necesitemos. (Por experiencia en la carrera en la que participamos me di cuenta que era necesario utilizar el freno de forma suave para no atropellar a los demás participantes).
  • Cuentan con una correa firme y segura que va anclada al manillar y se coloca alrededor de la muñeca para mantener el control en todo momento. En cuestas muy inclinadas o cruces esta correa es esencial por si se te suelta el cochecito. Algunos cochecitos comunes también las llevan pero no son tan anchas y fuertes (pensad que tienen que frenar velocidad, no sólo peso) ¡Es muy importante utilizarla!
  • El arnés suele ser de cinco puntos, similar al de los asientos de seguridad para niños. Unas correas van sobre los hombros, otras a las caderas y se abrochan entre las piernas para que el bebé esté completamente seguro y minimizar lesiones en caso de accidente.
  • Cesta inferior de gran capacidad para almacenar botellas de agua y todos lo que necesite el bebé (pañales, agua, comida, etc.) Hablar de esta cesta parece innecesario pero no lo es porque juega un papel importante en la distribución de pesos. No es práctico ni seguro   llevar un bolso colgando del manillar para salir a correr.
  • Los cochecitos están diseñados para que tu cuerpo se amolde a su estructura y que el movimiento sea fácil. Piensa que al correr estiras más las piernas y jamás deben chocar contra el cochecito. Los brazos deben ir a una altura determinada manera para no cargar la espalda. No sé si una silla de paseo ofrece estas características.

Es evidente que comprar un cochecito de running es una inversión importante por ello siempre contesto lo mismo: “¿Cuál es tu objetivo con el running? ¿Realmente es algo que vas a practicar con tu familia o es simplemente un capricho transitorio?” Soy tan insistente porque si es algo que no tienes muy claro es mejor que pruebes durante unos días con el cochecito común (en pistas sin relieves ni subidas ni bajadas). Si es algo que no va contigo y te gastas el dinero en ello, con el tiempo te sentirás frustrada porque ese “aparato” te recordará siempre que no se cumplió tu deseo (algo así como cuando compras una bici estática, una cinta para correr o el aparato de hacer abdominales que anuncian en televisión…¿esto os suena más?) Si realmente es algo que va contigo o con tu familia lo sabréis enseguida porque ¡Se nota! 🙂

En definitiva, como todo ¡Hay que probarlo!…no te quedes con la duda.

¡Run, people, run!

También te puede interesar

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *