Collares lactancia, dentición o porteo ¿Son realmente útiles?

¿Alguna vez has oído hablar de los collares de lactancia, dentición o porteo?

Estos collares están pensados para las mamás y bebés lactantes, en proceso de dentición o para las familias que portean. Sí, los papás también pueden usarlo ¿por qué no?

¿Para qué sirven?

Estos collares normalmente están fabricados con materiales de diferentes texturas, colores y formas. Gracias a estas características sirven de:

  • estimulación
  • alivia el dolor de los primeros dientes (puedes meterlo en la nevera y así las cuentas estarán fresquitas)
  • desarrollo de la motricidad fina
  • entretenimiento para el peque mientras toma el pecho o viaja en el portabebés.

A nosotros nos regalaron uno cuando M tenía 4 meses. ¡Os prometo que vi la luz! 😉

Nuestra pequeña tenía la manía de arañar, dar pellizquitos molestos o intentar arrancarnos los lunares mientras tomaba el pecho, se intentaba dormir o iba en la mochila. Con el tiempo me he dado cuenta que casi todos los bebés del mundo tienen manías similares.  Cuando estrenamos el collar de lactancia se acabaron las marcas de guerra en hombros, cuello y pechos. Prefería morder, arañar o apretar las bolitas del collar.

Tipos y materiales para los collares 

Lo primero que tengo que recomendar en este apartado es que tengáis cuidado con los materiales de estos productos. Como sabéis todos los objetos que el bebé se va a llevar a la boca deben estar libres de tóxicos y estar preparados para ello.

Se recomienda que:

  • Es preferible que no contengan plásticos, si es así debe llevar la indicación de que no contienen ninguno de estos tóxicos: Formaldehídos, Ftalatos, Bisphenol A (BPA), PVC.
  • Si el envoltorio lleva la frase ‘No tóxico’ y el sello de control es suficiente.
  • Saber quien es la marca fabricante y de donde proviene.
  • No deben contener partes pequeñas que puedan desprenderse, y puedan bloquear sus vías respiratorias.
  • Los que contienen madera es importante que las pinturas y tintes sean no tóxicas y libres de metales (plomo)
  • Los que contienen piezas de tela deberían ser de algodón orgánico que está cultivado libre de pesticidas. De no ser así, si es de algodón también está bien. Evitar las telas sintéticas.
  • Los que contienen siliconas deben ser siliconas alimentarias libres de sustancias tóxicas como:  BPA, Cadmio, Ftalatos, Látex, metales, PVC
  • Nunca debes dejar al bebé sólo con el collar puesto que podría enredarse con él.

Accesorio a la moda

Ser madre no debería estar reñido con vestirse y arreglarse como una desee. Los modelos de collares son muy diferentes. Se pueden encontrar modelos más de cada día, más hippies, más modernos y también elegantes.

Hace unos meses estuve en el #mbday de Madresfera y Mamichic nos regaló uno a cada una. Tengo que decir M ya tiene 2 años y no le duelen los dientecillos pero le encanta morderlo y yo me lo sigo poniendo para salir a la calle cuando me voy sola 😉

collar mamichic
¿A que es molón?

¿Habéis probado estos collares? ¿Qué material os gusta más?

También te puede interesar

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *