Comparativa: Bugaboo Ant vs Babyzen Yoyo+

Comparativa Babyzen Yoyo+ Bugaboo Ant

El otro día os presentábamos el Bugaboo Ant, el nuevo ultracompacto de Bugaboo que entra en el mercado pisando fuerte. Puesto que el pionero, y rey, de los ultracompactos ha sido siempre el Babyzen Yoyo+; la comparativa del Bugaboo Ant vs Babyzen Yoyo+ no se podía hacer esperar.

Hemos medido, probado, plegado, desplegado… y aquí te traemos nuestro análisis.

Bugaboo Ant vs Babyzen Yoyo+

Combinaciones de chasis y color

Cuando compramos cualquiera de estos dos cochecitos, ambos vienen en dos cajas: una con el chasis y la otra con el pack de estilo para darle la pincelada de color.

El Babyzen Yoyo+ está disponible en 2 colores de chasis, blanco o negro, y en 9 combinaciones de color, todas ellas al mismo precio, 399€. El Bugaboo Ant en cambio, está en chasis aluminio o negro y podemos combinarlo de 5 maneras distintas; diferenciando 3 de la gama Core desde 499€ y 2 de la gama Premium desde 519€: algo más cara y en tejidos de material reciclado.

En el apartado de precio, la diferencia de 100€ de más por el Bugaboo Ant podría hacer que más de uno se decantara por el Babyzen Yoyo+

En cuanto a apariencia, con el chasis del Yoyo+ viene la funda de la silla de color negro, y el pack color trae la capota y la colchoneta del color que elijamos. El Bugaboo Ant en cambio tiene más opciones personalizables: capota, funda de silla, llantas para ruedas y paneles laterales.

Diferencias a primera vista

Una diferencia clara sería la capota extensible del Ant, que cubre un poco más que la del Yoyo+, aunque dentro de los accesorios opcionales, al Yoyo+ podemos ponerle una sombrilla y al Ant no. También comentar que la capota del Yoyo+ tiene una ventanita de serie para poder ver al bebé; mientras que Bugaboo únicamente la ha añadido en las combinaciones de textiles Premium.

La cesta del Babyzen Yoyo+ aguanta unos 5 kg de peso, mientras que el Bugaboo Ant dispone de dos cestas: una de 5 kg y una de 3 kg, ésta última accesible incluso plegado. A nivel de capacidad de carga, el Bugaboo Ant admite más volumen total y mejor accesibilidad.

Los manillares también son distintos: Babyzen apuesta por la espuma y una forma curvilínea, mientras que Bugaboo nos sorprende con el plástico -a diferencia del resto de sus cochecitos con manillares de piel- y una forma mucho más recta, favoreciendo una conducción más natural, sobre todo para quiénes sean más anchos de espalda. Además, un punto que analizaremos a fondo será la altura de ambos.

¡Tomamos medidas!

Hemos cogido las medidas y pesos que nos dan los fabricantes y las hemos tomado nosotros; y hay ciertas diferencias que podréis observar en la siguiente tabla.

Tabla de medidas comparativa Babyzen Yoyo+ vs Bugaboo Ant

Aunque el Bugaboo Ant una vez plegado tiene unas líneas muy limpias, el Babyzen Yoyo+ sigue ocupando menos; además, entre ambos hay una diferencia de 1,4 kg, siendo en este punto claro ganador el Yoyo+. Como crítica, viendo que esto es recurrente en la mayoría de marcas, agradeceríamos que los fabricantes de cochecitos calibraran de vez en cuando sus aparatos de medición.

Bugaboo Ant y Babyzen Yoyo+ plegado compacto

Ahora bien, si debemos transportarlo plegado, aunque la correa del Yoyo+ nos permite llevarlo en el hombro durante trayectos cortos, el Bugaboo Ant tiene la posición tipo trolley que hace que su transporte sea muy cómodo sin tener que cargar peso. Esto último, junto con la cesta exterior que sigue siendo accesible aún plegado o en posición trolley, hace que en desplazamientos tipo “aeropuerto” puedas usarlo como una pequeña maleta con 3 kg de capacidad.

¿Quién ganará en comodidad?

Tabla de medidas comparativa Babyzen Yoyo+ vs Bugaboo Ant

En cuanto a ergonomía, hemos medido la altura de los respaldos, la profundidad de los asientos, la distancia del asiento al suelo… Y hemos podido comprobar que, aunque a primera vista el Bugaboo Ant parece “poca cosa”, nos ha sorprendido que está muy a la par en centímetros. Algunas de las cosas en las que suele pecar el Yoyo+ es en la altura de su respaldo, que es bastante baja y a niños más grandes se les sale la cabeza. En el Bugaboo Ant lo han solucionado con un respaldo 12,5 cm más alto, ¡que no es poco! Y destacamos que también es regulable en altura, tal y como comentamos en el post anterior.

Alturas respaldos Bugaboo Ant Babyzen Yoyo+

En cuanto a la amplitud del asiento, visualmente el Yoyo+ se ve más amplio debido a ese refuerzo lateral de tela del cual carece el Ant. Creemos que la espalda quedará algo más recogida en el buque insignia de Babyzen.

Donde encontramos algo más de miga es en los ángulos de inclinación; por lo que vamos a meternos de lleno a ello, y para eso, debemos mencionar que una diferencia clara respecto al Yoyo+ es que la silla del Bugaboo Ant es reversible.

Posiciones de reclinado

Ya en el post del unboxing del Bugaboo Ant que podéis leer aquí, veíamos que la silla se puede poner mirando a los papás o de cara al mundo. Dependiendo de la posición de la silla, ésta podía reclinar de diferentes maneras.

Mirando de cara a los papás, tenemos 3 posiciones: 105º, 125º y 175º, prácticamente 180º. Ahora bien, de cara al mundo, las posiciones se reducen a 2: 105º y 125º.

Para poder realizar un análisis real, tendremos en cuenta que el Babyzen Yoyo+ con el pack de nacimiento 0+, el bebé se posiciona de cara a los papás a 180º, en una única posición: punto a favor para Bugaboo, que de cara a los padres tiene 3 posiciones. Sin embargo, de cara al mundo, el Yoyo+ tiene una posición mínima de 119º y una posición máxima de 145º, por lo que su posición más reclinada es superior a la del Ant, que únicamente llega a los 125º: punto a favor para Babyzen.

El Bugaboo Ant tiene más posiciones de reclinado de cara a los padres pero el Babyzen Yoyo+ tiene un ángulo de inclinación superior de cara al mundo

Babyzen Yoyo+ y su reposapiés

La distancia al suelo desde el asiento es la misma en ambos cochecitos, aunque a primer golpe de vista parezca que el Ant es más bajo. Lo que sí es diferente es la distancia del asiento al reposapiés que tiene el chasis en la parte delantera. La hormiguita de Bugaboo tiene una distancia de 30 cm, mientras que el Yoyo+ ronda los 23 cm. No sólo la distancia es inferior sino que además, en el caso del Yoyo podemos añadir el nuevo reposapiés opcional que le da 11 cm más.

Manillar fijo vs regulable

Si hablamos de manillares, la primera sensación que nos da el ultracompacto de Bugaboo es la de un manillar muy alto. Para nuestra sorpresa, Babyzen le saca en su parte más alta (recordemos que tiene una forma redondeada) unos 2 cm. Sin embargo, cuando conducimos una sillita de paseo no colocamos las manos en la posición central, por lo que en perspectiva, el manillar del Bugaboo Ant quedaría igual de alto. Ahora bien, la firma holandesa ha hecho que el manillar del Ant sea regulable en altura y pueda ponerse en una posición más baja incluso.

Bugaboo introduce un manillar de dos posiciones; una de ellas igualando a la silla de Babyzen, pero la siguiente es incluso más baja. Suponemos que la culpa la tendrá el diseño y que el tipo de plegado tan compacto no permitirá meter un manillar más alto. Por lo menos, las personas bajitas tendremos una posición algo más cómoda.

En cuanto a la percepción, el manillar del Babyzen Yoyo+ lo vemos algo más robusto; en movimiento, el del Bugaboo Ant no nos drefrauda. Las líneas rectas permiten que maniobrar el cochecito sea algo más cómodo en comparativa con la redondez del manillar del Yoyo+; y aunque el plástico no parece de gran calidad, lo preferimos en comparación al de espuma.

Diferencias manillares Bugaboo Ant Babyzen Yoyo+

En cuestión de textiles, ambas marcas nos han facilitado mucho las cosas: son lavables a máquina ambos.

Suspensión y maniobrabilidad: análisis a fondo

En cuanto al tamaño de ruedas y la suspensión, el Yoyo+ presenta 4 ruedas de igual diámetro con suspensión delantera y trasera; mientras que el Ant presenta diámetros distintos entre ruedas delanteras y traseras; y su suspensión es delantera y central.

Que las ruedas delanteras sean más pequeñas teóricamente aumentan la maniobrabilidad; además, Bugaboo ha añadido una banda de rodadura central que disminuye la fricción de la rueda dependiendo del tipo de terreno.

Nosotros hemos ido un paso más allá, hemos probado ambos cochecitos con peso y hemos realizado una prueba con sensores para determinar la vibración que recibe el bebé o niño en el asiento.

Gráfica comparativa vibraciones Babyzen Yoyo+ Bugaboo Ant

En este experimento probamos ambos cochecitos en terreno urbano subiendo y bajando un bordillo. Como podéis observar en la gráfica, no podemos dictaminar que haya una diferencia significativa entre ambos en comportamiento dinámico. Por otra parte, sí hay diferencias en la subida de bordillos, puesto que en nuestras mediciones, se necesitaba un 30% menos de fuerza para subir con el Bugaboo Ant. Esto se explica por el diseño del cochecito y dónde apunta el manillar, en el caso del Ant, directamente a las ruedas delanteras con un sistema telescópico y con menos articulaciones que el Yoyo. También hay otra ventaja geométrica del Bugaboo por la mayor distancia entre las ruedas traseras (punto de apoyo) respecto el extremo del manillar (palanca).

Para completar esta comparativa del Bugaboo Ant con el Babyzen Yoyo, varios miembros del equipo Laboratorio de mamá decidimos probar ambas sillas de paseo.

En cuanto a comportamiento dinámico, hay unanimidad; el Bugaboo Ant responde muy bien a los giros incluso bruscos, sin levantar las ruedas del suelo; en cambio, el eje tan estrecho de las ruedas traseras del Yoyo+ hacen que este pierda cierta estabilidad ante maniobras bruscas. También la conducción es ligeramente algo más suave en el primero.

La percepción del equipo hace que puntuemos ligeramente por encima al Bugaboo Ant en cuanto a conducción agradable

Sillas ligeras de plegado compacto

En cuanto al tiempo que tardamos en plegar uno u otro, después de repetir los plegados varias veces cronometrándonos; hemos podido sacar una media de 4,8 segundos para el plegado en 4 pasos del Yoyo+ (manillar abajo, botón blanco, palanca roja y plegar) y 10 segundos para el plegado en 6 pasos del Ant (doblar abrazaderas de capota, bajar altura de respaldo, doblar respaldo, quitar bloqueo del chasis para juntar ruedas, juntar ruedas y bajar manillar).

El plegado y desplegado tan rápido del Babyzen Yoyo+ sigue siendo inigualable en el mercado

Accesorios

Tabla Accesorios no incluidos Babyzen Yoyo+ Bugaboo Ant

Si nos metemos de lleno en el tema de accesorios, lo hemos dejado bien claro en la tabla. Babyzen nos añade el plástico de lluvia mientras que Bugaboo considera que su uso es excepcional y si lo quieres, tendrás uno de muchísima mejor calidad por 39,95€. En cuanto a accesorios opcionales, dejadme que haga mención al reposapiés del Yoyo+ y que en ambos podemos usar patinete.

Una de las preguntas que os estará rondando ahora mismo es si tenemos capazo para el Ant. Mientras que Babyzen tiene su pack de nacimiento con un minicapazo; Bugaboo nos deja bien claro que este cochecito es para bebés a partir de los 6 meses; puesto que su respaldo no está diseñado para recién nacidos. Ahora bien, como podéis ver en la tabla anterior, dentro de los accesorios no incluidos se encuentra el saco nido del Bugaboo Bee; por lo que, creemos que, para un uso ocasional, como por ejemplo un viaje al cual no queremos o podemos llevarnos nuestro cochecito con capazo, podemos emplear este tipo de saco llevando al bebé de cara a los padres totalmente reclinado.

¿Tenemos ganador?

En conclusión, después de esta comparativa entre el Babyzen Yoyo+ y el Bugaboo Ant, sin tener en cuenta la diferencia de precio entre ambos modelos; de 5 personas, 3 se han decantado por el Babyzen Yoyo+ y 2 por el Bugaboo Ant.

El “equipo Yoyo+” habla de facilidad de plegado y desplegado, de mejor estética y de superior reclinación del asiento mirando hacia afuera

El “equipo Ant” pone maniobrabilidad y comportamiento dinámico por delante, silla reversible y posición más ergonómica cuando el niño va despierto

Tenemos dos sillas de paseo ultracompactas de gama alta que se adaptarán según las necesidades de cada familia. Aún comparándolos como misma gama de cochecito, creemos que realmente están destinados a criterios y prioridades algo diferentes. Teniendo en cuenta que ambos son cochecitos que se venden como sillas de paseo ligeras para viajar, el Babyzen Yoyo+ sería incluso el cochecito perfecto para los pisos pequeños sin ascensor; mientras que el Bugaboo Ant es como una maleta perfecta para el aeropuerto que además, se convierte en cochecito de bebé.

El Babyzen Yoyo+ es una silla de paseo ultraligera que tiene un plegado muy compacto; mientras que el Bugaboo Ant es una maleta muy compacta y cómoda que se convierte en silla de paseo ultraligera.

PROS CONTRAS BUGABOO ANT BABYZEN YOYO+

Si buscas el que plega más rápido, que ocupe poco y que pese menos: Babyzen Yoyo+.

Si buscas un plegado limpio, que puedas transportar sin tener que cargar peso en el hombro: Bugaboo Ant.

¿Es importante para ti usarlo desde el nacimiento porque vives en un edificio sin ascensor? Babyzen Yoyo.

¿Buscas una silla de paseo para tu bebé de más de 6 meses y quieres que vaya mirando hacia ti? Bugaboo Ant.

Responiendo a estas preguntas más funcionales, simplemente te quedará decidir la parte más estética.

Buscas simplicidad y variedad de colores: Babyzen Yoyo; buscas elegancia y lineas limpias: Bugaboo Ant.

Nuestra bebé tester lo tiene claro: a ella le gustan los dos, siempre y cuando, papá y mamá estén cerca pendientes de ella 🙂

También te puede interesar

3 comentarios

  1. La altura del respaldo es algo tramposa, para niños mayores de 2 años aunque el Ant sea bastante mas alto simplemente no caben, porque la capota va enrasada al respaldo y no se puese subir… En el YoYo si entran, porque aunque el respaldo es mas bajito la capita es mucho mas alta… Esto ha hecho que no podamos comprar wl ant anque nos encantaba, simplemente nuestra niña no entraba

    1. Tienes razón. Lo que a priori sería una ventaja, respaldo más alto y capota extensible; en el caso de peques más grandes se convierte en desventaja. Aunque de la impresión de que el respaldo del Yoyo+ deja la cabeza más “al aire”, ese espacio de separación con la capota permite poner a niñxs más altos. En el caso del Ant, al ir a ras de respaldo, limita la altura y hace que vayan más “encajados” o que directamente no quepan.

      Muchísimas gracias por tu aportación, seguro que será de gran valor para papás que aún estén indecisos. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *