LOS LAVADOS NASALES PARA EL BEBÉ, UNA BUENA MANERA DE COMBATIR COMPLICACIONES CON LA LLEGADA DEL FRÍO

En otoño, con los cambios de temperatura y la llegada de los primeros fríos, nos encontramos de nuevo con los resfriados. El primer síntoma que solemos observar son las secreciones nasales, que en niños mayores y adolescentes generalmente sólo conlleva unos días de malestar, pero en lactantes y niños pequeños, la congestión nasal va más […]

Seguir leyendo